Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Lucero y Lucerito Mijares: Las comparaciones las tienen sin cuidado

Madre e hija nos abren su corazón para contarnos qué es lo que más disfrutan de cada una, pero también nos hablan de sus recuerdos, miedos y alegrías.
sábado 04 junio 2022
Lucero y Lucerito Mijares
Lucero y Lucerito Mijares.

Desde hace dos décadas, Quién ha sido parte de la vida de Lucero. Hemos presentado en exclusiva algunos de los momentos más importantes que han definido su rumbo como artista, y también su historia como mamá.

Fue con nosotros cuando en octubre de 2001, durante su último mes de embarazo, Lucero abrió su corazón para expresar su sentir ante el inminente nacimiento de su primogénito, y dos años nueve meses después, accedió a presentarnos a José Manuel, a través de una tierna y divertida sesión fotográfica.

Publicidad

Y qué decir de abril de 2005, cuando la retratamos por primera vez con Lucerito Mijares, a sus casi tres meses de edad. Estos son solo algunos de los momentos que la ‘Novia de América’ nos ha compartido durante los más de 20 años de Quién y hoy, de nueva cuenta, nos abre las puertas de su historia familiar para platicarnos cómo es su día a día de mamá, sobre todo la convivencia al lado de su hija Lucerito, quien ya tiene 17 años y, otra vez, engalana nuestra portada junto a la cantante, además de contarnos sus aspiraciones como actriz de teatro musical.

La cita fue en una locación del Pedregal de San Ángel, en la CDMX. La primera en llegar fue Lucero. Tras saludar a todo el staff, y sin solicitar nada en especial más que solo agua natural, colocó su bolsa de pinturas sobre la mesa. Reveló que compra algunas de ellas en el “mercadito” porque, dice, “hay cosas muy buenas y me encantan”.

Tras guardar su celular, que tiene pegado una estampita de la Virgen de Guadalupe, de la que es muy devota, comenzó a maquillarse mientras le aplicaban un tratamiento hidratante en el pelo para alaciarle los chinos y estar lista para el shooting al que, un ratito después, llegarían Lucerito y su abuela, Lucero León, quien fue testigo, en primera fila, de un momento inolvidable.

Lucero
Lucero

El miedo de Lucero cuando nació su hija

“No es mala onda, pero es que yo siempre me maquillo; si alguien más lo hace, me lloran los ojos”, explicaba Lucero. Luego nos recordó aquella vez que nos presentó a Lucerito, quien nació el 2 de febrero de 2005 por cesárea. “Estaba chiquitita, medía 51 centímetros y no sabes, me entró mucho miedo cuando la tuve en mis brazos”, platicó en exclusiva a Quién.

Aunque Lucero ya había sido mamá, cuando nació ‘La Beba’, como le llaman de cariño, se volvió miedosa y aprehensiva. “Antes, me quería aventar del paracaídas, ir a la montaña rusa o lanzarme del bungee, pero después de ser mamá ya no quieres hacer eso, prefieres no ir muy rápido en el coche porque sabes que existen dos seres maravillosos que te están esperando y a los que no les puedes faltar porque tienes que alimentarlos y cuidarlos. Al verlos tan chiquitos, supe que si yo no estaba, difícilmente ellos iban a sobrevivir”.

Mientras estuvo embarazada, Lucero nunca quiso saber el sexo de su segundo bebé, prefirió que la vida le diera una sorpresa, aunque ella siempre deseó que fuera niña. “Lo decreté, el universo me escuchó y Dios me lo cumplió. Yo decía que después de casarme tendría un niño y a los tres años una niña, y así fue”.

José Manuel y Lucerito son lo más hermoso que en sus 52 años le ha sucedido. “Siendo bebés, muchas veces me les que - daba viendo, me ponía a llorar y no sabía ni por qué. Es un cúmulo de sensaciones inexplicables, de amor, de responsabilidades muy fuertes. Sabes que no te puedes morir hasta ser un buen ejemplo para ellos”.

Para este momento de la entrevista, esa niña de la que hablaba ya había llegado de la escuela. “¿Cómo te fue?”, le preguntó su mamá. “Bien, tengo algo de tarea”, respondió la adolescente que pretendía posar con jeans y playera junto a su mamá. “Lo que pasa es que no me visto muy formal, me gusta ser muy natural, así como soy todos los días”, dijo una Lucerito que no está acostumbrada a dar entrevistas ni a ser el foco público.

 

Incluso, al inicio de la sesión fotográfica se le vio tensa, y ya después la disfrutamos de su mood alegre, bromeando con su mamá y haciendo gala de su flexibilidad corporal. “La verdad, me ponen nerviosa las cámaras y la prensa. Mi mamá me ha dado orientación y creo que poco a poco iré aprendiendo de esto”, explicaba en tanto nuestros expertos en belleza le aplicaban un poco de blush, rímel en los ojos y definían mejor sus chinos.

“¿Ya viste como estaba de pequeñita, ma? Era una bebecita bien frágil, qué increíble… ¡Cómo he crecido!”, expresó ‘La Beba’ al observar su primera portada en Quién, para luego abrazar a su mamá y decirle: “No quiero sonar muy cursi, porque no me gusta, pero mi mamá es mi todo. Ella me da muchos consejos, me dice cuándo sí y cuándo no; qué hacer y qué no hacer. Mi mamá es única, a ella le puedo confiar todo sin temor a ser juzgada. Ella siempre tiene una solución y yo diría que somos las mejores amigas”, resaltó ante la emoción de la intérprete que, a su vez, miraba con ternura a su mamá, Lucero León, quien en todo momento permaneció pendiente de la plática.

Lucero y Lucerito Mijares
Lucero y Lucerito Mijares.

Son las mejores amigas

Incluso, doña Lucero participó más allá en este encuentro con Quién. Ella ayudó a Lucero en los cambios de outfit, eligió los accesorios y revisó cada detalle del peinado y las imágenes que se iban captando. Ha sido su mánager durante sus 42 años de carrera; es un vínculo inquebrantable que la ha llevado al éxito y ahora contribuye a que su nieta logre el mismo objetivo.

Mientras probaba un poco de ensalada, Lucerito contó que durante muchos años ignoró exactamente la profesión de su mamá. Veía que salía de la casa con maletas y regresaba a veces hasta varios días después. Pero cuando tuvo mayor conciencia y la vio plantada sobre un escenario, comprendió que “ese pedazo de artista” era su mamá, justo a quien el público estaba ovacionando de pie.

“Al principio, como que no dimensionaba mucho acerca de lo que estaba pasando, pero ahora la admiro mucho porque sé lo que ha trabajado para llegar al lugar en donde está. Sé que soy la hija de Lucero Hogaza y de Manuel Mijares, pero me siento una niña normal porque no me ha tocado vivir la vida de otras ‘niñas normales’.

Lucero y Lucerito Mijares
Lucero y Lucerito Mijares.

Sí me impresiona la carrera de mis papás, pero tampoco me lo tomo muy en serio, no lo ando presumiendo”. De niña, cuando sus papás tenían que salir de gira musical o en el caso de Lucero, para grabar alguna telenovela, ella y su hermano José Manuel se quedaban encargados tres o cuatro días con una tía.

“Pero no era algo que me afectara, para mí era normal. Hoy es diferente, porque los estoy acompañando en los coros del show ¡Hasta que se nos hizo!, pero si por la escuela no puedo ir, no pasa nada, no sufro porque no están”.

 

Lucerito no es una copia de sus papás, ni quiere serlo

Lucero interviene en la entrevista y bromista le dice: “Ay mijita, te aprendiste muy bien todo lo que te dije (risas)”. “Ya en serio”, continúa, “agradezco mucho que sea una chava muy inteligente, muy aterrizada. Ella tiene su propio carácter y personalidad, admiro su fuerza y capacidad de decisión. No es mi copia ni la de su papá y ni quiere serlo. No se deja influir fácilmente por nada ni por nadie, y eso nos encanta, está súper padrísimo”.

Como todos tenemos un lado de luz y otro oscuro, Lucero definió a su hija como “impredecible” y “enojona”, aunque siempre diga que está bien. “Tiene carácter fuerte, pero me encanta porque le aprendo mucho. Somos similares en muchas cosas y en otras totalmente opuestas, pero nos complementamos muy bien”.

Lucero, Lucero León y Lucerito Mijares.
Lucero, Lucero León y Lucerito Mijares.

A diferencia de José Manuel, a quien no le atrae el foco público, pero sí toca instrumentos y ha optado por un bajo perfil, Lucerito quiere expresar su talento en el escenario y su mamá está de acuerdo en apoyarla. Cree que tiene una semilla artística ya sembrada y será muy difícil frenarla porque sí tiene aptitudes para cantar y actuar.

“Nunca pensé que mis hijos se fueran a dedicar a esto porque Manuel y yo nunca lo provocamos, pero cuando ves crecer a tus hijos, haciendo lo que les gusta, tienes que apoyarlos, amarlos y admirarlos porque están creando su propia personalidad”, aseguró la protagonista de telenovelas, a sabiendas de que el público, en el caso de Lucerito, no siempre ha sido amable con ella.

Aprender a lidiar con las críticas

“En ocasiones, la gente suele ser muy cruel, me han hecho críticas muy duras, pero mi mamá me ha enseñado a hacer poco caso a los malos comentarios. Si es algo que me construye, lo tomo y si no, lo desecho y no me clavo en eso. A mí no me gusta tratar mal a los demás, no me siento superior a nadie, por eso me chocan las injusticias”, comentó Lucerito, que en la actualidad estudia la preparatoria y se prepara en artes escénicas.

“A sus 17 años”, dice Lucero, “mi hija es muy madura. Habrá quienes la definan como ‘niña buena’ porque no fuma, no toma y tiene ideas muy limpias, quizá con cierta ingenuidad, pero es real. No es una jovencita precoz ni sofisticada y prefiere convivir con la gente mayor que con las chicas de su edad”.

 

En redes sociales la han agredido criticándola en todos los aspectos, pero se mantiene fuerte. “Nadie estamos preparados para recibir a diario ofensas ni humillaciones tan horribles, pero es parte del oficio. Yo le digo que se ponga caparazón de tortuguita y se unte mantequilla para que se le resbalen las cosas malas”.

Incluso, a sus más de cuatro décadas de trayectoria, la exesposa de Manuel Mijares continúa lidiando con las agresiones en su contra. “Pero ya no es algo que me quite el sueño, siempre habrá quienes piensen que somos horrendas, terribles, fatales y nefastas, pero hay otros miles que creen que hacemos bien las cosas y les parecemos agradables. Se trata de enfocarnos en lo positivo porque de lo contrario, te puedes hundir en lo malo y nunca salir de ahí”.

Lucerito Mijares
Lucerito Mijares.

Su mamá le cae bien

Lucero le lleva casi 36 años a Lucerito. La diferencia de edades es amplia, pero ya en la convivencia diaria pareciera que no lo es porque disfrutan pasar el tiempo juntas y no se aburren. El mes pasado viajaron a Nueva York, donde en Broadway tuvieron oportunidad de disfrutar musicales como Little Shop of Horrors, Six, Hamilton, The Phantom of the Opera, The Music Man y Wicked, porque es ahí donde Lucerito anhela enfocar su carrera artística luego de haber participado durante una temporada en La jaula de las locas, en México, bajo la producción de Juan Torres.

“Mis papás me dejan ser. Incluso, a veces creo que tengo a una mamá muy barco porque cuando me porto mal, no hago alguna tarea o falto a la escuela, no me regaña y hasta le tengo que decir: ‘Oye, ma, yo creo que aquí sí me tienes que castigar’, pero me dice: ‘Bueno, entonces no sales el fin de semana’, lo cual sabe que no me afecta porque normalmente no salgo”.

Su mamá le cae bien, excepto cuando la abraza mucho o llega el momento de sus “pláticas inspiradoras”. Es aquí donde Lucero no puede contener la risa ante el reclamo de su hija. “Es que dice que le tiro mucho speech, que mis pláticas con ella duran tres horas para que al final terminé diciéndole: ‘pórtate bien’, pero es que con los hijos siempre se debe tener tiempo para hablar y orientarlos, decirles lo que está bien o mal”.

Del divorcio de sus papás, prefiere no hablar. “Ya no debe ser tema de conversación”, interviene su abuela Lucero León. Y así es porque pese a tener 11 años separados, Lucero y Mijares continúan siendo una familia de paz, comunicación y amor al lado de sus hijos. Incluso, Lucerito se carcajea cuando alguien plantea la posibilidad de que sus papás regresen porque eso ya dejó de ser una opción, cada uno tiene su vida aparte y son felices así.

Días perfectos en familia, existen muchos, pero si tuvieran que mencionar uno en específico entre ellas, sería cuando van a ver una obra de teatro, aunque también les gusta armar rompecabezas, estar en fachas por la casa y disfrutar de cosas tan normales como pedir pizza y no levantarse de la cama viendo películas y series.

La mejor imitadora de Lucero

“No somos nada extravagantes ni exóticas, nos gusta lo más ‘tranqui’. Lo mejor para mí es que mis hijos estén contentos y felices, ahí ocurre mi día favorito”, asegura Lucero que para este momento de la entrevista, se distrae con los gestos de su hija, quien claramente la está imitando.

Lucero y Lucerito Mijares
Lucero y Lucerito Mijares.

“La verdad es que he visto a muy buenos imitadores de mí, pero creo que ella lo hace muy bien, sobre todo cuando mueve la cabecita para acá y se ríe. La veo y digo: ‘ay, ¿qué pasó adorados?’. Incluso, hasta se sabe canciones mías de las que yo ya ni me acuerdo. Sé que es fan de Sobreviviré, Vete con ella, Golondrinas viajeras, Indispensable, Corazón a la deriva y El cable, por ejemplo”.

Aunque la carrera de la Novia de América va viento en popa, Lucerito Mijares también va ganando terreno como figura pública por su simpatía, carisma, sencillez, amabilidad y talento. “Luego hasta le piden más autógrafos a ella que a mí”, dice su orgullosa mamá. “Sin embargo, está bien, yo estoy aquí para apoyarla en lo que decida. Soy una mamá presente, mi vida no tendría sentido sin mis hijos, por ellos vivo y existo, ya el destino nos irá marcando el camino a seguir y yo estaré ahí, siempre con José Manuel y con Lucerito”, concluyó.

El Auditorio Nacional abre sus puertas a Lucero y Mijares

Lucerito Mijares se alista para acompañar a sus papás una vez más en el escenario. Será a través de los conciertos que ofrecerán los días 17 y 18 de junio en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México con el espectáculo ¡Hasta que se nos hizo! que con éxito ya han presentado en Acapulco, Puebla, El Salvador y Chihuahua.

Lucero y Mijares
Lucero y Mijares

Después de los shows en el Auditorio Nacional, Lucero y Manuel Mijares también se encontrarán con sus fans el 24 de junio en Monterrey, Nuevo León y al día siguiente en Guadalajara, Jalisco. El 29 de julio tienen una cita en el Forum Majadas de Guatemala, el 24 de agosto en Miami, Florida y el 25 de agosto en el Gas South Arena de Atlanta.

Fue en 2021 cuando Lucero y Mijares ofrecieron el show por streaming Siempre Amigos, en el que demostraron que la familia es el lazo de amor que los ha mantenido unidos durante muchos años.

“La vida nos da la oportunidad de reunirnos para cantar todos esos temas que tanto nos gustan; con la alegría de compartirlos con ustedes, nuestro inigualable público que son quienes nos han regalado estos inolvidables éxitos musicales durante cuatro décadas”, ha dicho la pareja de exesposos.

Publicidad
Publicidad