Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Franca Sozzani, editora general de Vogue Italia, muere a los 66 años

La directora de Vogue Italia murió hoy en Milán a los 66 años de edad a causa de una enfermedad que sufrió durante un año.
jueves 22 diciembre 2016
Franca Sozzani
Franca Sozzani Franca murió el día de hoy a los 66 años. (Foto: Dominique Charriau/WireImage)

Sozzani fue una de las figuras más emblemáticas en el mundo de la moda y estuvo a la cabeza de la Vogue Italia desde 1988. Colaboró con grandes fotógrafos, en especial con Steven Meisel, Bruce Weber y Peter Lindbergh, e impulsó la carrera de muchas modelos.

Comenzó su carrera en Vogue Bambini, donde conoció a las personas con las que trabajaría durante más de 30 años. Fue conocida por siempre cuestionar la percepción de la belleza dentro del mundo de la moda.

Publicidad

Franca Sozzani y Francesco Carrozzini
Franca Sozzani y su hijo Francesco Carrozzini.

Este año, su único hijo, Francesco Carrozzini, realizó un documental sobre ella titulado Franca: Chaos and Creation, en el que repasaba su vida. La cinta fue presentada en septiembre en el Festival de Cine de Venecia, evento al que acudieron muchos diseñadores, modelos, actores, y personas que trabajaron con ella. Carrozzini permaneció con su madre hasta sus últimos momentos.

Graduada en literatura y filosofía, en noviembre de este año Franca recibió un galardón por su contribución al mundo de la moda, en los British Fashion Awards y fue embajadora de las Naciones Unidas.

Anna Wintour y Franca Sozzani
Anna y Franca fueron grandes amigas.

Franca no era una amiga cualquiera. Ella era cálida, inteligente, divertida”, escribió Anna Wintour. “También era la persona más trabajadora que he conocido, con una envidiable capacidad para la multitarea”.

“(Después de los British Fashion Awards), la siguiente vez que vi a Franca fue en un fin de semana de niebla en Milán”, agregó. “Tumbada en la cama de un hospital, frágil como una pluma, recordaba la gran historia de amor de sus padres (…). Yo llevaba un pequeño reloj que Franca me había regalado y le prometí que, como celebración de nuestra amistad, un día se lo entregaría a Francesco si era bendecido con una hija. Qué afortunada será esa niña de poder ver la película llena de amor que su padre hizo sobre su inolvidable abuela”.

Publicidad