Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

Elon Musk acepta renunciar a Twitter, pero pone una condición

El millonario reveló que honrará su palabra y dejará de ser el CEO de la red social, aunque estableció ciertos parámetros para hacerlo.
mar 20 diciembre 2022 11:34 PM
Elon Musk
Elon Musk va a cumplir su palabra.

Elon Musk anunció este martes que renunciará como CEO de Twitter cuando encuentre a su reemplazo, al parecer honrando el resultado de la encuesta que él mismo publicó donde los usuarios rechazaron su continuidad al mando de la plataforma.

Musk es el dueño de Twitter desde el 27 de octubre y levantó controversia como CEO, como cuando despidió a la mitad del personal o cuando readmitió a figuras de la extrema derecha en la plataforma y, recientemente, al suspender cuentas de periodistas y tratar de cobrar por servicios que antes eran gratuitos.

Publicidad

"Renunciaré como director ejecutivo tan pronto encuentre a alguien tan tonto como para aceptar el puesto", escribió Elon en Twitter, y dijo que después de eso sólo se ocupará de los equipos de programación y servidores en Twitter.

En los resultados de una encuesta que publicó el lunes desde su propio perfil, el 57 por ciento de los votantes, unos 10 millones de votos, se manifestaron a favor de que Musk se apartara del cargo apenas semanas después de comprar la compañía por 44 mil millones de dólares.

Elon usó las encuestas de Twitter para tomar otras decisiones sobre la plataforma, incluyendo el restablecimiento de la cuenta del ex presidente estadounidense Donald Trump y de otros usuarios suspendidos.

A comienzos de esta semana usó el emoji de risas para ridiculizar un informe que afirmaba que estaba en la búsqueda de alguien para asumir la jefatura de Twitter, y tuiteó que "nadie quiere el trabajo que realmente puede mantener vivo a Twitter. No hay sucesor".

Analistas han señalado que el precio de la acción de Tesla, su compañía de autos eléctricos se desplomó en un tercio desde que Musk adquirió Twitter, y algunos sugieren que la junta directiva de Tesla estaba presionándolo para renunciar a su cargo en la red social.

"Finalmente es un buen paso en la dirección correcta para terminar con esta dolorosa pesadilla para los inversores de Tesla", dijo el martes Dan Ives, analista de Wedbush. En conversaciones con usuarios tras publicar su más reciente encuesta, Elon reafirmó sus advertencias de que la plataforma podría enfrentarse a la quiebra.

 

Una cadena de controversias

El empresario publicó la encuesta sobre su renuncia poco después de tratar de escabullirse de otra controversia. El domingo, usuarios de Twitter fueron avisados de que no podrían seguir promoviendo contenido de otros sitios de redes sociales.

Sin embargo Musk dio reversa a la decisión horas después, y escribió que la política se limitaría a cuentas suspendidas sólo si "el objetivo principal de esas cuentas es promover competidores".

El intento de prohibición provocó desaprobación e incluso desconcertó al cofundador de Twitter, Jack Dorsey, quien respaldó la adquisición de Elon. El analista Ives considera que los "anunciantes han huido despavoridos y dejado a Twitter en franco desangre financiero potencialmente camino a perder unos cuatro mil millones de dólares al año".

Poco después del anuncio de la adquisición de la plataforma, Elon anunció que la red cobraría 8 dólares mensuales para verificar cuentas, pero tuvo que suspender el plan de "Twitter Blue" luego de una vergonzosa ola de cuentas falsas. El programa se relanzó después.

El 4 de noviembre, Musk dijo que la compañía estaba perdiendo 4 millones de dólares diarios y Twitter despidió a la mitad de sus siete mil 500 trabajadores. En días recientes, suspendió las cuentas de varios periodistas luego de reclamar que algunos habían publicado detalles sobre movimientos de su jet privado.

El lunes, la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, envió una carta a Elon invitándolo a testificar ante los diputados europeos, informó su portavoz. La Eurocámara no tiene potestad para obligar a Musk a acudir y la respuesta del empresario se desconoce por el momento.

 
Publicidad
Publicidad