#Columna B You: ¿Cómo eliminar enfermedades provocadas por la mente?

Tu cuerpo grita lo que tu alma calla. Te damos tips básicos para identificar los dolores físicos provocados por la mente y cómo eliminarlos.
Tu cuerpo grita lo que tu alma calla. Te damos tips básicos para identificar los dolores físicos provocados por la mente y cómo eliminarlos.
 Tu cuerpo grita lo que tu alma calla. Te damos tips básicos para identificar los dolores físicos provocados por la mente y cómo eliminarlos.  (Foto: iStock)

Nota del editor: Bárbara Barragán es psicoterapeuta especialista en Análisis Existencial y Logoterapia. Ha encontrado su camino y sentido de vida acompañando a otros a encontrar el suyo. Atiende terapias en su consultorio particular, imparte cursos y talleres sobre Logoterapia; y es docente en SMAEL (Sociedad Mexicana de Análisis Existencial y Logoterapia) donde forman nuevos psicoterapeutas.

***********

¿Sabías que algunas veces las dolencias físicas son provocadas por la mente? Es de esas veces que vas cargando dolores o molestias que quieres eliminar rápidamente con algún medicamento. Pero, ¿te has puesto a pensar que, cabe la posiblidad que sea una alarma o aviso de algo más profundo? Es decir, de un desequilibrio no sólo orgánico.

Desaparecer el síntoma no significa que desaparezca la causa. El ser humano es multidimensional: está constituido por una dimensión física, psicológica, espiritual y social, y todas interactúan entre sí. Por ningún motivo están disociadas, así que si una dimensión está enferma o bloqueada afectará a las demás.

Claudia Rainville, creadora de la metamedicina, afirma que "Cuando queremos huir de una situación que conlleva una lección importante para nuestra evolución, la enfermedad puede obligarnos a afrontarla", por tanto debes poner atención en tus enfermedades ya que puede ser un camino para tu crecimiento con cambios de actitud hacia ti mismo o tu entorno.

Algunos mensajes de nuestro cuerpo son: cuando la gripa te atrapa representa lágrimas no lloradas o reprimidas; el dolor de garganta viene de cosas que estás reprimiendo decir; el cuello representa la flexibilidad que tienes con los demás y la capacidad que tienes de voltear hacia nuevos lados en la vida; los problemas en estómago tienen que ver con tu habilidad de "digerir" los problemas; el dolor de cabeza se asocia con las dudas, miedos e inseguridades; el dolor de espalda refleja la sensación de falta de apoyo o cargas que llevas y no te corresponden; la lista es muy extensa por lo que te recomiendo que consultes el libro "Sana tu cuerpo" de Louise L. Hay.


Tu cuerpo te agradecerá el que te libres de bloqueos mentales.
 Tu cuerpo te agradecerá el que te libres de bloqueos mentales.  (Foto: iStock)

En la medicina china, las emociones principales están asociadas con un órgano del cuerpo por ejemplo: Ira-hígado; miedo-riñones; conmoción/susto-riñones y corazón; alegría-corazón; amargura (o exceso de pensamiento y estimulación mental)-bazo; preocupación-bazo y pulmones; tristeza-pulmones.

Otro dato importantes es que si el padecimiento está en el lado izquierdo de tu cuerpo tiene que ver con lo receptivo, el lado maternal y femenino del ser; mientras que el derecho es lo masculino, el empuje, lo que te orienta hacia el exterior. Pon atención para que sepas de dónde viene el bloqueo qué tiene que ver contigo y qué puede ser una necesidad para conciliar o perdonar a alguna persona hombre o mujer, dependiendo del lado.

El lado izquierdo también refleja tus relaciones familiares significativas: padre-madre, hermanos, hijos; y el lado derecho refleja tu relaciones sociales: pareja-amigos, compañeros de trabajo.

¿Y tus dolores callados como hablan en tu cuerpo?

Tu tarea esta semana será:

1- Identifica tus síntomas, dolores y enfermedades más recurrentes. Escríbelos y descríbelos lo más detalladamente posible.

2- Busca una situación o persona relacionada con cada uno.

3- Conecta con la emoción o sentimiento principal que te despierta esa situación o esa persona con la que los relacionaste.

Prepárate para liberarlos

1- Párate frente a un espejo, respira profundo y afirma en voz alta: estoy dispuesta a perdonar a (nombre que ya identificaste) o a perdonarme por (situación que ya identificaste). Ahora comprendo que yo misma cree esta situación y estoy dispuesta a liberar el patrón de mi conciencia que es responsable de esta condición.

2- Repítelo varias veces convenciéndote de que estás dispuesta a cambiar tu patrón de pensamiento. Recuerda que tu mente es una herramienta que puedes usar a tu favor. Los pensamientos que eliges crean tus experiencias.

Nos seguimos leyendo

Contacto de Bárbara Barragan D.:

Facebook: B You

Mail: byou.psicoterapia@gmail.com

Otros textos que te pueden interesar

- Descubriendo el sentido de la vida

- Aprendiendo a ver lo que sí tienes

- Conociendo a tu diosa interior

- Aprendiendo a poner límites ante las personas tóxicas

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas