Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

En la filmación de Arráncame la vida

Estuvimos en el backstage en Bellas Artes de la película basada en el libro de Ángeles Mastretta, que está a unos días de estrenarse.
lunes 01 septiembre 2008
Estuvimos en el backstage en Bellas Artes de la película basada en el libro de Ángeles Mastretta, que está a unos días de estrenarse.
talancon Estuvimos en el backstage en Bellas Artes de la película basada en el libro de Ángeles Mastretta, que está a unos días de estrenarse. (Foto: Enrique Covarrubias.)

Este 12 de septiembre al fin aparecerá en cartelera la película mexicana más esperada del año, Arráncame la vida, basada en la primera novela de Ángeles Mastretta, publicada en 1985. Una de las escenas más atractivas de la película producida por Altavista Films y distribuida por 20th Century Fox, fue la que filmaron en Bellas Artes, donde participaron Ana Claudia Talancón, protagonista de la cinta, Daniel Giménez Cacho, que interpreta al general Andrés Ascencio, y José María de Tavira, en el papel del director de la orquesta. Ahí estuvimos en exclusiva hasta la madrugada con los actores, la escritora poblana Ángeles Mastretta y el director de la película Roberto Sneider; este último fue director de Dos crímenes en 1994 y productor de Frida en 2002. Pudimos constatar la buena relación entre todo el equipo y cómo Ángeles se involucraba en todos los detalles. La historia trata del amor sumiso de Catalina por el general Andrés Ascencio y cómo, con el paso del tiempo, ella termina rebelándose contra el machismo de su marido. La trama, que inicia en los años 30, se desenvuelve casi todo el tiempo en Puebla, aunque también tuvo locaciones en el df, Tlaxcala y Veracruz. La novela tuvo un éxito inmediato cuando fue publicada, tanto en México como en el extranjero, y le valió a Ángeles la libertad de poder dedicar su vida a ser escritora de tiempo completo. Desde hace varios años había propuestas para llevar esta historia a la pantalla grande, pero no fue sino hasta que apareció Roberto Sneider cuando finalmente se concretó el proyecto, filmado durante dos meses y medio.

Publicidad