¿Cómo atraer prosperidad a tu vida?

Prosperidad no sólo es tener dinero y éxito, también es tener tiempo, amor, salud, alegría, energía, tranquilidad y lo demás llega solo.
Prosperidad no sólo es tener dinero y éxito, también es tener tiempo, amor, salud, alegría, energía, tranquilidad y lo demás llega solo.
 Prosperidad no sólo es tener dinero y éxito, también es tener tiempo, amor, salud, alegría, energía, tranquilidad y lo demás llega solo.

Nota del editor: Ale Hinojosa es experta en temas de bienestar y desarrollo espiritual, se enfoca en inspirar, motivar y ayudar a elegir una vida de bienestar más positiva y feliz. Es creadora de la página choose-positive.com y embajadora en México de Energy Muse Jewelry, una marca de joyería hecha con cristales activados y favorita de celebridades.


Prosperidad no sólo es tener dinero y éxito.
 Prosperidad no sólo es tener dinero y éxito.  (Foto: iStock)

Recuerdo cómo antes llegaba por las mañanas al corporativo: Cruzaba el lobby caminando, escuchaba mis pasos por el sonido de los tacones, entraba al elevador y saludaba a algún conocido de otra área:

- ¿Cómo estás?

- Bien, con muchísimo trabajo. ¿Y tú?

- También, muchísimo.

Se acababa el saludo y cada quien regresaba la mirada a la Blackberry... y sólo volvíamos a levantar la mirada para despedirnos, o para ver si ya casi llegaba el elevador al piso de cada quien.

Entre más ocupado te vieras, mejor... quería decir que te iba bien.

La fórmula era: menos tiempo = más éxito y dinero. Y si tienes éxito y dinero, entonces tienes prosperidad, o ¿no? No exactamente.


-
 -  (Foto: Especial)

Prosperidad no sólo es tener dinero y éxito, también es tener tiempo, amor, salud, alegría, energía, confort, tranquilidad, diversión, belleza, por mencionar algunas.

Porque si siempre estás con prisa, eres pobre en tiempo. Si siempre estás con mil cosas en la cabeza, eres pobre en tranquilidad. Si se te va el día entre hacer pendientes y cumplir con compromisos, eres pobre en diversión.

Lo bueno, es que todos podemos tener más prosperidad si sabemos dos cosas:

1. La prosperidad no es sólo dinero.

2. La prosperidad ama a quien sabe recibir.

A veces pensamos que hay que saber conseguir o perseguir la prosperidad. Pero en realidad, el secreto es: saberla recibir.

Porque cuando en alguna área de nuestra vida no tenemos prosperidad, es porque en algún lugar en el fondo de nosotros hay algo que no nos permite recibirla.

Pero si practicamos recibir y permitir, vamos a tener más cosas que recibir y permitir. :-)


Aprende  a dar gracias.
 Aprende a dar gracias.  (Foto: iStock)

Hay 3 cosas fáciles que podemos hacer para practicar. La próxima vez que recibas:

1. Un regalo. En lugar de pensar que no es del color o la talla que querías... sólo recíbelo, sonríe y da las gracias.

2. Ayuda. En lugar de sentir que no la necesitas... sólo recíbela, sonríe y da las gracias.

3. Un cumplido. En lugar de minimizarlo o contestar dando otro cumplido... sólo recíbelo, sonríe y da las gracias.

Practica, practica, practica hasta que te salga perfecto. Hasta que recibir y permitir te salga en automático. Y siempre recuerda que la prosperidad es más que sólo dinero.

Felicidad y prosperidad,

Ale Hinojosa.

P.D. Comparte esta nota con tus familiares y amigos, la buena vibra es contagiosa ;-)

Notas relacionadas

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas