Paulina Rubio negociará acuerdo con promotoras

La ‘Chica Dorada&#39 tendrá un plazo límite para realizar un acuerdo que la exente de ir a juicio.
 La ‘Chica Dorada&#39 tendrá un plazo límite para realizar un acuerdo que la exente de ir a juicio.

La cantante Paulina Rubio tendrá un plazo de 45 días para llegar a un acuerdo con el Fondo Mixto de Cultura de Boyacá, la Corporación Cultural Viva la Música y CMG Entertainment, o ira a juicio en una corte de Miami por presunto incumplimiento de contrato.

La decisión tomada el miércoles por la juez Abby Cynamon contrasta con la del juez John Schlesinger, a quien reemplazó hace días y quien había dicho en diciembre pasado que el juicio podría iniciarse tan pronto como febrero o marzo de 2012.

Durante una hora la juez escuchó los argumentos de ambas partes y después de estudiar los documentos y testimonios invitó a los abogados a llegar a una negociación económica antes de iniciar un juicio.

Rubio, quien no estuvo presente en la audiencia, fue demandada en noviembre de 2010 en Miami por no presentarse en un concierto pautado para agosto de ese año en la localidad colombiana de Tunja, como parte del Festival Internacional de Cultura de Boyacá.

Los demandantes (el Fondo Mixto de Cultura de Boyacá, la Corporación Cultural Viva la Música y CMG Entertainment) alegan que la cantante incumplió un contrato y le reclaman una indemnización de al menos 985 mil dólares por daños y perjuicios, correspondientes a los gastos de organización del concierto. Los demandantes también dicen que el espectáculo fue pagado por anticipado, al igual que todos los gastos.

"Será el jurado el que determine si ella canceló el contrato y si lo hizo de una manera razonable", dijo el abogado demandante Richard Wolfe, quien insistió a la juez que ha solicitado la fecha de inicio del juicio en repetidas oportunidades.

Por su parte, el abogado de Rubio, Omar Ortega, dijo que seguirán presentando las pruebas necesarias preparándose para el inicio del juicio, ya que su cliente no está interesada en llegar a ningún arreglo económico.

"Como hemos dicho desde el primer día, ella no ha hecho nada mal y queremos terminar este caso y traerlo frente a un jurado para que sea éste el que decida", dijo.

De acuerdo con los documentos judiciales y declaraciones de su abogado y de su esposo, Nicolás Vallejo Nájera, Rubio no pudo llegar al concierto por inconvenientes de transporte aéreo a Tunja.

Ortega asegura que la ausencia de Rubio "no fue por falta de deseo sino por falta de habilidad para llegar a Tunja".

En una audiencia anterior Vallejo Nájera aseguró que estaban en un avión y no los dejaron aterrizar en Tunja, aparentemente por motivos climáticos.

Agregó que los organizadores del espectáculo se habían comprometido a proporcionar una avioneta para el traslado de la artista, pero que como no lo hicieron Rubio pagó la aeronave.

Los demandantes, no obstante, aseguran que el contrato estipulaba que Rubio viajaría en avión desde Medellín hasta Bogotá, y desde allí recorrería en automóvil por carretera unos 130 kilómetros con dirección noreste hasta llegar a Tunja, donde no hay un aeropuerto comercial.

La cantante tenía siete meses y medio de embarazo en ese momento.

  • Más sobre:
  • Pau
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: ¿Quién diseñará el vestido de novia de Meghan Markle?
No te pierdas
×