Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Quién recomienda… Shame: Deseos culpables

Este fin de semana te recomendamos esta cinta que se acaba de estrenar.

La segunda cinta del británico Steve McQueen (Hunger, 2008) no tiene vergüenza. Y es que la culpa carcome a su protagonista adicto al sexo, sin pudor ni límites, en la cotidianidad de su vida urbana. Michael Fassbender interpreta a Brandon, un desequilibrado (y bastante exitoso) soltero neoyorkino que no logra salir de la perversidad que le da sentido a su existencia.

Llena de coraje, Deseos culpables ahonda en los límites del comportamiento humano, tema que empieza a ser una fijación para su realizador. McQueen desarrolla un personaje que encuentra en el sexo un desahogue de las agonías calladas que no expresa con nadie, ni siquiera consigo.

Sus momentos de "libertad" se mimetizan con la tranquilidad de la cinta y los pequeños instantes de ritmo paciente nos dan destellos de esperanza, como si lográramos superar una adicción con sólo decidirlo así, pero en pocos minutos la realidad nos da otra cachetada para asegurarse de desaparecer la ilusión y dar paso al proceso de dependencia, una vez más.

NEWSLETTER
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad