Gustavo Cerati cumple año y medio en coma

El cantante argentino sufrió el 16 de mayo de 2010 un accidente cerebro-vascular, tras ofrecer un recital en Caracas, Venezuela. Desde entonces sigue internado.

La situación de Cerati no ha registrado ningún signo de recuperación, lo que ha desatado debates entre sus colegas sobre la manera en la que se debe enfrentar el problema de salud.

Charly García, por ejemplo, afirmó esta semana que todavía espera el milagro de que Cerati despierte, mientras que Charly Alberti, quien fuera su compañero en Soda Stereo, advirtió que la familia "ya debería dejarlo ir".

La tragedia del artista, de 51 años de edad, conmocionó desde el primer momento a sus colegas y fanáticos de todo el continente ya que el ex líder de la mítica banda Soda Stereo es uno de los máximos íconos del rock en español.

Desde que Gustavo Adrián Cerati Clark se desvaneció en la capital venezolana comenzó un periplo médico en una clínica caraqueña que terminó el 7 de junio de 2010, cuando fue traido de regreso a su ciudad natal.

En Buenos Aires, el artista estuvo internado durante cuatro meses en la Clínica Fleni, especializada en atención neurológica, pero en octubre del año pasado fue llevado a otro centro de menor complejidad ante las escasas posibilidades de que se recuperara.

"Infarto extenso en el hemisferio cerebral izquierdo y daño del tronco cerebral secundario" fue el fatal diagnóstico que dieron a conocer desde el principio los médicos que lo atendieron, dejando un escaso margen para el optimismo.

Las hermanas, la mamá, la ex esposa, los dos hijos y la novia de Cerati formaron el círculo íntimo que siguió los pormenores de la atención médica y que decidió manejarse con hermetismo para evitar que el caso fuera presa de la prensa amarillista.

El blindaje informativo surtió efecto, porque los múltiples rumores sobre la muerte del cantautor o la versión de que había sido víctima de una posible mala praxis en su primera atención con médicos venezolanos no tuvieron mayor trascendencia.

A lo largo de este año y medio, la mayoría de las figuras internacionales que vinieron a Buenos Aires visitaron a Cerati o desearon su recuperación, desde la colombiana Shakira hasta el español Alejandro Sanz, quien casi rompió a llorar en un recital.

Hasta Bono, el líder de la banda británica U2, le dedicó al artista unas palabras de aliento en los conciertos que ofreció el mes pasado en la ciudad argentina de La Plata y en su honor cantó "Moment of surrender".

En el momento de su accidente, Cerati se encontraba en plena promoción de su más reciente álbum, "Fuerza natural", por el cual obtuvo tres premios Grammy en Estados Unidos y el premio Gardel de Oro en Argentina.

A un año y medio del accidente, los escasos partes médicos que se dan a conocer no dan margen para la esperanza, aunque la mamá de Cerati, Lilian Clark, suele reiterar que su hijo tiene que despertar en algún momento.

"Hay que esperar porque ésta es una enfermedad larga, difícil. No se puede decir un pronóstico de cuándo va a abrir los ojos, cuándo va a decirme 'mamá', pero yo tengo fe", dijo en abril pasado en su primera entrevista televisiva.

De manera conmovedora, Clark agregó que, pese a su estado vegetativo, "Gustavo está fuerte. Está. Tiene un organismo muy fuerte, muy sólido, que ha pasado unos cuantos eventos difíciles que los ha superado. Pero quiere vivir y va a vivir".

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
Alejandro González Iñárritu recibe un adelantado y sorpresivo Oscar
No te pierdas
×