Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tras fría visita, Meghan y Harry están más lejos que nunca de la familia real

La visita de los duques de Sussex al Reino Unido sirvió para evidenciar que algunos de sus lazos familiares se encuentran muy debilitados.
martes 07 junio 2022
Queen Elizabeth II Platinum Jubilee 2022 - National Service of Thanksgiving
Los duques de Sussex a su llegada a la catedral de San Pablo.

Aunque la visita del príncipe Harry y Meghan Markle en el fin de semana de Jubileo de Platino seguramente haya complacido a Isabel II, sirvió también para dejar algo en claro: la relación de los duques de Sussex con el resto de la familia real ya no es la misma.

Publicidad

No es de sorprender, pues en sus interacciones con los medios, en particular en su polémica entrevista con Oprah Winfrey en 2021 –que salió al aire pocos días antes de la muerte del príncipe Felipe–, tanto Harry como Meghan hicieron fuertes declaraciones que dejaron mal parados a algunos de los Windsor, entre ellos a Kate Middleton –a quien Meghan acusó de haberla hecho llorar– y a un miembro “incógnito” de la familia que supuestamente tenía “preocupación” por el color de piel del primer hijo de la pareja –muchos especularon que se trataba del príncipe Carlos o del príncipe William–.

Queen Elizabeth II Platinum Jubilee 2022 - National Service of Thanksgiving
A Harry se le vio particularmente pensativo durante el servicio religioso en honor a Isabel II.

Las cosas no acabaron ahí, pues en una plática de Harry con una cadena estadounidense durante los Invictus Games hace algunas semanas, el hijo menor de Diana de Gales aseguró que quería estar cerca de Isabel II para “protegerla”. “¿Protegerla de quién, exactamente?”, se preguntaron escandalizados los medios británicos. Por si fuera poco, Harry no se ganó precisamente al público inglés al llamar a Estados Unidos “su hogar”.

Todo esto acumulado, más la biografía del príncipe Harry prevista a lanzarse a finales de este año, habrían puesto a la pareja una especie de letrero de “alerta” para el resto de la familia Windsor, a excepción de la princesa Eugenia, una de las confidentes más cercanas del príncipe y la única que lo ha ido a visitar a California.

PREMIUM EXC Meghan Markle, Savannah Phillips, Mia Tindall,
Meghan Markle con Savannah e Isla Phillips y Lena Tindall en uno de los balcones del Palacio de Buckingham durante el desfile Trooping the Colour, en el que los Sussex no tuvieron acceso al balcón principal.

Según reporta el Daily Mail, William y Kate prefirieron no ver a los Sussex por miedo a que cualquier interacción, por más breve que fuera, pudiera ser utilizada después en su contra.

No se sabe si el resto de la familia piensa así o qué haya originado que, en su paso por el Reino Unido, los duques de Sussex hayan tenido muy poca convivencia con el resto de la familia.

Queen Elizabeth II Platinum Jubilee 2022 - National Service of Thanksgiving
Los duques de Sussex convivieron con Zara y Mike Tindall y Peter Phillips al terminar el evento.

 

La gente tampoco los recibió con los brazos abiertos. Si bien se escucharon gritos y aplausos a su llegada a la catedral de San Pablo –el único evento al que asistirían en todo el fin de semana, dado que optaron por no acudir a la recepción posterior, donde estarían los Windsor al completo–, también hubo algunos abucheos, algo que no suele ocurrir con la familia real. El único que tuvo un peor recibimiento ese día fue el primer ministro Boris Johnson.

La pareja se sentó del lado izquierdo de la iglesia. Por protocolo, se sabía que no estarían en la misma fila que los Cambridge, pero tampoco se esperaba que se sentaran no sólo al otro lado, sino en la segunda fila, junto a miembros mucho menos senior de lo que ellos solían ser previo al Megxit, como las hijas del príncipe Andrés y sus esposos. Cuando los Cambridge entraron a la catedral, ninguno de los cuatro se siguió con la mirada.

Queen Elizabeth II Platinum Jubilee 2022 - National Service Of Thanksgiving
Harry y Meghan se sentaron del lado izquierdo de la iglesia, en la segunda fila.

Al salir del evento, cruzaron palabras con Peter Phillips y Zara Tindall, primos mayores de Harry y los únicos en asistir al cumpleaños de Lilibet en Frogmore Cottage, su hogar en Windsor. No se les vio ni con el príncipe Carlos y Camila, ni mucho menos con su hermano William y Kate Middleton. Se sabe, sin embargo, que al príncipe de Gales y su esposa sí los vieron uno a uno durante el fin de semana.

Queen Elizabeth II Platinum Jubilee 2022 - National Service of Thanksgiving
Ni los duques de Cambridge ni Carlos o Camila cruzaron palabra con Harry y Meghan en el evento.

La fiesta de cumpleaños de Lilibet, la más pequeña de la casa Sussex, brindaba la oportunidad perfecta para el reencuentro, pero los duques de Cambridge declinaron la invitación dado que tenían un compromiso del Jubileo en Gales. Así, se vio frustrada la última oportunidad de que Archie y Lilibet Mountbatten-Windsor pasaran la tarde con sus primos hermanos, los tres príncipes de Cambridge, dado que para el domingo, mientras el príncipe Louis “hacía de las suyas” en el Palco Real durante el desfile del Jubileo, los cuatro Sussex ya estaban de camino a su hogar en California.

 
Publicidad
Publicidad