Nicole Kidman, el divorcio la llevó al éxito

Luego de terminar con Cruise, ganó un Oscar y, lo mejor, tuvo a su bebé.

Su historia fue muy distinta luego del divorcio, los años 2001 y 2002 fueron cruciales en su vida, dejaba de ser â??la esposa de Tom Cruiseâ? y se convertía solamente en Nicole Kidman.Los más fatalistas avizoraban una tormenta para la actriz, pero la historia fue muy diferente. Estando casada con Tom añoraba ser famosa y algún día ganar un Oscar, pero su más grande sueño siempre fue tener un hijo. Nada de esto lo pudo cumplir.En los poco más de 10 años de matrimonio participó en algunas películas pero ninguna fue lo suficientemente trascendental como para lograr su objetivo, además, su vida personal no iba mejor, pues luego de varios intentos fallidos por embarazarse, Nicole y Tom decidieron adoptar dos hijos.Luego de la separación, el primer despunte de la estrella fue como protagonista de la cinta Moulin Rouge, actuación que le valió una nominación al Oscar, pero fue el siguiente año cuando llegó el premio añorado, ganó la estatuilla como mejor actriz principal por su interpretación del personaje de la escritora Virginia Woolf en Las horas.Kidman se hacía famosa, todos los directores la querían en sus películas, fue la actriz mejor pagada de 2006 y se convirtió en la imagen de la reconocida marca Chanel.En ese tiempo se le relacionó sentimentalmente con varios personajes del medio, pero el amor llegó nuevamente a su puerta cuando conoció al cantante de música country, Keith Urban.Luego de una intensa relación se casaron el 25 de junio de 2006, pero fue a finales de octubre de 2007 cuando Nicole recibió la mejor noticia de su vida, por fin iba a ser madre.Hoy luego de tanto camino recorrido, de tanto sufrimiento, de consolidar paso a paso su carrera, por fin obtuvo su mejor premio, el nacimiento de su hija Sunday Rose.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: ¿Danna Paola tiene nuevo romance?
No te pierdas
×