Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Lucas Bravo, actor de Emily in Paris, explica lo duro que resulta ser tan guapo

El actor Lucas Bravo asegura que se siente como "un objeto" y que ser atractivo no le beneficia a la hora de conseguir buenos papeles.
domingo 02 enero 2022
Lucas Bravo
Lucas Bravo

Que se vaya haciendo a un lado Regé-Jean Page, el duque de Hastings en Bridgerton, porque Netflix tiene un nuevo guapo oficial: se trata del actor encargado de dar vida al chef francés que tiene como loca a la protagonista de la serie Emily in Paris.

Con el estreno de la segunda temporada, Lucas Bravo ha terminado de convertirse en todo un sex symbol y, como suele resultar habitual en estos casos, él no se siente nada cómodo con la atención que está recibiendo por su atractivo físico.

Publicidad

"De la noche a la mañana me he convertido en un objeto. Me ha hecho volverme mucho más consciente de mí mismo. Porque cuando piensas en esa palabra y en la gente a la que se le aplica, siempre ves a una persona sana, atractiva y con músculos, y yo no soy así", ha señalado en una entrevista al periódico The Times.

Aunque él quiere dejar muy claro que no se queja de su recién descubierta fama, porque sabe que le haría sonar como un ingrato, sí sabe que por el momento está encasillado en un estereotipo que no le gusta nada.

"No se puede ser estéticamente atractivo e inteligente y una persona profunda. Antes no paraban de ofrecerme papeles como el profesor de gimnasia tonto. Es difícil romper con esa imagen. No me quejo, por supuesto, pero es una realidad", ha insistido.

 

Lucas es un actor francés que ha tenido pequeños papeles en series de televisión francesas como Sous le Soleil de Saint-Tropez y Plus Belle la Vie, además de en algunos cortometrajes como Relation Libre, Caprice y Beautiful Injuries, pero principalmente ha enfocado su carrera al modelaje.

Además, Lucas trabajó como sous chef en un restaurante, teniendo así el segundo papel más importante en la cocina de cualquier restaurante, solo después del chef, por lo que este papel le queda como anillo al dedo. “Hace unos años fui sous chef en un restaurante. Entonces, cuando recibí los guiones por primera vez, pensé, ‘Oh, wow, esto definitivamente es para mí, definitivamente voy a usar esas habilidades. Y entonces me hicieron cocinar las tortillas que hice para Emily en el programa”, dijo el actor en una entrevista reciente al crítico de cine Manny the Movie Guy.

Aún sin saber qué tanto éxito tendrá la serie de Netflix, Lucas está encantado actuando en su país natal, representando de la mejor manera los clichés de su cultura. En esa entrevista también dijo a Manny que reconoce el esfuerzo del creador de Emily in Paris, Darren Star, pues vivió en Francia unos años y se familiarizó con la vida cotidiana del país.

“Darren lo experimentó porque solía vivir en París y habla francés. Por tanto, no es solo una suposición desde una perspectiva estadounidense. Es de alguien que realmente lo vivió. Así que me gusta mucho el hecho de que encontró todos esos pequeños puntos que a veces ni siquiera nosotros vemos porque estamos dentro de ellos”, dijo.

 
Publicidad
Publicidad