Tres matrimonios sólidos del mundo social

Conoce la historia de amor de tres de las parejas más queridas en México, por haber formado familias ejemplares.
 Conoce la historia de amor de tres de las parejas más queridas en México, por haber formado familias ejemplares.  (Foto: Archivo Quién.com)

La trillada frase de las abuelitas: "Los tiempos ya no son como los de antes", no suena tan descabellada y más si se aplica en asuntos maritales, pues cada vez son más altas las cifras de divorcios, actualmente la gente ya no se casa para siempre.

En estos tiempos de crisis amorosa, es admirable encontrar matrimonios estables, tal es el caso de Manuel y Marie Thérèse Arango, Federico Sada y Liliana Melo y Alberto Baillères y Teresa Gual, quienes se han vuelto de las parejas más consentidas en el Jet Set mexicano.


Manuel y Marie Thérèse Arango
 Manuel y Marie Thérèse Arango  (Foto: Archivo Quién.com)

Ella dejó su país natal (Egipto), junto con sus padres, en el año de 1966 para residir en México, en esta nación no sólo encontró un hogar, sino también el amor de su vida, así que agradece todos los días el haber arribado al sitio correcto.

Cuando esto sucedió Marie Thérèse apenas tenía 17 años y su curiosidad juvenil era insaciable, por lo que comenzó a viajar por el país para conocer su artesanía y en esta gran travesía se enamoró y casó con Manuel, quien como regalo de bodas le compró una casa en Acapulco, que ambos han convertido en su lugar favorito.

En una entrevista que la filántropa concedió a Quién.com el mes pasado, nos contó que desde que conoció a su esposo se enamoró de él por el gran corazón que posee, que es la persona que más admira en la vida.

Marie Thérèse agregó que Manuel es quien le sembró las ganas de ayudar a los demás, que por él es que ella se involucró en el mundo altruista. Su primer reto se lo puso cuando la invitó a trabajar con él en su fundación `Compartir´ y tuvo que visitar un orfanato, esto le resultó muy difícil y el corazón se le partió cuando una pequeña la tomó de la mano y le pidió que no se fuera, pero fue entonces cuando comenzó a admirar aún más al hombre que había elegido para compartir su vida.

Uno de los secretos del matrimonio Arango es que comparten su vida privada y la complicidad paternal de sus hijas Manuela y Paula, pero sus agendas de trabajo son totalmente independientes.

"La vida con mi marido es muy fácil, como él me enseñó a ser altruista me entiende bien cuando tengo que hacer cosas, no se enoja con eso. Mi marido y yo tenemos un pacto que no los dos vamos a todos los eventos de ambos porque es imposible, cada quien cumple con sus compromisos y juntos sólo asistimos a los más importantes, ese es nuestro acuerdo", dijo en la entrevista Marie Thérèse.

Ahora que volvimos a contactar a la filántropa para preguntarle por el secreto de su matrimonio, ella nos respondió: "¿Nuestro secreto?, prefiero que lo adivinen, se los dejo a su imaginación..."

Federico Sada y Liliana Melo

La historia de amor de esta pareja regiomontana prácticamente fue a primera vista, ambos se gustaron físicamente y en cuanto se comenzaron a conocer quedaron aún más encantados uno con el otro.

Él quedó embelesado con la dulzura y gran sensibilidad de Liliana, mientras que a ella le gustó la caballerosidad y seriedad de Federico.

Como se dieron cuenta que ya no podían estar separados, decidieron unir sus vidas cuando Liliana tenía apenas 17 años y Federico siete más que ella. Su boda fue en el Club Industrial de Monterrey, el 29 de junio de 1973.

El mes pasado esta pareja cumplió 39 años de feliz matrimonio, en los que han visto crecer a sus tres hijos: Liliana, Federico y Mauricio. Actualmente se encuentran en una de las mejores etapas del ser humano: ser abuelos. La historia se repite y nuevamente tienen la dicha de cuidar y consentir a sus cuatro nietos.

Normalmente Liliana y Federico suelen ir juntos a todos los eventos sociales y siempre se les ve contentos, caminando tomados de la mano y dejando claro por qué son de las parejas que más brillan en México.


Alberto Baillères y Teresa Gual
 Alberto Baillères y Teresa Gual  (Foto: Archivo Quién.com)

Con él se rompe la maldición que dicta que quien es afortunado en el dinero, es desafortunado en el amor, pues en ambos es muy rico.

Cada que puede repite que de todas sus riquezas, se queda con su gran tesoro: su esposa e hijos, que ellos son su valiosa corona.

El presidente de Grupo Bal tiene 76 años y ha pasado más de la mitad de su vida enamorado de Tere, con ella tuvo siete hijos: Alberto, Juan Pablo, Alejandro, Raúl, Mauricio, Xavier y María Teresa, a quien el empresario llama `la joya de su corona´.

Aunque Tere no se involucró en el mundo empresarial, a su esposo le gusta que lo acompañe a sus eventos de trabajo, pues siempre la ha considerado su inspiración. Alberto ha dicho en entrevistas que su mujer es la mejor compañera de vida y por eso la ama y cuida todos los días, para que permanezca feliz a su lado hasta que la muerte los separe.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: OMG! Jennifer Lopez y Alex Rodriguez ya piensan en casarse
No te pierdas
×