Quién recomienda... El Hobbit:La Desolación de Smaug

Este fin de semana se estrenó El Hobbit 2, así que si eres fan de esta saga no te la puedes perder.

Gandalf y Thorin (Escudo de Roble) acuerdan viajar a la Montaña Solitaria con la finalidad de recuperar la tierra de Erebor, el reino de los enanos. Para ello, necesitarán las habilidades de un ladrón que pueda escurrirse dentro de la morada de Smaug, el temible dragón que duerme sobre sus montañas de oro y gemas. Así es como Bilbo se une al grupo de enanos viajeros encabezados por Thorin y Gandalf. En la travesía, Gandalf experimenta una epifanía que lo hace retirarse del grupo, mientras que los restantes son asediados por orcos, arañas, y elfos silvanos, hasta que finalmente enfrentan al impresionante Smaug.

"El Hobbit: La desolación de Smaug" presenta más acción y efectos especiales que su antecesora, "El Hobbit: Un Viaje Inesperado". Destacan principalmente las secuencias de la primera parte de la película. Primeramente, en un truculento bosque, el grupo se enfrenta a unas espeluznantes arañas gigantes, que bien podrían provocar una severa aracnofobia. Después, el grupo, metido en barriles, huye de elfos y orcos, en un vertiginoso descenso por una cascada. Mientras se las ingenian para atacar y defenderse dentro del confinado espacio del barril que avanza a toda velocidad, Legolas y Tauriel, otra elfa, se contorsionan y saltan, en un estilo parecido al Hombre Araña, de un lado al otro del río, lanzando mortales flechas con una puntería prodigiosa. El resto de las escenas de acción son bastante rutinarias. El mayor logro técnico es Smaug, cuyos movimientos y voz es obra de Benedict Cumberbatch. Este dragón parlanchín es técnicamente impecable, imponente y memorable.

VISITA CHILANGO.COM PARA LEER NOTA COMPLETA Y VER HORARIOS EN CINES

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Lo que debes saber de los Emmy Awards
No te pierdas
×