Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Rogelio Cárdenas, la entrevista con Echeverría

El periodista logró sostener una serie de entrevistas con el ex mandatario, en las que respondió muchas de las preguntas sobre lo sucedido en Tlatelolco en 1968.
El periodista logró sostener una serie de entrevistas con el ex mandatario, en las que respondió muchas de las preguntas sobre lo sucedido en Tlatelolco en 1968.
Rogelio Cárdenas El periodista logró sostener una serie de entrevistas con el ex mandatario, en las que respondió muchas de las preguntas sobre lo sucedido en Tlatelolco en 1968. (Foto: Marco Antonio)

Cuando Rogelio Cárdenas, periodista y director general adjunto del periódico El Financiero, decidió entrevistar al ex presidente Luis Echeverría Álvarez en la coyuntura del 40 aniversario de la matanza de Tlatelolco, las posibilidades de hacerlo eran casi nulas.

Sin embargo, su entereza y quizás su necedad, como él mismo lo admite, lo llevaron a conseguir la primera conversación en 32 años que el ex mandatario concedía a un periodista. Así, su esfuerzo vio la luz en 2008, cuando publicó su libro Luis Echeverría Álvarez: entre lo personal y lo político, trabajo que lo llevó a ganar el Premio Nacional de Periodismo José Pages Llergo 2009.

Por ello, Cárdenas se siente muy emocionado, ya que éste es el primer galardón que recibe en su carrera profesional, confiesa en entrevista vía telefónica para Quién.com.

"Me llamaron ayer (3 de marzo) en la noche y me avisaron que había ganado el premio Nacional de Periodismo en la categoría de entrevista y realmente me siento muy emocionado”, relató el periodista de 28 años quien, para festejar, ha decidido sentarse y “pensar en qué es lo que voy a hacer ahora, porque quiero superar lo que ya hice”.

Publicidad

No sólo él se encuentra satisfecho y feliz por el reconocimiento, su mamá y su hermana también se sienten orgullosas con la noticia.

Para él, la mayor aportación que deja esta serie de entrevistas es “que fue de viva voz del último protagonista de esa historia (Tlatelolco) con vida y que además fue hecha al ex presidente mexicano más controversial de los últimos años”.

-Rogelio, ¿cómo buscaste y obtuviste el encuentro?

-Yo tenía la inquietud de conocer al ex mandatario y entrevistarlo porque me di cuenta que dentro de la agenda política del país en 2008, el evento que pudiera tener un mayor impacto por su relevancia era el 40 aniversario de Tlatelolco. Fue ahí cuando me nació todo; comencé a averiguar y supe que el mejor nexo era su abogado defensor que se llama Juan Velázquez yentonces pedí una cita con él y le comenté que quería entrevistar a Luis Echeverría, me comentó que llevaba años sin dar entrevistas tanto a periodistas nacionales como extranjeros y que todas las propuestas las había rechazado. Le dejé el libro que había realizado de entrevistas y una carta solicitándole un encuentro, pero el abogado no me daba esperanzas.

Publicidad

“No pasa más de una semana y recibo la llamada de Juan y me avisa que el ex presidente aceptó realizar una entrevista de no más de hora y media, pero que había puesto como condición un almuerzo previo. Yo acudo a la cita con el ex mandatario y a lo largo del desayuno él no me preguntó nada de la entrevista, al contrario me estuvo platicando de él y me preguntaba cosas de mí y durante ese lapso de tiempo me dice `oye, sabes qué no quiero que sea únicamente una entrevista de hora y media, quiero que vengas todas las veces que tú quieras hasta que agotemos los temas´, y así fue como le hice la serie de entrevistas que fueron 14”.

Luis Echeverría Álvarez: entre lo personal y lo político es el segundo libro del periodista.
Luis Echeverría Álvarez: entre lo personal y lo político es el segundo libro del periodista.

Publicidad

Así, el periodista comenzó a asistir a la residencia de San Jerónimo, al sur de la Ciudad de México, para ver a Luis Echeverría. Pero los recuerdos del ex presidente eran elegidos, según comprobó el entrevistador, quien reunió la información de esos encuentros en el libro Luis Echeverría Álvarez: entre lo personal y lo político.

Cárdenas no cree que haya sido suerte que después de 32 años sin hablar ni dar entrevistas, el ex dirigente del país en 1970 le concediera la oportunidad de platicar con él, más bien “fue una serie de factores: el momento adecuado de pedirlo y siento que después de tantos años, él sintió que era el momento adecuado de hablar y vio en mí a la persona indicada”, afirmó.

El joven periodista dice no haberse sentido halagado por el hecho, “más que eso, me sentí emocionado porque me encontraba ante la coyuntura idónea para poder entender más de la historia de nuestro país, sobre todo contestar muchas de las preguntas que durante años tenían los mexicanos sobre la vida de Luis Echeverría”, apuntó.

Publicidad

Luego de la décima cita, el entrevistador sabía que era tiempo de preguntar más allá y decidió comenzar a tocar los puntos más álgidos y a realizar las preguntas más incisivas y directas, lo que provocó un rompimiento entre él y el ex presidente.

“En la décima cuarta cita, me pidió que se suspendieran las entrevistas y aunque insistí en volverlo a visitar, la puerta jamás se volvió a abrir”, recordó.

Con este trabajo, Cárdenas se siente satisfecho por lograr “algo que era casi imposible” y demostró que “los jóvenes somos más capaces que las antiguas generaciones de periodistas”, aseveró.

Pero además, reconoce que con el tiempo la serie de entrevistas realizadas y plasmadas en su libro “serán una referencia obligada”, finalizó.

Publicidad

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad