Titanic, a 100 años de la tragedia

La vulnerabilidad humana nunca se vio mejor reflejada, que con la historia del `barco que ni Dios podría hundir´, y que hoy descansa en las profundidades del Atlántico Norte.
 La vulnerabilidad humana nunca se vio mejor reflejada, que con la historia del `barco que ni Dios podría hundir´, y que hoy descansa en las profundidades del Atlántico Norte.  (Foto: AP)

Son las 23:39 horas del 14 de abril de 1912, Frederick Fleet lanza la voz de alerta desde su puesto de vigilancia: A menos de 500 metros de distancia hay un iceberg... A partir de ese momento, se escribiría la crónica del hundimiento más famoso del mundo, el del Titanic, que se convertiría en leyenda, y que a cien años sigue cautivando, por mostrar, como nunca, la vulnerabilidad humana.

"Ni Dios podría hundir este barco", decía orgulloso el director de la White Star Line, companía naviera británica dueña del RMS Titanic, Joseph Bruce Ismay, sin embargo, en apenas dos horas y 41 minutos, tuvo que tragarse sus palabras, pues el Titanic, que viajaba a 22,5 nudos, se hundió cuatro mil metros en la gélidas aguas del Atlántico Norte.

Pero no se equivocó al afirmar que "conseguiría los titulares de la prensa", pues el trasatlántico jamás perdió su carácter de inolvidable, y en el centenario de su tragedia, el mundo rinde homenaje a todos esos 2 mil 224 pasajeros, de los cuales mil 517 inocentes, perdieron la vida.

Minuto a minuto del RMS Titanic


El 1 de septiembre de 1985, la expedición liderada por Robert Ballard descubrió, en el fondo del Atlántico Norte, los restos del naufragio del Titanic.
 El 1 de septiembre de 1985, la expedición liderada por Robert Ballard descubrió, en el fondo del Atlántico Norte, los restos del naufragio del Titanic.  (Foto: AP)

Desde el minuto uno de su construcción, en el astillero Harland and Wolff de Belfast, Irlanda del Norte, con el número 401, el Titanic fue ideado para ser gigantesco: Su eslora (longitud de proa a popa) era de 269 metros y su manga (longitud de estribor a babor) era de 28 metros, pesaba 46 mil 328 toneladas y de altura medía 18 metros desde la línea de flotación hasta la cubierta de botes.

Marzo 31, 1909. Comienza la construcción del Titanic, con la elaboración de la quilla, en el astillero Harland & Wolff en Belfast, Irlanda del Norte. Diseñado por William Pirrie y el ingeniero naval Thomas Andrews.

Mayo 31, 1911. El Titanic aún sin terminar, es enjabonado y llevado al mar, para realizar los "ajustes" finales, como la instalación de todos los suplementos, unos sobre el exterior, como las chimeneas y los propulsores, y muchos en el interior, como los sistemas eléctricos, cubiertas de la pared y muebles.

Abril 2, 1912. El Titanic deja el muelle para afrontar pruebas en el mar, que incluyeron de velocidad, de maniobra y de parada de emergencia. A las 8:00 p.m., después de pasar todos los ensayos, el Titanic es llevado a Southampton, Inglaterra.

Abril 3-10, 1912. El Titanic con varias toneladas de víveres y su tripulación, la mejor de la época, entre ellos: Capitán: Edward John Smith, Jefe de oficiales: Henry Wilde, Primer oficial: William Murdoch (originalmente asignado como jefe de oficiales), Segundo oficial: Charles Lightoller, Tercer oficial: Herbert Pitman, Cuarto Oficial: Joseph Boxhall, Quinto oficial: Harold Lowe y el Sexto oficial: James Paul Moody, es contratada.

Abril 10, 1912. Desde las 9:30 a.m. hasta las 11:30 a.m., pasajeros abordaron la nave. Al medio día, el Titanic deja el muelle e inicia su viaje inaugural. La primera parada es en Cherburgo, Francia, donde el Titanic llega a las 6:30 p.m. y parte a las 8:10 p.m, con destino a Queenstown, Irlanda (conocida como Cobh).

Abril 11, 1912. A la 1:30 p.m., el Titanic abandona Queenstown e inicia su travesía por el Atlántico para alcanzar Nueva York.

Abril 12-13, 1912. El Titanic continúa con su viaje de inauguración, sin mayores detalles, y ofreciendo a los pasajeros de primera clase el mayor lujo, nunca antes visto en alguna embarcación en la historia, hasta ese momento.

Abril 14, 1912. (9:20 p.m.) El Capitán Smith se retira a su habitación.

April 14, 1912. (9:40 p.m.) La última de varias advertencias sobre icebergs se recibió en el cuarto del telégrafo. Pero éstas nunca llegaron al Puente de Mando.

Abril 14, 1912. (11:40 p.m.) La tripulación se percató de que un iceberg chocará directamente con el barco, debido a la trayectoria del Titanic, que había sido desviada. El Primer Oficial, Murdoch, ordenó que se vire todo a estribor (izquierda), pero a babor, el Titanic colisionó con la formación natural de hielo. Sólo pasaron 37 segundos entre el aviso y el choque. En un plazo de una hora ingresaron al transatlántico hasta 25 mil toneladas de agua.

Abril 15, 1912. (12:05 a.m.) El Capitán Smith ordenó a la tripulación preparar los botes salvavidas y llevar a todos los pasajeros a cubierta.

Abril 15, 1912. (12:45 a.m.) El primer bote salvavidas descendió los 11 pisos del navío y llegó a las aguas heladas del Atlántico Norte.

Abril 15, 1912. (2:18 a.m.) El Titanic se partió a la mitad, mientras todas sus luces se apagaron.

Abril 15, 1912. (2:20 a.m.) El Titanic se hundió cerca de Terranova, una gran isla en la costa nordeste de Norteamérica, y la parte más poblada de la provincia canadiense de Terranova y Labrador (llamada "Terranova" hasta 2001).

Abril 15, 1912. (4:10 a.m.) El Carpathia rescató a los primeros sobrevivientes.

Abril 15, 1912. (8:30 a.m.) El Carpathia rescató a los últimos sobrevivientes de un bote salvavidas.

Abril 17, 1912. El Mackay-Bennett es el primero de varios barcos (el Minia, el Montmagny y el Algerine), que viajó al área donde se hundió el Titanic, para buscar los cuerpos de los pasajeros que se ahogaron o perecieron por hipotermia.

Abril 18, 1912. El Carpathia llegó a Nueva York con 705 sobrevivientes.

Abril 19 - Mayo 25, 1912. El Senado de los Estados Unidos hubo sesiones de escucha, para conocer los detalles del desastre, de viva voz de quienes lo sobrevivieron.

Mayo 2 - Julio 3, 1912. La Cámara de Comercio de Gran Bretaña realizó una investigación inquisitiva sobre la tragedia del Titanic.

Septiembre 1, 1985. La expedición liderada por Robert Ballard descubrió los restos del naufragio del Titanic, en las profundidades del Atlántico Norte.

El barco de los sueños


Resource Not Found: (image) http://static.quien.com/

La debilidad del hombre ante el destino y la madre naturaleza, se compensa siempre por su ingenio y habilidad de descubrir cómo vivir al máximo y rodearse de cosas que por su belleza, hacen más llevadero el existir, y nada como las cubiertas de primera clase del titán que surcó los mares durante cuatro días, y que ofreció su "debut y despedida" del 10 al 14 de abril de 1912.

Los ricos y famosos, -sí, porque en 1912 la farándula eran los millonarios del momento-, que abordaron al Titanic se dejaron deslumbrar por sus opulencia, elegancia y glamur, lo mismo en su decoración, que en la tecnología de punta con la que se revistió.

Nueve cubiertas, tenía en total el buque, la novedad fueron tres ascensores disponibles, en exclusiva para los pasajeros de primera clase y uno para los de segunda clase. El Titanic contaba con todos los lujos que la burguesía de la época podría pedir: piscina interior, gimnasio, cancha de squash, baño turco, peluquerías, bibliotecas, los cuatro Cafés Verandah, el popular Café Parisien y más comodidades.

Las cubiertas más exclusivas eran la A y B. La Cubierta A contaba con la apabullante escalera de primera clase, ubicada más a popa, algunos camarotes y áreas de esparcimiento exclusivas, además del salón común, que estaba decorado en el estilo del Palacio de Versalles, tapizado y contaba con paneles de madera bellamente tallada en las paredes.

En la parte delantera, cerca a la puerta había una chimenea de adorno, sobre la cual se encontraba una miniatura de Artemisa y un gran espejo. Las ventanas se extendían hasta la cubierta de botes. Uno de sus mayores atractivos era su gran candelabro.

La Cubierta B albergaba principalmente camarotes de primera clase, pero destacaban las Parlon Suites, las habitaciones más lujosas del navío (cada una constaba de una sala de estar, dos dormitorios, dos vestidores, un baño y una cubierta de paseo privada). Las dos cubiertas de paseo estaban decoradas en estilo Tudor.

Un homenaje a los caídos


En honor al centenario del naufragio del Titanic, dos barcos, el Azamara Journey (en la imagen) y el MS Balmoral, se encontrarán en el punto exacto del hundimiento, a las 2:20 de la madrugada del domingo, para realizar una misa en altamar.
 En honor al centenario del naufragio del Titanic, dos barcos, el Azamara Journey (en la imagen) y el MS Balmoral, se encontrarán en el punto exacto del hundimiento, a las 2:20 de la madrugada del domingo, para realizar una misa en altamar.  (Foto: AP)

El Azamara Journey, que partió de Nueva York el pasado martes con cerca de 450 pasajeros, llegó a las coordenadas 41° 43' 57" N, 49° 56' 49" O, al atardecer del 14 de abril del 2012, en donde se reunió con el MS Balmoral, otro crucero que ha seguido la misma ruta que el Titanic hizo desde Southampton, el puerto del que zarpó en 1912.

Los dos cruceros tienen previsto efectuar un servicio religioso a las 2:20 de la madrugada del domingo (5:20 GMT), el momento en el que el Titanic se rompió en dos partes y la proa se hundió.

En Halifax, desde la que se enviaron cuatro barcos para recuperar a las víctimas mortales del naufragio, la noche del sábado se realizó una procesión y vigilia en recuerdo del hundimiento. El domingo, se realizará una ceremonia en el cementerio Fairview Lawn, en el que están enterradas 121 de las víctimas del Titanic, de las que cerca de un tercio están sin identificar.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Beyoncé y Adele, las dos únicas mujeres entre los músicos mejor pagados
No te pierdas
×