5 veces en las que un actor ha perdido la cabeza

No hay nada peor que un actor enojado, aquí te contamos cinco casos demenciales en rodajes reales.
No hay nada peor que un actor enojado, aquí te contamos cinco casos demenciales en rodajes reales.
 No hay nada peor que un actor enojado, aquí te contamos cinco casos demenciales en rodajes reales.  (Foto: AFP)

No todas las películas son ambientes agradables de trabajo. Sólo basta una estrella con mucho ego y con pocas ganas de trabajar para arruinar el día a todo el equipo, incluyendo actores y director. Estas son las 5 veces en las que un actor ha conseguido llevar el drama fuera de la pantalla:

1. Marlon Brando, La Isla del Doctor Moreau (1996)

La tercera vez que se intentó adaptar la novela de H.G. Wells al cine fue por John Frankenheimer. La aterradora historia del científico que crea híbridos de humanos y animales contaba con una estrella de lujo, El problema: el célebre actor se dio cuenta de que la película en la que trabajaba era tan mala que decidió divertirse a costa de todos.

En primer lugar, se puso una hielera en la cabeza que encontró por allá y se negaba a salir delante de una cámara sin ella puesta. Además, todos sus planos fueron medios porque decidió no llevar pantalones puestos. Y por último, en un acto hilarante que le situaría cerca del Dr. Maligno de Austin Powers, se hizo amigo de un enano y exigió que salieran juntos en cada escena vestidos igual. ¡Chapeau Marlon!

2. Lawrence Tierney, Perros de Reserva (1993)


Lawrence Tierney.
 Lawrence Tierney.  (Foto: Getty Images)

El memorable actor interpretó a tantos gángsters en su carrera que realmente se creía uno. Durante el rodaje de la primera película de Quentin Tarantino, el maduro actor consiguió que todos le odiaran durante la única semana que rodó.

Tanto era lo que provocaba a Tarantino que acabaron peleándose a puño limpio el último día de rodaje. Cuando Tierney fue despedido por el director (entre aplausos del equipo de rodaje), lo primero que hizo fue ir a casa enfurecido y disparar a la pared con una escopeta. El lunático actor hirió a su sobrino en el proceso. Todo un matón también en la vida real…

3. Sean Young, Batman (1989)


Sean Young.
 Sean Young.  (Foto: Getty Images)

Todos los compañeros de rodaje que ha tenido han concluido que Sean Young era inaguantable. Si no lo creen vuelvan a mirar la violenta escena de sexo de Blade Runner, los golpes no son pasión, es Harrison Ford aprovechando para golpearla.

Pero en 1989, cuando Tim Burton le ofreció el suculento papel de Catwoman, a actriz se rompió un brazo una semana antes de empezar a rodar. Frustrada decidió vestirse de la supeheroína y aparecer el primer dia con un objeto metálico en la mano interpretando como si se tratara de un casting. Un aterrorizado Michael Keaton llamó a seguridad pensando que iba a ser disparado por una demente. Obviamente, acabó siendo un walkie-talkie y la locura de Young solo fué un incidente menor.

Entérate de los otros dos casos en Life and Style.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
¿Qué fue lo más desafiante para 'El Fantasma en el Espejo'?
No te pierdas
×