Sergio Mayer Mori en la intimidad

Platicamos con el hijo de Bárbar Mori sobre amores, rumores, la importancia de Instagram, lo poco que va a gimnasio y lo difícil que llega a ser pertenecer a una familia de celebridades.
 Platicamos con el hijo de Bárbar Mori sobre amores, rumores, la importancia de Instagram, lo poco que va a gimnasio y lo difícil que llega a ser pertenecer a una familia de celebridades.  (Foto: Archivo Quién)

Sergio Mayer Mori tiene 17 años y ya es una sensación en Instagram --tal vez tenga que ver con sus múltiples fotos sin playera o las muchas veces que su mamá Bárbara o su papá Sergio lo acompañan en ellas. Estudia la prepa en el TEC, pero no le encanta. No le encuentra el punto. Él quiere dedicarse a otra cosa.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

Mis planes son irme a Berkley y allá hacer la carrera. Llevo tocando instrumentos desde los tres años. Empecé con el violín, pero la verdad no le di seguimiento, era muy tronco. No era lo mío. A los cinco años empecé a tocar la guitarra, tomando clases. Y el piano fue algo muy chistoso porque todo lo que hago es lírico, nunca he tomado clases. Empecé apenas hace dos, tres años. En la militar tenían un piano y siempre después de la escuela me iba a encerrar ahí en mis tiempos libres. Me encantó.

¿De dónde nace tu amor por la música?

Mi tío Kintaro, hermano de mi mamá, es una de las únicas personas que han estado ahí toda mi vida y es un muy buen músico, tiene un talento impresionante, canta excelente. Yo creo que de él le empecé a agarrar el gusto.

¿Qué te gusta hacer en tus tiempos libres?

Compongo, es lo que más hago. No me gusta hacer eso, pero me encanta acostarme a ver series. Está rico, pero me paso. Se me va el día completo cuando podría estar yendo al gimnasio o componiendo. Es un hábito que no me gusta mucho de mí. No salgo de Netflix.

Seguro al gimnasio sí vas. Las fotos en tu Instagram dicen otra cosa...

¿Quieres saber la verdad? Hace ocho, nueve meses que no voy al gimnasio. Nunca voy. Es genética, mi papá es algo ridículo, tiene 50, 51 años y parece que tiene 38.

Mi Instagram es lo que más me importa en redes sociales. Por ejemplo en Twitter, para tener muchos seguidores pones algo chistoso o pones algo del amor, en Vine soy lo peor, hago videos malísimos, pero en Instagram me encanta porque es más artístico. La foto me encanta. Todo el timepo me tomo selfies.


-
 -  (Foto: Archivo Quién)

Una de esas fotos acabó en un meme en el que te comparaban con Justin Bieber en los anuncios de Calvin Klein.

Fue chistoso, sí dije, ¿por qué me están comparando a mí con Justin Bieber? Al final es porque soy adolescente, porque estoy en bóxers Calvin Klein. Cuando canto con mis amigos me dicen, 'Wey, eres el Justin Bieber mexicano' y siempre les digo, '¡Cállense y no vuelvan a decir eso!' No estoy diciendo que Justin Bieber sea lo peor, sólo no es lo que yo quiero llegar a ser. Lo respeto, pero voy por otro camino.

También por un par de fotos en tu Instagram la gente ha empezado a cuestionar tu orientación sexual.

Pueden pensar lo que quieran. Diga lo que yo diga la gente va a seguir pensando lo que quiera. Soy cien por ciento heterosexual. Fui criado con esa idea, mi papá siempre ha saludado de beso a sus amigos, por ejemplo, me enseñaron a perder la homofobia. Tengo muchos amigos gays y yo siempre he sido muy físico con mis amigos.

Háblame de crecer en el ojo público como hijo de celebridades.

Como yo nací con eso, de chiquito no me daba cuenta de la diferencia. No te puedo decir si es mejor o peor. Lo que sí es que siempre se me ha hecho difícil escoger a los amigos. No sabes quién sí es tu amigo y quién quiere ir a tu casa por otra cosa. Soy muy social, me llevo muy bien con todos, pero amigos amigos los cuento con tres dedos.


-
 -  (Foto: Archivo Quién)

¿Cómo describirías tu relación con Bárbara?

Yo estoy muy agradecido de tener lo que tengo con mi madre. Yo veo amigos míos y ver cómo les gritan cómo les hablan a sus mamás y digo, 'A ver, es tu mamá'. Por otro lado hay mamás que son muy estrictas y muy mamás, la mía es más amiga que mamá. Eso siempre ha ayudado mucho en nuestra relación. Yo le puedo contar todo y ella me cuenta todo y somos un soporte.

Supongo que te dicen mucho que te pareces a ella.

Todos me dicen que me parezco a ella y mi mamá me dice que me parezco a mi papá. Lástima que no tengo los ojos de mi mamá. Eso me hubiera gustado heredar de ella.

De todos modos, seguro las niñas se te avientan encima.

Ojalá se me aventaran las niñas todo el tiempo. Me encantaría, pero también tiene que ver mucho con la hipocresía. "Ay, hola, ¿tú eres el hijo de…?" y agh. No va por ahí. Llego y conozco y me dicen, 'Tu mamá está muy bonita' y ni siquiera les he dicho mi nombre. A veces es un poco incómodo, puede llegar a ser hasta molesto. ¿Cuándo me van a ver a mí? No mi vida, a mí. Por eso he tenido muy pocas relaciones.


-
 -  (Foto: Archivo Quién)

¿Cómo es tu niña ideal?

Primero que nada, que sea cero celosa. Todas las parejas que he tenido han sido súper celosas y eso me ha hecho a mí súper celoso. Ya lo cambié. Eso es algo que rompe la relación. Eso sí sé que no me gustaría de la futura señora de mayer morí.

¿Cómo es Bárbara como suegra?

Es lo máximo como suegra, aunque le lleve a un perro ella está fascinada. A mí me gustaría que ella fuera mi suegra.

Barbara Mori y Sergio Mayer Mori son actualmente la portada de la revista Quién®, en dónde nos cuentan sobre su relación madre e hijo. Si quieres conocer esta edición en su versión digital adquiérela en cualquiera de estos links.

Desde nuestro canal de la revista digital, da clic aquí.

Para sistema iOS da clic aquí.

Para sistema Android da clic aquí.


-
 -  (Foto: Archivo Quién)
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Belinda sorprende con un look al estilo de Shakira en su nueva canción
No te pierdas
×