Catherine Zeta-Jones deja boquiabiertos a veteranos

Todos los ojos (especialmente los de los &#39Chelsea Pensioners&#39) se posaron sobre la actriz, después de que el viento estuviera a punto de hacerla enseñar de más con su arriesgado vestido.
Todos los ojos (especialmente los de los &#39Chelsea Pensioners&#39) se posaron sobre la actriz, después de que el viento estuviera a punto de hacerla enseñar de más con su arriesgado vestido.
 Todos los ojos (especialmente los de los &#39Chelsea Pensioners&#39) se posaron sobre la actriz, después de que el viento estuviera a punto de hacerla enseñar de más con su arriesgado vestido.  (Foto: Getty Images)
Catherine se presentó en Leicester Square, Londres, para la premire de Dad's Army.
 Catherine se presentó en Leicester Square, Londres, para la premire de Dad's Army.  (Foto: Getty Images)

Catherine Zeta-Jones impresionó en la premiere mundial de Dad’s Army en Londres, ataviada en un vestido Elie Saab turquesa con escote profundo y una abertura muy por arriba de la rodilla, la cual estuvo a punto de traicionarla debido a una tormenta.

La cita se dio en Leicester Square, donde la guapa actriz de 46 años estuvo escoltada por los veteranos mejor conocidos como los Chelsea Pensioners, quienes quedaron boquiabiertos al ver cómo el viento levantaba su vestido y ella, discretamente, se cubría para evitar un wardobe malfunction.


Con toda la sexytud y estilo del mundo, la intérprete trató de controlar su momento incómodo en pleno red carpet.
 Con toda la sexytud y estilo del mundo, la intérprete trató de controlar su momento incómodo en pleno red carpet.  (Foto: Getty Images)

Catherine jamás perdió el glamour incluso con el constante cambio del clima londinense, pues en todo momento dejó al descubierto en la red carpet sus atributos.


La actriz lució despampanante en la premiere mundial de Dad's Army con un arriesgado vestido.
 La actriz lució despampanante en la premiere mundial de Dad's Army con un arriesgado vestido.  (Foto: Getty Images)

Notas relacionadas:

La premiere fue una ocasión especial para algunos de los 320 Chelsea Pensioners que asistieron, pues han servido en Corea, el norte de Irlanda y la Segunda Guerra Mundial, eventos de los que el filme toma algunas referencias.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas