Cómo ser Claire Underwood, de House of Cards, en tres "sencillos" pasos

Hoy se estrena la tercera temporada de "House of Cards", por Netflix, y el personaje de Robin Wright ha causado furor entre muchas mujeres. Todas quisiéramos ser como ella… ¿o no?
Hoy se estrena la tercera temporada de "House of Cards", por Netflix, y el personaje de Robin Wright ha causado furor entre muchas mujeres. Todas quisiéramos ser como ella… ¿o no?
 Hoy se estrena la tercera temporada de "House of Cards", por Netflix, y el personaje de Robin Wright ha causado furor entre muchas mujeres. Todas quisiéramos ser como ella… ¿o no?  (Foto: Netflix)
Corporate look: Tomadora de decisiones nata, Claire hace que las cosas pasen desde este escritorio.
 Corporate look: Tomadora de decisiones nata, Claire hace que las cosas pasen desde este escritorio.  (Foto: Netflix)

Reconozcámoslo: todas queremos ser como Claire Underwood. Espléndida a los 48, la esposa del maquiavélico Frank en "House of Cards" encarna muchas de nuestras aspiraciones: inteligente, estilosa, fuerte, poderosa, influyente, aventurera, segura de sí misma y sexy como pocas, brilla con luz propia y despierta una especie de identificación inconfesable.

¿Qué la hace tan magnética? Hay varias razones, su vestuario minimalista siempre perfecto que lleva en su cuerpo fit,su pelo cortísimo que es además un statement de que se puede ser femenina sin tres kilos de extensiones o rizos de muñeca. Pero son sus estrategias y, sobre todo, su aparente invulnerabilidad lo que hace que no podamos dejar de verla.


La esposa ideal. Frank no podría tener una mejor compañera. Ella le da lo que necesita sea lo que sea.
 La esposa ideal. Frank no podría tener una mejor compañera. Ella le da lo que necesita sea lo que sea.  (Foto: Netflix)

Pese a su carácter frío y calculador, una pequeña Claire "interior" se despierta en nosotras cuando vemos sus movimientos inteligentes y sus fuerza inconmovible para acceder al poder. Salvo por el tema de los crímenes y eso de arruinarle la vida a la gente, nos preguntamos, ¿y si fuéramos un poco, un poquito así? Aquí, tres reglas que podrían acercarnos más a la fabulosa Claire Underwood.

REGLA 1: Amor y sexo flexible (si me conviene) La de Claire y Frank es una familia de sólo dos. Así lo decidieron para centrarse en sus carreras. A simple vista no se arrepiente, e incluso tuvo que abortar. Es una demócrata pro-choice. Tienen una "relación abierta": son infieles a sabiendas y por acuerdo mutuo. Él se vuelve amante de una periodista y a ella parece no molestarle pero, por su parte, tiene un affaire con un atractivo fotógrafo.

De todas maneras la lealtad o atracción hacia sus hombres se acaba en el momento en el que se interponen en sus planes. ¿Le costará esto un corazón roto? Bueno, primero habría que probar que tiene uno. En realidad, el único amor que nos queda claro que Claire y Frank comparten fervorosamente es al poder.


Un poco geek. Claire ve el mundo a través de sus lentes de pasta y su iPhone.
 Un poco geek. Claire ve el mundo a través de sus lentes de pasta y su iPhone.  (Foto: Netflix)

REGLA 2: Poder & management cueste lo que cueste Claire dirige una organización no gubernamental internacional. Es una tomadora de decisiones nata, una hábil recaudadora de fondos y una jefa experta en manejo de crisis. A Claire no se le mueve un pelo de su estupendo pixie cut ni una noche, cuando la amante de su marido asiste a una cena donde ella es la anfitriona. "Disfruta la fiesta", le dice, y puede notarse que la única nerviosa es "la intrusa".

Para Claire, mostrar su enojo es una pérdida de tiempo (o tal vez de estilo). Sólo se permite ser vulnerable en soledad. Si a fines de los 90 uno de los modelos a seguir era Carrie Bradshaw de Sex and The City, cuyos objetivos eran conseguir una pareja y zapatos, con Claire Underwood, el esposo y el clóset envidiable están más que dados por sentado. Claire no se conforma con verse divina, también quiere "dominar el mundo", literal.


Sin excesos. La fuerza de su personalidad pesa más que cualquier accesorio.
 Sin excesos. La fuerza de su personalidad pesa más que cualquier accesorio.  (Foto: Netflix)

REGLA 3: Menos es más (Pero exclusivo y de lujo)

Claire nunca pecará de excesos en su outfit o maquillaje. Aunque siempre lleva colores neutros, no necesita accesorios llamativos para brillar. "La clave para haberse convertido en fashion icon es que parece que cualquiera puede lograr su look, es aterrizado", dice Claudia Cándano, editora de moda de la revista Elle.

El estilo de Underwood va acorde con la sociedad de Washington DC (donde se desarrolla la serie), ella prefiere no mostrar excesos que hablen de riqueza. Eso sí, sus marcas favoritas son: Theory, Max Mara, Gucci, Armani, Ralph Lauren, Prada, L´Wren Scott, Zac Posen, Zapatos Louboutin. Abrigos Burberry. Bolsos Yves Saint Laurent.

Los básicos para la oficina

  • Falda pencil o pantalón 3/4
  • Blazer
  • Camisa Boyish en tonos grises, azules o bien negra o blanca. La feminidad está en el escote.
  • Siempre colores sobrios, nada de estampados y accesorios delicados.
  • Tacones, nunca plataformas.
  • Bolsa: una Muse Large Tote de Yves Saint Laurent o una satchel clásica
  • Lentes de aumento de pasta café o negra

Los básicos para eventos

  • Vestidos ajustados con los hombros al descubierto. Hay que presumir el brazo de músculo marcado que da el ejercicio y la alimentación sin azúcar y pocos carbohidratos.
  • Cuellos marineros o cuadrados.
  • Un clutch de Bottega Veneta
  • Strapless sencillos, de vez en cuanto un holán por ahí
  • Colores, únicamente blanco, negro y gris. Los colores neutros, el azul claro y el azul marino le combinan perfecto con el color de su pelo
  • Un sencillo collar de perlas a juego con sus aretes De Beers.
  • Maquillaje: poco, muy poco. Una base ligera, un poco de blusa, una pasada de rímel y un buen humectante de labios.

GMD

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Captan a Leonardo DiCaprio con una de sus exnovias
No te pierdas
×