Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

No creerás la actividad que practica Isabel II para estar en forma a sus 91 años

La soberana británica ha sido vista montando uno de sus ponis favoritos por los terrenos de Windsor Great Park este mismo lunes, días después de cumplir años.
martes 25 abril 2017
La reina Isabel II.
La reina Isabel II. La reina Isabel II a sus 91 años está en muy buena forma. (Foto: AP)

Con 91 años recién cumplidos , la reina Isabel de Inglaterra sigue haciendo gala de la misma energía que la ha convertido en la monarca más longeva de la historia de su país.

La robusta salud de la soberana británica se puso de manifiesto de nuevo este mismo lunes, cuando fue vista montando a caballo por los terrenos de Windsor Great Park a pesar del mal tiempo. Isabel de Inglaterra desafió a la lluvia con uno de sus famosos 'barbours' y un pañuelo atado alrededor de la cabeza para disfrutar de un paseo a lomos de uno de sus ponis favoritos, Carltonlima Emma, acompañada de Terry Pendry, el encargado de los establos reales y uno de sus acompañantes habituales en sus salidas ecuestres.

Publicidad

La pasión de Isabel II por los caballos comenzó a corta edad, cuando aprendió a montar con tal solo cuatro años después de que su padre, Jorge VI, le regalara un poni Shetland llamado Peggy. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha visto obligada a pasar cada vez menos tiempo con sus queridos caballos, aunque aún supervisa personalmente la administración de sus caballerizas y se preocupa de todos sus residentes de cuatro patas.

Como dato curioso cabe destacar que a su avanzada edad Isabel sigue prefiriendo no utilizar un casco de protección durante sus salidas a caballo, decantándose en su lugar por pañuelos y bufandas de seda que se anuda bajo la barbilla. Según los rumores, cuando en una ocasión alguien le preguntó por qué obviaba tomar una precaución tan sencilla como necesaria, ella respondió -haciendo gala de su particular sentido del humor- que lo hacía para no despeinarse y recordó a su interlocutor, que elaborar su característico peinado no era una tarea sencilla.

Tags

Publicidad
Publicidad