Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El corto de Armella fue rechazado por Imcine

El director solicitó ayuda del Instituto Mexicano de Cinematografía cuando supo que iría a Venecia.
viernes 05 septiembre 2008
El director solicitó ayuda del Instituto Mexicano de Cinematografía cuando supo que iría a Venecia.
Carlos Armella El director solicitó ayuda del Instituto Mexicano de Cinematografía cuando supo que iría a Venecia. (Foto: Especial)

Carlos Armella, realizador del cortometraje "Tierra y pan", ganador del León de Oro en la sección Corto Cortissimo en el Festival Internacional de Cine de Venecia 2008 lamenta que el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), le haya dado la espalda para la posproducción de su filme. Armella, quien con su corto "Toro negro" dio constancia de su creatividad y talento comentó que este día ha recibido más llamadas que nunca. Sin embargo, a pesar de lo ocurrido se la ha pasado dirigiendo un comercial para Z Films en la Ciudad de México, y agregó que lo más probable es que esta noche celebre con algunos de sus colaboradores. En entrevista con Notimex, el cineasta dijo haber llegado ayer por la noche de Venecia y que a las 04:30 horas lo despertaron con la noticia. "Lo primero que me cruzó por la mente era saber si estaba soñando o estaba despierto. A esa hora no me había caído el veinte, pero ya lo entendí, comprenderás que eran las 11 y media de la noche en Italia y acá de madrugada", dijo emocionado. Protagonizado por Patricia Meneses, Alberto Trujillo, Adolfo Ceballos y una perra, "Tierra y pan" es un "reflejo de lo que es la miseria y la pobreza en México", dijo Armella. "La idea surgió del llanto de un perro", contó el realizador, quien ya fue distinguido por su documental "Toro negro" en la sección Horizontes del Festival de San Sebastián. Armella describió su cortometraje como un reflejo de la miseria en una región tercermundista. Los protagonistas son miembros de una familia en condiciones miserables, el punto de vista de la película es lo que sucede alrededor de la tragedia en un estilo audiovisual bastante sencillo de ocho minutos de duración. El rodaje se llevó a cabo durante un día en la parte Nororiental de Puebla, y consideró que se trató de un relato que conmueve. Sin embargo, Armella aún no digiere el hecho de que el Imcine, según le informó su productora, Tania Sara, le haya dicho que no había presupuesto para apoyarlo en la posproducción. "No creas que levantar un corto es cosa fácil, sobre todo en nuestro país, la cuestión del financiamiento siempre será un gran obstáculo y luego si la institución creada para apoyar y fomentar la producción fílmica nacional prefiere no respaldarte, eso te desanima", expresó el cineasta. "Este cortometraje lo había inscrito a Locarno (Suiza), en ese momento aún no terminaba la posproducción, un proceso que se fue retrasando y finalmente tuvimos que declinar esa invitación. Eso nos pesó mucho, pues no es fácil que cuando ya te aceptaron tengas que decir que no vas a ir", dijo. Sin embargo, estando en esa etapa del proceso sabiendo que el Festival Internacional de Cine de Venecia comenzaba dos semanas después, decidieron enviar una copia y para su fortuna los aceptaron en competencia. "De entrada, saber que te habían aceptado y que ahora te dijeran que ganaste, es fabuloso, eso fue como una buena noticia, pues es la primera vez que se exhibía. Ahora nos vamos a Morelia y veremos qué pasa", añadió. Director, guionista y montador, Armella cursó estudios de guión, entre 1997 y 1999 en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) de México. Entre 2000 y 2002 estudió dirección en la Escuela de Cine de Londres, de donde egresa con el mediometraje "A dead end store", se siente decepcionado con esa actitud. "Mi productora (Tania Sara) estuvo tocando las puertas de Imcine, una vez que ya habíamos recibido la invitación del Festival de Venecia, consideramos que eso pudiera haber sido un aliciente para que dijeran, "vale la pena hacer un esfuerzo para apoyarlos"", acusó el realizador. "Éramos el único representante, no sólo mexicano, sino latinoamericano en la sección de Cortometraje, pero al parecer no fue un argumento contundente y la respuesta fue que se les habían agotado los recursos para este año y dijeron que gracias, pero que no les interesaba". Armella manifestó que él no habló personalmente con nadie de Imcine, pero que ese fue el mensaje que le dieron a su productora. Al preguntarle si había desilusión, el cineasta dijo que no concibió que al saber Imcine que ellos habían recibido la invitación para participar en uno de los festivales más importantes del mundo, no tuvieran apoyo. "Creo no se pusieron la camiseta como todos, que no les dio orgullo decir que es un trabajo de todos, de México, vamos a apoyarlo. Y así como sucede hoy que me dan el premio que digan ganamos, por ese lado si me decepcionó un poco", añadió. Señaló que le gustaría pensar que esos recursos que no fueron para él se destinarán a otros proyectos que seguramente tendrán éxito. Armella comentó otros trabajos como "Familia Tortuga", de Rubén Imaz, y "Lake tahoe, de Fernando Eimbcke, entre otras, han destacado. "Ahora en Venecia acabo de ver la película "Explótame", de Gerardo Naranjo y el documental de Eugenio Polgovsky. Lo que quiero decir es que no sólo en cortometraje, sino en documental y ficción están colocando en alto el nombre de nuestro país, porque aquí nada más no recibimos el apoyo", agregó. Agregó que entre los mensajes de felicitación destaca uno enviado por Alejandro González Iñárritu, con quien colaboró en el making up de "Babel", y quien le dice que lo disfrute al máximo. La sección Corto Cortissimo, en la que participaron un total de 18 trabajos, fue inaugurada por "Eve", el debut en la dirección de la actriz Natalie Portman, protagonizado por Lauren Bacall y Ben Gazzara. El León de Oro fue recogido por el director mexicano Eugenio Polgovsky ("Herederos"). El jurado, que presidió el director y guionista estadounidense Amos Poe, dio una mención especial al corto húngaro "Vascora", de Karchi Perlmann, y el premio UIP al mejor corto europeo fue para el belga "De Onbaatzunchtigen", Koen Dejaegher.

Publicidad