Kate y William piden a medios que se alejen del príncipe George, ¿por?

Los duques de Cambridge están preocupados por los últimos "incidentes" protagonizados por los paparazzi que tratan de fotografiar al pequeño.
Los duques de Cambridge están preocupados por los últimos "incidentes" protagonizados por los paparazzi que tratan de fotografiar al pequeño.
 Los duques de Cambridge están preocupados por los últimos "incidentes" protagonizados por los paparazzi que tratan de fotografiar al pequeño.  (Foto: Mario Testino)
A unos años de su matrimonio, Kate Middleton dio a luz a baby George y año y medio más tarde a la princesa Charlotte.
 A unos años de su matrimonio, Kate Middleton dio a luz a baby George y año y medio más tarde a la princesa Charlotte.  (Foto: Mario Testino)

El palacio de Kensington ha lanzado una dura advertencia contra los paparazzi que se dedican a fotografiar al príncipe George, de 2 años, -el primogénito de los duques de Cambridge y tercero en la línea de sucesión- tras varios incidentes "preocupantes" en los que los fotógrafos han llevado al extremo las técnicas para captar una imagen del pequeño, llegando incluso a ocultarse tras dunas de arena o utilizar a otros niños como anzuelo. La casa real británica ha hecho público un comunicado en el que hace referencia a los últimos "incidentes" relacionados con el príncipe George y advierte que estas prácticas son "cada vez más peligrosas". "El duque y la duquesa están felices de que los responsables de los medios de comunicación compartan su idea de que cada niño -sin importar el rol público que tengan en el futuro- merece una infancia sana, feliz y privada. Es muy desagradable que tales prácticas hayan sido desarrolladas para beneficiarse de la imagen de un niño de dos años", asegura el escrito.

En el comunicado alertan de que este comportamiento confundirá a su equipo de seguridad, que no sabrá si una persona es un riesgo o simplemente está tratando de sacar una fotografía.

Notas relacionadas:

"En un entorno de máxima seguridad esas prácticas son un riesgo para todas las personas implicadas. El problema es que no siempre será posible distinguir entre alguien haciendo fotos y alguien intentando hacer daño". Además, el texto explica que Kate y William, como padres, desean una infancia "libre de acoso y vigilancia" para sus dos hijos.


El príncipe fue captado derrochando estilo en calles de Londres.
 El príncipe fue captado derrochando estilo en calles de Londres.  (Foto: The Grosby Group)

"Todos los padres se opondrían a que alguien, particularmente si es un extraño, intentara sacar fotos de sus hijos sin su permiso", continúa el documento. El palacio de Kensington también ha señalado a través de su cuenta oficial en Twitter que los duques de Cambridge están muy "agradecidos por el apoyo recibido" y que seguirán compartiendo fotografías de los pequeños. "El duque y la duquesa quieren expresar su agradecimiento por los mensajes de apoyo recibidos en los últimos meses. Ellos han estado encantados de compartir fotografías de sus hijos y continuarán haciéndolo en los próximos meses y años. Sin embargo, todavía los paparazzi continúan persiguiendo a su hijos y vendiendo imágenes del príncipe George a medios internacionales".

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas