Rosi Orozco, la mujer que lucha contra la nueva esclavitud

La presidenta de la Comisión Unidos contra la Trata nos habló sobre las vicisitudes de su labor social y de su reciente libro `Del cielo al infierno en un día´.
La presidenta de la Comisión Unidos contra la Trata nos habló sobre las vicisitudes de su labor social y de su reciente libro `Del cielo al infierno en un día´.
 La presidenta de la Comisión Unidos contra la Trata nos habló sobre las vicisitudes de su labor social y de su reciente libro `Del cielo al infierno en un día´.  (Foto: Pablo Bouvier)
La ex diputada federal ha rescatado a 113 víctimas desde el 2005, ahora lanza una obra literaria en la que narra la historia de seis mujeres que fueron vendidas para prostitución.
 La ex diputada federal ha rescatado a 113 víctimas desde el 2005, ahora lanza una obra literaria en la que narra la historia de seis mujeres que fueron vendidas para prostitución.  (Foto: Pablo Bouvier)

Ella fue diputada federal de la Ciudad de México y se volvió activista social cuando hace ocho años recibió el caso de una joven llevada a otro país para ser prostituida y al no poder con la situación decidió suicidarse.

Se pasó una semana entera llorando y consternada por la historia, tomó cartas en el asunto y en vez de quedarse con los brazos cruzados decidió actuar, comenzar una lucha incansable contra los delincuentes que se dedican a vender gente como si fueran mercancía.

"Era 2005, no había ni una sola persona en la cárcel ni un albergue especializado en trata. Regresé a México después de ser entrenada en un proyecto en Washington en el que nos mostraron la realidad de la venta de personas en el mundo. Así comencé porque además los afectados son el sector más vulnerable de la población", comentó Orozco.

La tarea de la presidenta de la Comisión Unidos contra la Trata no ha sido nada sencilla, pues las autoridades, en su gran mayoría, se han mostrado apáticas ante el tema. "Recuerdo que una persona de la policía con un puesto muy importante me dijo: -Señora deje su sentimentalismo, a estas niñas les gusta-", recordó.

Al no tener apoyo de las autoridades, Rosi y su equipo rescataron personalmente a sus primeras tres víctimas, las cuales estaban presas en un domicilio de la delegación Venustiano Carranza.

"Una de las protagonistas de mi nuevo libro `Del cielo al infierno en un día´ -realizado en colaboración con Evangelina Hernández-, es una de esas tres chicas, a la cual bauticé como Camila. Actualmente está casada, estudia pedagogía y emprendió su propio negocio", citó la entrevistada.

El mensaje por el que ha luchado Rosi todos estos años es que la otra parte de la sociedad, la que tiene los recursos, volteé a ver a la vulnerable y les dé la mano para erradicar ese problema de esclavitud que hasta el 2011, según datos del INEGI, ha sumado 12 millones de víctimas en el país, posicionándolo en el segundo negocio ilícito más redituable para la delincuencia organizada en México, sólo por debajo del narcotráfico y arriba del tráfico de armas.

"Es un problema que nos atañe a toda la sociedad. La trata abarca la explotación sexual, laboral, extracción de órganos, matrimonios forzados, adopciones falsas y pornografía infantil. Desgraciadamente no todos corren con la suerte de Camila, hay muchos que nunca regresan a su casa", dijo Orozco.

Las historias con las que a diario se enfrenta Rosi son escalofriantes, Valerias, Camilas o Anas son violadas hasta 50 veces al día, pero justamente esa rabia que le causan los hechos es el incentivo que la impulsa todos los días a no rendirse y seguir siendo la mejor dirigente de la Comisión contra la Trata.

Y, como en todo, su labor también le ha redituado cosas positivas como el ser testigo de la integración de las víctimas a la vida normal. "El próximo mes dos de nuestras niñas se irán a Londres con la fundación The Sophie Hayes para tener un encuentro con el elenco del musical `Los Miserables´; además de convivir con personas de otras organizaciones", agregó Orozco.

Hasta el momento su organización ha atendido el caso de 133 víctimas y Rosi considera que ya existe más difusión del problema gracias a los medios de comunicación, que le han dado voz a los casos para sensibilizar a la población.

Ahora ella también se abre un nuevo canal de divulgación por medio de su libro, editado por Grupo Editorial Diamante, que se compone de seis testimonios, los cuales invitan al lector a identificar dicho problema social que se ha convertido en una nueva esclavitud.

Rosi está consciente que su tarea aún es grande, pues el número de casos que ha tratado su comisión es mínimo en comparación con las altas cifras, pero confía en que, como ahora, se abrirán paso. "Luego de rescatar a las personas solamente pueden ser canalizadas a cualquiera de los cuatro refugios que existen en el país, solamente cuatro... Hay mucha brecha por recorrer", agregó.

Por su labor, Orozco ha recibido varios reconocimientos como el Premio Juárez 2013 otorgado por el Centro de Cultura y Orientación Civil Concertación A.C., y en Nueva York le entregaron una mención en el evento `Women in the World´ 2012, como una de las cuatro mujeres más valientes de México.

"Nadie debe ser esclavo, vendido o comprado, no somos mercancía", Rosi Orozco.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Melania Trump y su elegante outfit ochentero
No te pierdas
×