Feng Shui 101: lo que debes saber

Empieza el año con el pie derecho aprovechando los básicos del Feng Shui. Es momento de cambiar de energía y empezar de cero.
Empieza el año con el pie derecho aprovechando los básicos del Feng Shui. Es momento de cambiar de energía y empezar de cero.
 Empieza el año con el pie derecho aprovechando los básicos del Feng Shui. Es momento de cambiar de energía y empezar de cero.

Seguramente has escuchado la frase “out with the old, in with the new”, y ¿qué mejor momento para nuevos y mejores aires que el comienzo de un nuevo año? Traducido literalmente, Feng Shui significa viento y agua, y se basa específicamente en el flujo de la energía para una vida balanceada. Todo en esta vida es energía, y según el sistema filosófico chino, que es de origen taoísta, todo está dotado de la energía vital, o como lo llaman en el Feng Shui: Chi. Podemos decir entonces que el Feng Shui estudia el flujo de esta energía para crear espacios balanceados que están basados en en los cinco elementos para así, vivir en un espacio equilibrado y que nuestra vida esté llena de paz y tranquilidad.

Ahora que está comenzando el año, es el momento ideal de balancear nuestro espacio, nuestra casa y nuestra vida. Te presentamos lo básico de la filosofía Feng Shui para que conviertas tu casa en un lugar armonioso. Lo más importante 1. Orden y limpieza: Antes de empezar a reacomodar los muebles de tu casa tienes que asegurarte de que tu casa este limpia. En el Feng Shui, una de las cosas más importantes es deshacerse de lo que ya no sirve o ya cumplió su función. Para que el Chi fluya en tu hogar, es necesario tener espacios ordenados. Empieza deshaciéndote de todo aquello que ya no usas, que está viejo y que ya no te sirve. Puedes tomarte varios días para deshacerte de cosas, pero asegúrate que sólo quede en tu casa lo realmente necesario. Cuando te desprendes de estos objetos, la energía empezará a fluir mejor y sentirás más paz.


Lo primero que debes hacer es limpiar tu casa de todo lo que ya no sirve y no necesitas.
 Lo primero que debes hacer es limpiar tu casa de todo lo que ya no sirve y no necesitas.  (Foto: Especial static1.1.sqspcdn.com)

2. La puerta principal: Es la puerta más importante en tu casa. Marca la división de lo que está afuera: el tráfico, la calle, la suciedad, y lo que está adentro: la tranquilidad, la paz, lo protegido. Por eso, es importante que el recibidor de tu casa tenga espacio y esté ordenado. Cuando hay desorden como zapatos, paquetes o cualquier cosa que pueda interponerse en el paso, estarás limitando el movimiento de energía positiva. La puerta principal debe hacerte sentir bienvenida a tu propia casa. Para que la energía fluya mejor, puedes poner una pequeña mesa, alguna planta, una pieza de arte relajante o cualquier objeto que te haga sentir mejor y que ayude al flujo de energía positiva al momento de poner pie adentro.


La puerta principal debe marcar la división entre la calle y la tranqulidad de tu casa.
 La puerta principal debe marcar la división entre la calle y la tranqulidad de tu casa.  (Foto: Especial t2.uccdn.com)

3. La cocina: Uno de los espacios más importantes en el Feng Shui es la cocina de tu casa. La energía en la cocina debe ser siempre positiva, pues ahí es donde se hace la comida y la comida es con lo que alimentas tu cuerpo. Es importante que la energía de la cocina sea agradable; a final de cuentas aquí reside gran parte de tu salud. Para movilizar la energía en la cocina, puedes elegir pintar las paredes con colores como amarillo, colores neutrales o terrosos. El rojo y el azul son colores que debes evitar en la cocina. El azul disminuye el apetito y el rojo es el color del fuego, y debe ser usado con moderación. Si tienes espacio entre los gabinetes de la cocina y el techo, aprovéchalo colocando plantas u objetos que tengan un significado especial para ti. De esta manera la energía se transformará en energía positiva, ideal para la cocina.


La energía en la cocina debe ser siempre positiva. Coloca plantas para lograrlo.
 La energía en la cocina debe ser siempre positiva. Coloca plantas para lograrlo.  (Foto: Especial trendecoration.com)

4. Tu cuarto: Otro espacio importantísimo en tu casa es tu recámara pues es ahí donde duermes y es el lugar que necesita estar más tranquilo para descansar plenamente. Un cuarto con buen Feng Shui puede cambiar tu vida e incluso compensar otros defectos que existan en tu casa. Lo primero que tienes que mover o cambiar en tu cuarto es la cama y colocarla en “posición comando”. Esta posición indica que la cama debe estar de frente a la puerta de entrada, es decir, que la cabecera de tu cama esté sobre la pared más alejada a la puerta. Idealmente la cama no debería estar alineada con la puerta de entrada ni con la puerta del baño. Asegúrate que no hayan ventanas o espejos detrás de la cama, pues el respaldo de la cama simboliza la seguridad en tu vida. Otra cosa que debes considerar en tu recamara son los aparatos electrónicos. La mayoría de nosotros tenemos tele o computadoras en el cuarto y el Feng Shui recomienda que se tapen cuando no los estés usando. Como probablemente sabes, los aparatos electrónicos afectan la energía en los espacios, así que cuando no estés usando la tele o tu computadora, tápala con algo más para que la energía fluya de mejor manera.


Tu recámara es uno de los espacios más importantes. Coloca tu cama en posición comando.
 Tu recámara es uno de los espacios más importantes. Coloca tu cama en posición comando.  (Foto: Especial seekayem.com)

5. El baño: El Feng Shui también tiene indicaciones sobre varios aspectos del baño, y el más importante está relacionado con el escusado. Según el Feng Shui el escusado es un escape de energía. Esto se refiere a que cada vez que jalas la palanca, la energía escapa. Según el Feng Shui, el agua está relacionada con el dinero, y lo último que queremos es que el dinero se nos escape. Se indica que debes bajar la tapa, y que de esta manera minimices el escape de energía. También puedes cerrar la puerta del baño después de usarlo, reduciendo el efecto de pérdida de energía, o más literal, pérdida del dinero.


Baja la tapa del escusado para evitar el escape de energía.
 Baja la tapa del escusado para evitar el escape de energía.  (Foto: Especial andrannarainville.com)

Otros tips 1. En el Feng Shui, el agua es dinero. Por eso, indica que es bueno tener fuentes en tu casa. Lo importante de las fuentes es que además de atraer el dinero, eliminan la mala energía. Coloca una fuente frente a la puerta principal para que el dinero fluya y entre a tu casa. 2. La luz del sol genera energía. Mientras más luz solar entre a tu casa de manera natural, mejor. De la misma manera, evita tener cuartos muy oscuros y cerrados.


Evita los espacios cerrados y aprovecha ventanas y puertas para que entre luz solar.
 Evita los espacios cerrados y aprovecha ventanas y puertas para que entre luz solar.  (Foto: Especial briankeith.com)

3. Si los pasillos de tu casa están llenos de cosas, desházte de ellas. Los pasillos deben ser fáciles de transitar para que la energía fluya. 4. Las plantas purifican el aire y absorben las toxinas que sueltan los aparatos electrónicos. Tener plantas en tu casa es ideal para conectarte con la energía de la tierra.


Las plantas ayudan al flujo de energía. Coloca plantas en tu sala, cocina y cuarto de estar.
 Las plantas ayudan al flujo de energía. Coloca plantas en tu sala, cocina y cuarto de estar.  (Foto: Especial chhajedgarden.com)

5. Evita tener cosas sucias o rotas en tu casa. Cuando hay cosas rotas, estás impidiendo el flujo de la energía. 6. Cuida los colores con los que pintas tu casa. La mayoría de las veces, tu estado de ánimo depende de los colores con los que te rodeas.

  • Azul: Es un color que aporta tranquilidad. Es ideal para pintar las recámaras.
  • Blanco: También es un color perfecto para el cuarto o el baño, pues es el color de la pureza.
  • Rojo: Evita tener espacios grandes pintados de rojo. Puedes usarlo con moderación en objetos chicos o para crear algún efecto.
  • Amarillo: Es el color de la alegría y es ideal para las cocinas.
  • Verde: Ideal para dormitorios pues es un color tranquilizante. Sirve de maravilla en cuartos de niños.
  • Rosa: Es un color relajante. Es ideal para personas muy ansiosas.
  • Colores Terrosos: Adecuados para la sala o los dormitorios pues son colores que indican descanso. También es ideal en casas donde hayan ancianos o personas discapacitadas.

Evita el rojo en superficies grandes y aprovecha los colores terrosos para más tranquilidad.
 Evita el rojo en superficies grandes y aprovecha los colores terrosos para más tranquilidad.  (Foto: Especial fengshuidana.com)
Newsletter
Ahora ve
No te pierdas