Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

VIH-SIDA: dos libros para hablar sobre el tema

Los libros de Valeria Piassa Polizzi y Antonio Santa Ana nos acercan de forma íntima a los impactos que este virus ha tenido.
martes 01 diciembre 2020
NEPAL-HEALTH-AIDS
Voluntarios encendieron velas para conmemorar el día mundial de la lucha contra el sida.

Era 1994, la decimoquinta edición de la Copa Mundial de Fútbol se disputaba en Estados Unidos, Ruanda se convertía en la tierra del mayor genocidio registrado en el mundo; en México, el peso se devaluó y una crisis económica azotó al país. La vida parecía depender de una moneda lanzada al aire cuando una joven brasileña de 23 años decidió contar, desde su habitación, cómo su mundo se desplomó al enterarse que era portadora del virus de la inmunodeficiencia humana.

Su nombre es Valeria Piassa Polizzi, autora de ¿Por qué a mí? Su primer libro publicado en 1997, se convierte en una confesión áspera y minuciosa de quien vive con esta enfermedad, la cercanía a la muerte y la sorpresa de encontrar personas dispuestas a no huir debido a sus miedos y permanecer a su lado para a ayudarla a enfrentar la situación como algo más que dolor.

Publicidad

“Más difícil que tener el virus del SIDA era fingir no tenerlo” confiesa entre las páginas. Ella tenía 15 años cuando se contagió y, la preocupación de no provocar angustia a sus padres, convierte sus primeros años con la enfermedad en un camino solitario.

El libro es como una montaña rusa de emociones y Valeria lo sabe. A través de un diálogo intermitente con el lector, parece abrazarnos para decir que aguantemos las lágrimas o las risas y sigamos acompañándola en su relato donde da cuenta de cómo el VIH es algo más que estar destinada a perecer.

por qué a mí .jpg
Portada del libro de Valeria Piassa Polizzi.

En contraste se encuentra Los ojos del perro siberiano, una novela corta publicada en 1998 y escrita por el argentino Antonio Santa Ana, quien narra desde la curiosidad, mezclada con el enojo cómo un niño queda preso entre sus padres y el rechazo de estos hacia su hermano, quien se descubre seropositivo.

La obra se convierte en un relato periférico y melancólico del SIDA, en el que un adulto comparte sus recuerdos minimizando cada uno, pero contándolos como la gran revelación de su pasado en donde la infancia choca con la discriminación y la dificultad de buscar respuestas en un contexto donde nadie las quiere dar por el temor a ser juzgados.

Publicidad

El título del libro parece no tener sentido hasta que encontramos una estremecedora reflexión entre la plática del protagonista con su hermano, quien se convierte en la razón principal para sobreponerse a la inconcebible indiferencia y severidad de sus padres.

Este relato, además de mostrar la crudeza de vivir con VIH, también habla de la dificultad para quién acompaña y cómo le arrebata la vida a quien se queda y debe seguir adelante después de la pérdida.

los ojos del perro siberiano.jpg
Portada del libro de Antonio Santa Ana.

Paralelamente a la historia sobre el VIH, Santa Ana derriba el paradigma de la madre amorosa con sus hijos y una niñez inocente, a la cual construye con furia, angustia y también empatía, características con las que aprovecha para realizar una crítica al adultocentrismo.

¿Por qué a mi? y Los ojos del perro siberiano muestran dos caras de la enfermedad que ha cobrado la vida de 33 millones de personas, según la Organización Mundial de la Salud. La familiaridad que representan las historias después de 23 años de su publicación nos habla de la desaceleración con la que hemos tratado el tema que sigue siendo importante, especialmente hoy, el Día Mundial de Lucha contra el Sida.

Publicidad

Tags

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad