Elizabeth Hurley y "The Royals" encarnan el lado oscuro de la monarquía

Porque no todo es miel sobre hojuelas -como la boda de Carlos Felipe de Suecia- llega una nueva serie de ficción que retratará la corrupción y la parte menos perfecta de una casa real.
Porque no todo es miel sobre hojuelas -como la boda de Carlos Felipe de Suecia- llega una nueva serie de ficción que retratará la corrupción y la parte menos perfecta de una casa real.
 Porque no todo es miel sobre hojuelas -como la boda de Carlos Felipe de Suecia- llega una nueva serie de ficción que retratará la corrupción y la parte menos perfecta de una casa real.  (Foto: Cortesía E! Entertainment Latinoamérica)

El drama que puede llegar a tejerse entre los miembros de la realeza es demasiado tentador como para no hacer una serie sobre el tema. La idea ha sido ejecutada con gran éxito por E! Entertainment Television, canal que estrenará para América Latina el próximo 23 de junio la exitosa serie The Royals. Protagonizada por Elizabeth Hurley y Vincent Regan en los papeles de reina Helena y rey Simón, la serie se desarrolla en la época actual y estará marcada en parte por los conflictos que ocasiona la rebeldía de la princesa Eleanor y los amores prohibidos. ¿Un príncipe que ama las fiestas y se mete en problemas? nos recuerda en la vida real al príncipe Enrique de Inglaterra. Casualidad o no, la trama gira en torno a una casa real británica de ficción. La serie -que ha sido producida, escrita y dirigida por Mark Schwahn ("One Tree Hill"), y tuvo como productor ejecutivo a Brian Robbins, Joe Davola ("One Tree Hill", "Smallville") y Shauna Phelan- ya fue renovada para una segunda temporada y es que ha cautivado con excelente promedio de raitings en Estados Unidos y Reino Unido. La primera temporada cuenta con 10 episodios de una hora y tendrá también las actuaciones de Alexandra Park, William Moseley, Merritt Patterson, Jake Maskall, Ukweli Roach, Tom Austen, Sophie Colquhoun, y Oliver Milburn.

¿Quieres saber más? Aquí el argumento: Detrás de las puertas de lujo de la familia real se encuentra más escándalo que uno puede imaginar. Helena (Hurley), es la perfecta, lista, y feroz Reina Helena, que intenta dar una imagen para el público de familia real y de clase.

Su única hija, Eleanor (Park), sin embargo, hace su mejor esfuerzo para mantener la Reina al limite, con su naturaleza rebelde y pone la reputación de la familia al borde con su comportamiento poco “real” que incluye sexo, mentiras, y paseos en helicóptero con resaca, todo documentado por los tabloides británicos que aman a la princesa rebelde.

Mientras que en secreto anhela una existencia más significativa en su mundo sin límites, la heredera vive de fiesta en fiesta, como sólo una princesa puede hacerlo. El Rey Simon (Reagan), al frente de la monarquía, trabaja para mantener a su familia a flote, pero cuando la política y las relaciones peligrosas están involucradas, el caos y la confusión amenazan con arrancar de raíz el árbol genealógico.

Mientras tanto, el hermano gemelo de Eleanor, el Príncipe Liam (Moseley), es un playboy con las llaves del reino. Él saca el máximo partido de ser uno de los solteros más buscados en el planeta sin el escrutinio de su hermano mayor, Robert.. Todo eso cambia, sin embargo, cuando Robert trágicamente muere y Liam, se convierte en heredero. Como miembro de la familia real, el destino te elige, no eliges tu destino.

Mantener la familia fuera del spotlight está en manos del equipo de seguridad encargado de The Royals. El hambre de Liam por una vida diferente mantiene a su guardaespaldas y confidente Marcus (Roach) trabajando duro sobre todo cuando éste se va con su mejor amigo Ashok (Manpreet Bachu).

Jasper (Austen) es el nuevo guardaespaldas de la princesa Eleaonor quien es delegado para protegerla no sólo de los daños fuera de los muros del castillo, sino también de su propia personalidad de princesa irreverente. Su naturaleza encantadora y recatada, versus su atractivo melancólico son un indicio de que hay algo mucho más calculador pasando detrás de sus ojos azules.

Como jefe de la seguridad para The Royals, Ted (Milburn) se compromete a mantener su discreta vida personal, pero cuando el príncipe Liam se enamora de su hija Ofelia (Patterson) su vida privada y profesional se verán mezcladas en un conflicto inevitable.

Para complicar más las cosas, la ex novia de la alta sociedad de Liam, Gemma (Colquhoun) regresa con la noticia de la prematura muerte del príncipe Robert, y es implacable en su intento de ganar a Liam detrás de Ofelia.

Gemma es refinada, manipuladora, y tiene muy claro su deseo de estar en el brazo de Liam cuando sea coronado rey. En otra parte del palacio, Cyrus (Maskall), hermano del rey Simón, está al acecho de una oportunidad para robar el trono por hacer nada, en su poder limitado, para acabar con los herederos de uno en uno.

Mientras que su poder está restringido, su falta de una brújula moral no, incluso cuando se trata de su sexualidad, los celos y alistar a sus hijas Dimwitted Maribel (Hatty Preston) y Penélope (Lydia Rose Bewley) a hacer a su voluntad. Aunque nacidos con fama, dinero y poder, sólo uno puede ser el Rey. Todo vale en el amor y la realeza.

Relacionadas:

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Captan a Leonardo DiCaprio con una de sus exnovias
No te pierdas
×