Quién recomienda… Tres generaciones de actores en la pantalla grande

Anthony Hopkins en Hitchcock, Brad Pitt en Mátalos suavemente y Daniel Day-Lewis en Lincoln; tres grandes actuaciones que no te puedes perder.

Hitchcock

Por Sandra Lucario

1959, Hollywood, L.A. Alfred Hitchcock [el maestro Alfred Hitchcock (Anthony Hopkins)] se encuentra con la historia más importante de su carrera: Psicosis. El guión está ahí pero nadie se atreve a filmarlo. Las buenas conciencias de la época. Productoras y distribuidoras pretenden detener el proceso creativo del director. No lo logran. Su dinero y su nostalgia por aquellos tiempos en los que las carencias le inyectaban imaginación lo hacen tomar la decisión de financiar esta empresa. Eso y el apoyo de su esposa, Alma Reville.

'Hitchcock, El maestro del suspenso' además de mostrar el proceso de producción de Psicosis hace un homenaje a Alma Reville (Helen Mirren), actriz y asistente de dirección de origen inglés que después de casarse con Alfred Hitchcock se volvió su apoyo incondicional: le ayudaba, sobre todo, a la hora de verificar la continuidad de las historias que dirigía.

Las actuaciones, la caracterización de Anthony Hopkins, Helen Mirren, Scarlett Johansson y el resto de los personajes (razón por la cual esta cinta obtuvo una nominación al Oscar en la categoría maquillaje y peinados), así como la ambientación de la capital angelina del cine de finales de los 50 son una delicia para el espectador que busca acercarse al genio del director y al esplendor de la época.

Reparto: Anthony Hopkins,Helen Mirren,Scarlett Johansson

Director: Sacha Gervasi

Ver horarios y crítica completa en Chilango.com


Resource Not Found: (image) http://static.quien.com/

Mátalos suavemente

(Killing them softly)

Por Verónica Sánchez Marín

"¿Has matado a alguien? Lloran, suplican, llaman a sus madres. Prefiero matarlos suavemente, a distancia". Confiesa Jackie Cogan (Brad Pit), un melancólico asesino a sueldo -similar al del Beltenebros de Antonio Muñoz Molina- contratado por un grupo de mafiosos para investigar el atraco del que fueron víctimas en una sala de póker. La franqueza de Jackie abre la ventana al espectador a ese microuniverso miserable en el que se mueven los criminales de Mátalos suavemente (EUA, 2012), de Andrew Dominik, un thriller ácido y angustiante que refleja con precisión la recesión norteamericana en 2008.

El también director de la extraordinaria El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford (2007), elige esta vez el género gánster con una historia que se desprende del libro Cogan´s Trade (1974) de George V. Higgins y convierte lo que podría haber sido una pieza de género convencional en una obra de arte cinematográfica. Limpia, llana, con detalles narrativos que coquetean con las expectativas y obviedades que espera el espectador.

La historia es ocurrente en los primeros minutos, para dar paso a un costumbrismo que después se tornará en tensión. Las voces de George W. Bush, Henry Paulson y Obama Barack flotan en la acción de las televisiones y radios de la cinta, inspirando, ocasionalmente, comentarios desencantados de los personajes.

Dos delincuentes casi en la indigencia, Frankie (Scoot McNairy) y Russell (Ben Mendelsohn), son contratados por Johnny Amato (Vincent Curatola) para atracar un juego de póker organizado por Markkie Trattman (Ray Liotta). Aunque parece una hazaña peligrosa para los asaltantes de poca monta lo consiguen. Jackie Cogan va a investigar qué paso, pues no es la primera vez, y es que en el pasado Markkie se jactó precisamente frente a sus colegas que alguna vez planeo una partida de cartas y al final se autorobó. Como ya es visto con escepticismo por la élite de la banda, Amato tiene la certeza que probablemente Markkie será su primer y único sospechoso si el juego es saboteado de nuevo. Incluso si no lo es, matarán de todos modos al inocente Markie sólo para enviar un mensaje: no te metas con la mafia.

Director: Andrew Dominik

Reparto: Brad Pitt, Scoot McNairy, Ben Mendelsohn

Ver horarios y crítica completa en Chilango.com

Lincoln

Por Verónica Sánchez Marín

Lincoln (EUA, 2012) será sin duda una de las películas más memorables que Steven Spielberg haya realizado. El director estadounidense crea un retrato agudo del líder de una nación en un momento de crisis histórica: la aprobación de la 13a enmienda, que abolió la esclavitud, en la Cámara de Representantes de la época y cuyo principal orquestador fue el presidente Abraham Lincoln. Con guión de Tony Kushner y adaptada del libro Team of Rivals: the Political Genius of Abraham Lincoln (2005) de Doris Kearns Goodwin, la película refleja el dilema que enfrenta el presidente estadounidense en los últimos cuatro meses de su vida: ¿debe abolir la esclavitud de una vez por todas, incluso si eso significa prolongar la Guerra Civil?

Estamos en 1865. La batalla ya ha tomado miles de vidas. Y la campaña de Lincoln (Daniel Day-Lewis), que prohíbe el comercio de la población negra, está siendo frustrada por un recalcitrante Congreso. Es entonces que el mandatario se vale de su poder para conseguir los votos suficientes en la Cámara, desde pactar por debajo de la mesa hasta comprar consciencias con puestos gubernamentales, bajo la complicidad de un grupo de aguerridos políticos como William Seward (David Strathairn), Thaddeus Stevens (Tommy Lee Jones), y Edwin Stanton (Bruce McGill).

Spielberg logra mantener un registro de cada personaje: quiénes son y cómo se aliaron a favor o en contra de su presidente. Y aunque la plástica lo distingue, en este caso el director deja ver su colmillo hollywoodense al mismo nivel que el propio Clint Eastwood.

Reparto: Daniel Day-Lewis,Sally Field,Jackie Earle Haley

Director: Steven Spielberg

Ver horarios y crítica completa en Chilango.com

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
¿Qué no puede faltar en una cena navideña?
No te pierdas
×