Publicidad

La euforia por la boda de Kate y Guillermo

Por las ramas para tener la mejor vista
viernes 29 abril 2011
  • Hay gente que acampó para tener un lugar privilegiado a la hora de que pasen los novios. Otros, ya tienen listo su picnic.
  • Un hombre perdido que no oculta el fanatismo por la pareja.
  • La seguridad ante todo.
  • Las imágenes de Kate y Guillermo están por doquier.
  • Orgullo británico.
  • Aquí otra prueba de la euforia.
  • Un regalo croata para la pareja real.
  • El cuñado del novio, James Middleton, listo para acompañar a su hermana.
  • Un frío viernes en Londres.
  • Los simpáticos accesorios.
  • Para asegurar la limpieza de las calles el gobierno británico dispuso baños portátiles
  • La euforia del enlace real se vive en las calles cercanas a la Abadía de Westminster
  • Este par de fans decidieron vestirse de novias para presenciar el recorrido del cortejo nupcial
  • Maquillaje conmemorativo
  • La pareja real en bermudas
  • Para garantizar el orden la seguridad no ha bajado la guardia
  • Muchas personas se presentaron desde la noche anterior para asegurar el mejor lugar y ver pasar a los novios
  • Los millones de presonas que se encuentran en las calles cercanas a la Abadía Westminster serán los encargados de subir fotos del recorrido nupcial a las redes sociales mediante sus celulares
  • En Hannover, Alemania, varias personas se reunieron en restaurantes para ver la boda en televisión
  • La Boda Real vista desde Hannover, Alemania
  • En el hotel ´Ancient  Britain´en Sydney, Australia, Linzi Aland y Nick Volker estuvieron en una celebración en honor a la nueva pareja real.
  • En la Plaza Dietrich, en Berlín, los alemanes se reunieron para ver la boda en las televisiones que fueron dispuestas
  • Pastel de chocolate con detalles de Kate y William en Berlín
  • En la Platz Dietrich de Berlín, los alemanes brindan por el enlace
  • En Berlín, todas quieren ser Kate
  • En Platz Arkaden, Berlín, el gobierno dispuso televisiones para ver la boda
  • En Indianapolis, Estados Unidos, Jen Barnette reunió a sus amigas en casa para ver la versión televisada de la boda
  • En la casa de Jen Barnette, en Indianapolis, se realizó una pijamada para ver la Boda Real
  • Periodistas agrupados en las cercanías del Palacio de Buckinham
  • Raymond White de 85 años y Vera White de 82, con más de 5 décadas de casados brindan por la nueva pareja en Yardley Hastings, Inglaterra
  • En Kandahar, Afganistán, los miembros en servicio observan la boda
  • Las tropas británicas que se encuentran en Kandahar, Afganistán presenciaron la boda por televisión
  • Alrededores de la Abadía de Westminster
  • Comida desde las calles de la Abadía de Westminster
  • En Buckleburry, Inglaterra se montaron carpas en las que los asistentes vieron la boda en pantallas
  • El Príncipe Carlos y la Reina Isabel dieron el recorrido real pero por las calles de Sydney, Australia
  • Felices por el enlace: Carlos e Isabel en Sydney
  • En Australia con una máscara del Príncipe Carlos
  • Celebran la Boda Real en Sydney
  • El bar inglés ´Hobgoblin British´, en Tokio, Japón, lució abarrotado por los británicos que radican en este país
  • Japón festeja el enlace británico
  • Mega Pantalla en Hyde Park, Inglaterra
  • Banderas cerca del Palacio de Buckinham
  • Rachel Frivsel de Nueva Jersey ve la Boda Real en una megapantalla en St Andrews
  • Este Parson Terrier también asistió a Hyde Park donde transmitieron el enlace real
  • Un príncipe alternativo
  • William y Kate de pies a cabeza
  • Una princesa británica
  • Orgullo Inglés
  • Los pequeños también asistieron a las calles para ver el cortejo nupcial
  • Hasta en el departamento de policía los oficiales lucían felices por la boda del joven príncipe
  • Cásate conmigo Harry
  • Moda en sombreros conmemorativos
  • Los guardias reales en el cumplimiento de su deber
  • Divertido sombrero
  • Un títere del Príncipe Carlos realizó un recorrido en auto por las cercanías de la Abadía de Westminster
  • La seguridad ante todo
  • Por las ramas para tener la mejor vista
  • Hay gente que acampó para tener un lugar privilegiado a la hora de que pasen los novios. Otros, ya tienen listo su picnic.
  • Un hombre perdido que no oculta el fanatismo por la pareja.
  • La seguridad ante todo.
  • Publicidad
  • Las imágenes de Kate y Guillermo están por doquier.
  • Orgullo británico.
  • Aquí otra prueba de la euforia.
  • Un regalo croata para la pareja real.
  • El cuñado del novio, James Middleton, listo para acompañar a su hermana.
  • Un frío viernes en Londres.
  • Los simpáticos accesorios.
  • Para asegurar la limpieza de las calles el gobierno británico dispuso baños portátiles
  • La euforia del enlace real se vive en las calles cercanas a la Abadía de Westminster
  • Este par de fans decidieron vestirse de novias para presenciar el recorrido del cortejo nupcial
  • Maquillaje conmemorativo
  • La pareja real en bermudas
  • Para garantizar el orden la seguridad no ha bajado la guardia
  • Muchas personas se presentaron desde la noche anterior para asegurar el mejor lugar y ver pasar a los novios
  • Los millones de presonas que se encuentran en las calles cercanas a la Abadía Westminster serán los encargados de subir fotos del recorrido nupcial a las redes sociales mediante sus celulares
  • En Hannover, Alemania, varias personas se reunieron en restaurantes para ver la boda en televisión
  • La Boda Real vista desde Hannover, Alemania
  • En el hotel ´Ancient  Britain´en Sydney, Australia, Linzi Aland y Nick Volker estuvieron en una celebración en honor a la nueva pareja real.
  • En la Plaza Dietrich, en Berlín, los alemanes se reunieron para ver la boda en las televisiones que fueron dispuestas
  • Pastel de chocolate con detalles de Kate y William en Berlín
  • En la Platz Dietrich de Berlín, los alemanes brindan por el enlace
  • En Berlín, todas quieren ser Kate
  • En Platz Arkaden, Berlín, el gobierno dispuso televisiones para ver la boda
  • En Indianapolis, Estados Unidos, Jen Barnette reunió a sus amigas en casa para ver la versión televisada de la boda
  • En la casa de Jen Barnette, en Indianapolis, se realizó una pijamada para ver la Boda Real
  • Periodistas agrupados en las cercanías del Palacio de Buckinham
  • Raymond White de 85 años y Vera White de 82, con más de 5 décadas de casados brindan por la nueva pareja en Yardley Hastings, Inglaterra
  • En Kandahar, Afganistán, los miembros en servicio observan la boda
  • Las tropas británicas que se encuentran en Kandahar, Afganistán presenciaron la boda por televisión
  • Alrededores de la Abadía de Westminster
  • Comida desde las calles de la Abadía de Westminster
  • En Buckleburry, Inglaterra se montaron carpas en las que los asistentes vieron la boda en pantallas
  • El Príncipe Carlos y la Reina Isabel dieron el recorrido real pero por las calles de Sydney, Australia
  • Felices por el enlace: Carlos e Isabel en Sydney
  • En Australia con una máscara del Príncipe Carlos
  • Celebran la Boda Real en Sydney
  • El bar inglés ´Hobgoblin British´, en Tokio, Japón, lució abarrotado por los británicos que radican en este país
  • Japón festeja el enlace británico
  • Mega Pantalla en Hyde Park, Inglaterra
  • Banderas cerca del Palacio de Buckinham
  • Rachel Frivsel de Nueva Jersey ve la Boda Real en una megapantalla en St Andrews
  • Este Parson Terrier también asistió a Hyde Park donde transmitieron el enlace real
  • Un príncipe alternativo
  • William y Kate de pies a cabeza
  • Una princesa británica
  • Orgullo Inglés
  • Los pequeños también asistieron a las calles para ver el cortejo nupcial
  • Hasta en el departamento de policía los oficiales lucían felices por la boda del joven príncipe
  • Cásate conmigo Harry
  • Moda en sombreros conmemorativos
  • Los guardias reales en el cumplimiento de su deber
  • Divertido sombrero
  • Un títere del Príncipe Carlos realizó un recorrido en auto por las cercanías de la Abadía de Westminster
  • La seguridad ante todo
  • Por las ramas para tener la mejor vista
Publicidad