Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

Alexander Kaletski o el arte de pintar sobre cartón y beber champagne

El artista ruso vuelve a México con 'La Vie en Blue', exposición privada con la que Veuve Clicquot incentiva la reactivación de la industria artística.
jue 27 mayo 2021 10:22 AM
Alexander Kaletski y Veuve Clicquot
Alexander Kaletski y Veuve Clicquot tienen la exposición privada 'La Vie en Blue' en la torre Ritz Carlton.

El pintor ruso Alexander Kaletski se une de nuevo a la marca de champaña Vueve Clicquot y De Jalón Fine Arts en la exposición privada La Vie en Blue, en la que el artista pinta jeans y cajas de cartón.

El estudio de Kalestki está repleto de cajas de cartón. Las ha ido recogiendo por toda Nueva York: "Tomas el cartón que te habla. El que te dice 'llévame contigo'. Y entonces la llevo al estudio. A veces voy al cine y encuentro un cartón que amo y lo tengo que cargar porque podría volver por él y ya no estaría. Los voy poniendo en una pared o lo que sea", dice en entrevista.

Publicidad

Y luego, sin saber exactamente qué, comienza a pintar. Y así van naciendo sus obras, sus personajes y figuras, esas que en su primera exposición, por ahí de los años 80, fueron sold out en su debut.

La mayoría del tiempo es totalmente improvisación.
Alexander Kaletski, pintor
Alexander Kaletski y Veuve Clicquot
Alexander Kaletski y Veuve Clicquot vuelven a unir fuerzas ahora en la torre Ritz Carlton.

A esta técnica, el pintor ruso le debe todo. En los años 60, cuando dejó su natal Unión Soviética por cuestionar al régimen, llegó a Nueva York. Al no tener dinero para comprar lienzos o pintura, comenzó a recoger lo cartones que encontraba en la calle. 20 años después, un descubridor organizó su primera exposición y 30 de sus piezas fueron vendidas ese mismo día.

Pero el arte de Alexander no se ciñe sólo a eso. Egresado del Instituto de Teatro Shchukin y con su obra expuesta en Viena, Roma, Shangai y Nueva York, también ha publicado una novela autobográfica, filmes, fotografías y música.

 

"Para mí no es trabajar. Si tienes una idea, vas a encontrar la manera de expresarte, ya sea con la pintura, como un niño, o en la música o la escritura o la fotografía, lo que sea", asegura.

Todos los días, Kaletski se levanta y escribe durante un hora, una o dos páginas, porque es lo que se más se le dificulta. Después, toma la guitarra y hace una melodía o letra mientras se graba. Y posteriormente se va a la pintura: "lo cuál no es trabajo para mí".

Su labor le ha valido trabajar con icónicas marcas como Vueve Clicquot, con la que en 2016 llegó por primera vez a México. Entonces, el artista dibujó sobre los cartones amarillos y rosado de la firma francesa. Y recientemente volvió para una exposición privada titulada La Vie en Blue en la que, además de los cartones, la mezclilla fue su materia prima.

El arte de reciclar

"Cuando llegué a América", se confiensa Alexander, "no pensaba en reciclar, sino que estaba asombrado por la belleza del cartón. En ese tiempo, en Rusia no había mucho cartón: cuando íbamos a comprar algo nos daban una especia de red, no había cajas de cartón".

 

Su obra ha seguido por ese camino y, actualmente, como se ve en la exposición privada La Vie en Blue en la Torre Ritz Carlton, y en la que se unió a la champagne Veuve Clicquot y De Jalón Fine Artes, ha añadido elementos que puede reciclar como la mezclilla.

"Me importa como persona, me gusta la naturaleza, los océanos. Siempre me preocupa cuando veo desperdicios y son enormes, especialmente en un ciudad como Nueva York. Ahora empecé a pensar en ello y en mi trabajo estoy dándole una especie de segunda vida a algo que fue tirado", explica.

Alexander Kaletski
Pieza exhibida en 'La Vie en Blue'.

Como parte de esta exposición, el artista apunta a la pandemia y a la vida silvestre que se regeneró durante el confinamiento mundial.

"Empezó el proceso de sanación. La gente aprendió lo importante que es la vida, nuestra vida social —porque no la hubo durante un año—. Aprendimos a lidiar con este tipo de situaciones. Los seres humanos somos imaginativos e inteligentes", finaliza Kaletski.

Publicidad
Publicidad