Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Carolina de Mónaco defiende a su esposo

La princesa de Mónaco habló ante el juez acerca de los hechos ocurridos en enero del 2000, cuando su marido, Ernesto de Hannover, golpeó al dueño de una discoteca de Kenia.
miércoles 13 enero 2010
La princesa de Mónaco habló ante el juez acerca de los hechos ocurridos en enero del 2000, cuando su marido, Ernesto de Hannover, golpeó al dueño de una discoteca de Kenia.
MONACO La princesa de Mónaco habló ante el juez acerca de los hechos ocurridos en enero del 2000, cuando su marido, Ernesto de Hannover, golpeó al dueño de una discoteca de Kenia. (Foto: AP)

La princesa Carolina de Mónaco decidió asistir al juzgado de la ciudad alemana de Hidesheim para declarar como testigo de su esposo Ernesto Augusto de Hannover, después de que éste fuera acusado de golpear a Josef Brunlehner, propietario de un local nocturno en Kenia, África, en enero del año 2000.

La Princesa acabó con la inquietud de la prensa alemana, la cual se preguntaba si asistiría o no, dado que días antes varios medios de comunicación habían publicado una serie de fotografías que mostraban al príncipe besando a una desconocida en una playa tailandesa.

Publicidad

Carolina, vestida con un abrigo color camel y gafas retro, llegó y comenzó a describir los hechos ocurridos hace 10 años: "Wie soll ich beginnen" (¿Por dónde debo comenzar?).

El juez comenzó a cuestionarla: "¿En qué estado de ánimo se encontraba entonces su esposo?" Y ella respondió, en inglés: "Estaba furioso".

Después el magistrado quiso saber cómo había golpeado Ernesto de Hannover al dueño del local: "Muy rápido y con las dos manos. Le dio dos bofetadas con la mano plana y le dijo: una por la música y la otra por las luces. También le dijo un par de cosas que no se pueden repetir en un juzgado".

En 2004, el esposo de Carolina fue declarado culpable de causar lesiones corporales graves al dueño de un hotel en Kenya en un ataque de ebriedad, se mostraron imágenes en las que la víctima aparecía con el rostro ensangrentado en una clínica de Mombasa, y se le multó con 445.000 euros.

Se espera que las declaraciones de la princesa sirvan para dejar sin efecto la sentencia que recibió el príncipe en 2004

Ernesto, 55 años, es bisnieto del último emperador alemán, Guillermo II. El año pasado se desmintió la separación de la pareja , luego de que se diera a conocer que estaban atravesando por una crisis matrimonial .

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad