Elba Esther de shopping

Antes muerta (políticamente) que sencilla. Atestiguamos un espectáculo: la maestra Gordillo en labores de ampliación de su lujoso guardarropa.
Antes muerta (políticamente) que sencilla. Atestiguamos un espectáculo: la maestra Gordillo en labores de ampliación de su lujoso guardarropa.
 Antes muerta (políticamente) que sencilla. Atestiguamos un espectáculo: la maestra Gordillo en labores de ampliación de su lujoso guardarropa.
Estos son tiempos de dilemas y cálculo político para la Maestra. Pero todavía posee el lujo de relajarse en pants Chanel.
 Estos son tiempos de dilemas y cálculo político para la Maestra. Pero todavía posee el lujo de relajarse en pants Chanel.  (Foto: Revista Quién/Agencia México)

Se trata de una coreografía digna de ver. Un lunes al mediodía y Polanco está relativamente tranquilo. Una Suburban azul y vehículos escolta toman posiciones en Avenida Presidente Masaryk. Se detienen enfrente de la tienda Louis Vuitton y las puertas se abren con celeridad. Dos hombres, con un aspecto más ejecutivo que relacionado con la seguridad personal, escoltan a una mujer y cruzan el umbral del lugar. Es atendida, recibida de inmediato por los “consultores” de la lujosa marca. Sus asuntos terminan 20 minutos después. Al salir, la vemos de frente. No hay duda: es la maestra Elba Esther Gordillo, quien se muestra sonriente con los asesores que la rodean. No queda claro que haya realizado alguna compra; no carga ni le cargan bolsas. Pero un detalle resalta: el conjunto de pants que viste es de Chanel.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas