Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Totalmente renovado Jaime González

El wedding planner nos abre las puertas de su casa, donde nos platica de su separación amorosa y sus planes futuros.
El wedding planner nos abre las puertas de su casa, donde nos platica de su separación amorosa y sus planes futuros.
Talento natural El wedding planner nos abre las puertas de su casa, donde nos platica de su separación amorosa y sus planes futuros. (Foto: Ana Paula Orozco)
A sus escasos 30 años, organiza bodas, hace interiorismo y es PR de Porsche, entre otras reconocidas marcas
A sus escasos 30 años, organiza bodas, hace interiorismo y es PR de Porsche, entre otras reconocidas marcas

Publicidad

El departamento del wedding planner más famoso de la ciudad ha sufrido varios cambios desde que lo habita, hace dos años. Pero no sólo la decoración de Jaime transformó el espacio, sino también la ausencia de Leny, su ex pareja y con quien solía compartir todo. Jaime es un hombre diferente al de hace unos años: 20 kilos de menos, pelo sin engomar y ropa más casual. Se ve bien, en paz y contento. Su forma de trabajar también ha cambiado. Empezó hace seis años a organizar bodas él solo y sin oficina. Ahora, cuenta con una empresa que lleva su nombre y con 15 personas trabajando en cada evento. Además, acaba de incorporar el departamento de asesoría de imagen para novias: “De ser Jaime González solo, ahora es Jaime González y su empresa”, afirma orgulloso.

SIEMPRE CON UN AS BAJO LA MANGA Las labores de Jaime se extienden más allá de la organización de bodas. Todo ha ido saliendo por necesidad de sus clientes. Su agencia de relaciones públicas, por ejemplo, nació cuando algunas marcas de alto perfil le pidieron que se encargara de esta área cuando vieron que cubría todas sus necesidades gracias a los contactos que él tiene. Actualmente, lleva las relaciones públicas de Porsche, entre otras. En cuanto al diseño de interiores, sucedió lo mismo. Jaime comenzó el negocio gracias a la gente que visitaba su casa u oficina y quería el mismo estilo para la suya. “Un amigo, Memo Romo, me dijo... ‘el día que yo haga mi casa, tú me la vas a decorar’. A él le debo haberme animado a empezar esto”. Y, aunque las actividades de Jaime son diversas, lo que tienen en común la organización de eventos y el interiorismo que maneja su empresa, es el toque de Jaime. “Es muy padre que ha sido algo de boca en boca. Yo jamás me he publicitado como interiorista, sino que la gente me habla al enterarse de mi trabajo”. En su actual departamento, Jaime hizo el diseño de iluminación, eligió los pisos y la distribución de espacios. Todo el que conoce su hogar queda fascinado; tanto, que Jaime incluso ha recibido propuestas de compra tal cual lo tiene amueblado. De hecho, así vendió su departamento anterior. “Es un reto padrísimo amueblar una casa desde cero; hacerla totalmente a tu gusto, tal como yo lo hice”. Su hogar tiene una variedad de estilos que combinan a la perfección: “Unos muebles eran de mis abuelos y otros son colombianos. Tengo una silla en mi cuarto, de Kenneth Cobonpue, que compré en el CAD del DF y me fascina”. Asegura que los espacios que más disfruta son el comedor y la sala, donde seguido hace cenas que se convierten en fiestas, pues aquí caben alrededor de 20 personas.

Bajo más de 20 kilos debido al ejercicio constante y porque en diciembre se enfermó de hepatitis
Bajo más de 20 kilos debido al ejercicio constante y porque en diciembre se enfermó de hepatitis


COMIENZA EL NUEVO CAPÍTULO Jaime se separó de Leny hace apenas siete meses. Hoy, se anima a platicar de esta dolorosa etapa y de sus planes futuros: Inicias desde cero en el plano amoroso, ¿cómo te sientes? A mis 30 años, estoy aprendiendo a ser soltero otra vez. Estuve casado cuatro años con Leny, después de haber sido novios cinco. Viví momentos muy padres con ella, pero cada quien debía tomar su camino. Fue la decisión más conveniente para ambos y en el momento preciso. Hoy nos da mucho gusto vernos y llevar una relación de amigos. ¿Qué tan complicado fue el proceso para ti? Fue un proceso difícil. Da mucha tristeza saber que ya no vas a estar con esa persona. Por otro lado, sé que siempre la voy a tener ahí y que vienen cosas muy buenas para ambos. Hay que vivir el duelo. Son etapas. Esto me dejó el gran aprendizaje de siempre ver hacia delante y darme cuenta de todos los errores para no volver a cometerlos. Vi quiénes son mis verdaderos amigos y aprendí a valorarlos. Hoy te puedo decir que me siento muy bien. Soy muy joven y estoy en paz con la vida; con muchas ganas de luchar y encontrar la felicidad. ¿Cuál es tu clave para reponerte y seguir adelante? Todo lo negativo que pudo haberse suscitado en estos meses lo volví positivo. Me metí mucho en la meditación y, a fin de cuentas, me di cuenta de que tenía que estar bien conmigo mismo. Empecé por conocerme, por estar tranquilo, para después pensar en cómo iba a salir adelante. Estaba enrollado en un ritmo de trabajo pesadísimo y aunque lo sigo teniendo, ahora me doy unos minutos para meditar, para analizar las cosas padres que he vivido y las que debo cambiar.

Tags

Publicidad
Publicidad