Robin Williams, señales de una depresión que anunciaba la tragedia

El actor, fallecido este lunes a los 63 años, había compartido publicamente los dolorosos procesos por los que había atravesando en su lucha contra la depresión.
El actor, fallecido este lunes a los 63 años, había compartido publicamente los dolorosos procesos por los que había atravesando en su lucha contra la depresión.
 El actor, fallecido este lunes a los 63 años, había compartido publicamente los dolorosos procesos por los que había atravesando en su lucha contra la depresión.  (Foto: Getty Images)

De acuerdo con los primeros informes, el actor se quitó la vida este lunes como consecuencia de una depresión severa contra la que luchaba desde varios años atrás.

Williams nunca ocultó los problemas psicológicos y de adicciones que enfrentaba. Hace ocho años, en 2006, el ganador del Oscar habló de su lucha contra la depresión "no clínica" en entrevista radiofónica con Terry Gross.

Al ser cuestionado sobre su capacidad de interpretar a personajes con elementos maniáticos, el actor dijo: "¿Puedo realizar a veces personajes con estilo maniaco? Sí. ¿Estoy maniaco todo el tiempo? No. ¿Me pongo triste? Oh, sí. ¿Me pega duro? Oh, sí."

Cuando Gross le preguntó específicamente si había sido diagnosticado clínicamente lo negó: "No, depresión clínica, no. Yo me siento desanimado, como creo que muchos de nosotros lo hacemos en determinados momentos. Te ves en el mundo y dices 'Whoa'. Otros momentos dices 'Oh, las cosas están bien.' "

El actor tuvo problemas con el alcohol y la cocaína en la década de los 70, sin embargo, renunció a ellos antes del nacimiento de su hijo mayor Zak en 1983, pero recayó en 2003. En 2010 reveló a Marc Maron lo peligrosa que es la combinación depresión-alcohol.

Williams admitió que una vez consideró el suicidio mientras estaba sentado a solas en una habitación de hotel con una botella de Jack Daniels. Según su declaración, en esa ocasión su “cerebro consciente” dijo a su “cerebro borracho” que dejara de pensar en el suicidio hasta que estuviera sobrio, recordándole: “tienes una buena vida, tal y como es ahora”.

El el mismo sentido el exitoso actor reveló a The Guardian, también en 2010, que su recaída al alcoholismo fue resultado de una mezcla entre temor y ansiedad.

"Esto es literalmente tener miedo. Y tú piensas 'oh, esto debilitara el temor' y no es así. (...) En esa primera semana te mientes a ti mismo y dices que puedes parar (dejar el alcohol) y entonces tu cuerpo dice, 'no, detente después'".

Relacionadas

Fue la publicista del actor quien confirmó la trágica noticia asegurando: "Él ha estado luchando contra la depresión severa en los últimos tiempos. Esta es una pérdida trágica y repentina. La familia pide respeto a su intimidad".

De acuerdo con TMZ, hace dos semanas el actor de 63 años había salido de un proceso de rehabilitación contra la depresión.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Lo que debes saber de los Emmy Awards
No te pierdas
×