Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Rafael Nadal y Xisca Perelló comparten las primeras fotos de su boda

La pareja contrajo nupcias, en la ciudad de Mallorca, tras mantener una relación de más de 14 años; don Juan Carlos y doña Sofía estuvieron presentes.
sábado 19 octubre 2019
Rafael Nadal y Mery Perelló
Después de más de 14 años de relación, Rafael Nadal y Mery Perelló se casaron en Mallorca, la ciudad que los vio nacer.

Las campanas de boda sonaron en la ciudad de Mallorca para Rafael Nadal y su novia, por más de 14 años, Mery Perelló. La pareja se dio el “¡Sí, quiero!” en una ceremonia religiosa que fue oficiada por el sacerdote Bartomeu Català Barceló, quien también preside la ONG Projecte Home Balears, en la Fortaleza de Albercutx, ubicada en el municipio de Pollensa.

Este enlace es el perfecto inicio de una nueva etapa en la relación de Rafael y Mery, quienes se conocieron desde niños y que desde entonces no se han separado. El sito elegido para su boda no podría haber sido mejor, en las calles de Mallorca se desarrolló su historia de amor y también nacieron ahí.

Publicidad

La sencillez de Mery, pero también su elegancia, la llevó a elegir una creación de Rosa Clará, la it fashion designer creó para ella un sofisticado diseño de alta costura, en líneas puras y delicadas. El vestido de encaje francés, se inspiró en el movimiento artístico Art Decó, por lo que tiene un escote caja, manga larga y motivos gráficos y florales.

Vestido de Mery Perelló
La encargada de confeccionar el vestido de Mery Perelló fue la diseñadora Rosa Clará.

El cuerpo está bordado a mano con micropedrería incrustada. La falda, evasé, se confeccionó con crepe de seda natural, a la que se le incorporó una ligera cauda extraíble. El bridal look se completó con un sutil velo de tul en seda natural. El novio apostó por un traje de corte clásico, hecho a la medida por el diseñador italiano Brunello Cucinelli.

Hasta el castillo del siglo XVII acudieron invitados tan importantes como los reyes eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía, algo que se supo, porque el exmonarca llegó en una camioneta y saludó a la prensa y los curiosos reunidos a las afueras de la blindada locación. En este día tan especial, no podían faltar Ana María Parera y Sebastián Nadal, padres del novio.

Publicidad

También estuvo presente la hermana de Rafael, Maribel, quien se veía guapísima con un vestido rojo de Rosa Clará Cocktail, su papel en esta boda fue fundamental, ya que fue ella la que presentó a Nadal con Mery, que era una de sus amigas en la escuela. También estuvieron Miguel y Toni Nadal, y desde luego que los padres de la novia Bernat Perelló y María Pascual, que mantienen un bajo perfil.

Rafael Nadal y Mery Perelló
Las primeras fotos de la pareja en su gran día fueron difundidas por la fundación del tenista.

En el enlace del 19 veces ganador de un Grand Slam y María Francisca también se dieron cita alrededor de 350 invitados, entre ellos Feliciano López y su mujer Sandra Gago; Marc López, Albert Costa, David Ferrer, acompañado de su mujer, Marta Tornel, y Juan Pico Monaco, que llegó junto a su novia, la modelo franco-griega Diana Arnopoulos.

También Ángel Ruiz-Cotorro, médico de la Federación Española de Tenis. El empresario y amigo íntimo de don Juan Carlos, Manuel Piñera Gil-Delgado, al igual que Francisco de Bergia, patrono de la Fundación Rafael Nadal, el abogado Fernando Martos y el multimillonario Richard Mille, creador del reloj que siempre acompaña al de Manacor.

Publicidad

En la fiesta posterior de la boda del ganador de 12 Roland Garros, de 33 años, y Xica, su ahora esposa de 31, la encargada del menú fue la mallorquina ganadora de la estrella Michelín, Maca de Castro, que fue apoyada por el también galardonado chef Santi Taura y el cocinero Andrés Moreno, dueño del restaurante Sa Punta de Mallorca; además participó el restaurante madrileño Tatel.

La única petición que le hicieron los novios a sus invitados fue que respetaran su privacidad; en un cartel a la entrada de la fortaleza se les explicó que “nos gustaría que disfrutarais de nuestra boda y que fuera en la más estricta intimidad. Cuando lleguen encontrarán un casillero para que puedan dejar los móviles. Muchas gracias: María Francisca y Rafael”.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad
Publicidad