Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

“La familia de mi hija es ilegal en Florida” debido a la ley ‘Don’t Say Gay’

El escritor José Ignacio Valenzuela ‘Chascas’, escribió el cuento ‘Un día con papá y dada’, que está prohibido en Florida debido a la ley ‘Don’t say gay’.
vie 17 mayo 2024 12:13 PM
José Ignacio Valenzuela Chascas
José Ignacio Valenzuela 'Chascas'

Como un regalo para él mismo y para su familia, José Ignacio Valenzuela, Chascas, autor de la exitosa serie ¿Quién mató a Sara?, escribió el cuento Un día con papá y dada, en el que hace un sencillo y enternecedor retrato de su vida al lado de su de su hija de cinco años, quien tiene dos papás, el escritor y su esposo. El relato es también un regalo “para todas aquellas familias que no se encuentran en la literatura clásica”, dijo el autor en entrevista exclusiva para Quién.

Sin embargo, esta obra es –debido a que él y su familia viven en Florida– una declaración de principios ante la infame ley denominada Don’t Say Gay, firmada en 2022 por el gobernador republicano Ron DeSantis.

“Esta atrocidad que estamos viviendo en Florida parte de julio de 2022, cuando el gobernador Ron DeSantis decide firmar una ley, la famosa ley ‘Don’t say gay’, que impide, que prohibe que se hable, enseñe, comente, discuta en colegios públicos, en bibliotecas públicas y en universidades públicas, cualquier orientación sexual que no sea la heterosexual”, explicó Chascas.

Publicidad

'La familia de mi hija es ilegal en Florida': José Ignacio Valenzuela, 'Chascas'

La promulgación de la ley Don’t Say Gay, en Florida, “generó cambios dramáticos en la vida de muchas familias, familia como la mía”, comentó José Ignacio Valenzuela, Chascas. “Porque obviamente no puedo mandar a mi hija a un colegio público, porque la familia de mi hija, en un colegio público, es ilegal”, sentenció.

“Si mi hija, en un colegio público, hiciera un dibujo donde aparecieran su papá y su dada y ella, ese dibujo tiene que ser destruido de inmediato porque es ilegal. A raíz de eso, todos los clubes gays y de diversidad de los colegios públicos se tuvieron que eliminar y se tuvieron que retirar cientos y miles de libros de las bibliotecas de los colegios”, señaló el autor y puntualizó un dato escandaloso, por dondequiera que se le vea: “En este momento en Florida hay alrededor de siete mil libros prohibidos y éste obviamente es uno de ellos”.

Un día con papá y dada cuento de José Ignacio Valenzuela Chascas
'Un día con papá y dada' de José Ignacio Valenzuela 'Chascas': El libro prohibido en Florida

Publicidad

Ley 'Don't Say Gay' de Florida: Así reaccionó José Ignacio Valenzuela

“¿Qué estoy haciendo yo? Escribí este libro, estoy hablando incansablemente, de alguna manera ayudando a esta gente, a esa masa que no estaba enterada de esta ley, a que descubra que hay una ley así. Porque además este señor firmó esta ley como a las 12:00 de la noche y no había prensa. De pronto despertamos y había una ley y te diría que gente que yo adoro, vecinos, amigos muy cercanos, compañeros de trabajo, no tenían la más remota idea ¡un año después! que existía esta ley”, explica Chascas sobre la forma en que como creador reaccionó a esta arbitrariedad venida de las autoridades del lugar donde vive. “Me quedo tranquilo de que estoy haciendo algo”, aseguró.

José Ignacio Valenzuela Chascas
José Ignacio Valenzuela 'Chascas'

José Ignacio Valenzuela es chileno y vivió en su país hasta los 23 años, de los cuales, los primeros 20, los vivió en la dictadura. Ahora, en pleno 2024, el escritor no se siente tan lejano de aquel escenario atroz protagonizado por Augusto Pinochet.

“Conozco muy bien lo que es vivir y experimentar un régimen autoritario, con falta de derechos, donde se censura, donde se elimina al que piensa distinto; y conozco muy bien las consecuencias de vivir en una sociedad en blanco y negro, en una sociedad que solamente acepta un modo de ver la vida y que anula y saca del mapa a todo el resto”, enfatizó el autor. “Sé que cuando empiezan censurando libros, terminan censurando cosas mucho más grandes. No se acaba ahí, no termina bien, cuando comienzan a hacer eso. Por lo tanto, obviamente que no me voy a quedar callado”, afirmó.

Asimismo, Chascas (como lo llaman desde hace años al hacer referencia a su pelo enmarañado) aseguró que no piensa irse de Florida, porque ahí está su vida, ahí compró su casa, ahí tiene planeado su retiro y ahí es donde crece y estudia su hija y están los amigos de ella. También ahí están sus papás, su suegra, sus familiares. “¿Por qué la voy a trasplantar a otro lugar donde vamos a ser los tres solos? ¿Por qué voy a dejar que me echen?”, exclamó.

Publicidad

La ley 'Don't Say Gay' sacó a los homofóbicos del clóset

El escritor de 52 años también sopesó el alcance social que tiene un escenario como el que le toca enfrentar junto a su familia y a otras familias diversas en Florida. “Cuando tienes una autoridad que genera una ley como ésta, la ‘Don’t say gay’, no solamente se afecta a las personas que forman parte de esa comunidad, a la cual la ley restringe, sino que también valida y saca del clóset a los homofóbicos, a los misóginos, a los xenófobos”, puntualizó.

“Es un hecho: yo hace tres años tenía más derechos que hoy, hace tres años tenía más derechos laborales que hoy. Este libro, que se vende en toda Latinoamérica y España, no se puede difundir como debiera aquí en Florida porque no entra dentro de los libros escolares y eso me afecta. Esta ley no sólo afecta mi vida familiar, mi vida emocional, sino que también afecta mi vida laboral”, dijo.

'Un día con papá y dada': El retrato de una familia como cualquier otra

Más allá de la “campaña” que ha emprendido como artista, como ciudadano, como papá y como integrante de una familia diversa, Chascas pone en primer lugar las ganas de crear el cuento Un día con papá y dada para dejar huella de su propia historia.

“(Me impulsó) la necesidad de dejar para siempre un instante de profunda felicidad que, además, con un niño, adquieres la conciencia de que el tiempo pasa demasiado rápido. Mi hija, hace nada, no sabía hablar y ahora ya tiene cinco años. Hace nada usaba pañales y ahora tengo que empujarla para que se meta a la ducha porque le da hueva ducharse”, contó el autor.

“Quise agarrarme de un momento muy feliz, muy particular, muy específico de mi familia y quise que quedara para siempre, por eso quise hacer este libro. Además porque espero que algún día mi hija lea algo de lo que yo he escrito y le guste y se sienta orgullosa; y que tenga este libro como hay familias que graban en video su historia o coleccionan fotos o que en cassettes grababan cosas. Yo no hago nada de eso, aquí hay algo de eso, que a lo mejor cuando ella tenga 40 años y yo ya no exista y mi marido no exista ni la perrita Ofelia que tenemos ahora exista, ella tome este libro y lo redescubra y lea en ese cuento tan simple todo lo que hay detrás”, explicó.

Publicidad

Newsletter

Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad