Heidi Klum y sus peculiares
cambios de look en los EMA's
Ana Paulina Valencia @TipoPauYAsi
Lunes 12 de noviembre de 2012 a las 18:00
Los outfits que usó la conductora de los premios entregados por MTV en Frankfurt fueron totalmente inesperados, y tenemos los detalles. 

La alfombra roja del evento del año en la música europea fue solamente el comienzo de lo que sería una noche atareada y camaleónica para la modelo Heidi Klum. Sus ocho cambios de atuendo recibieron críticas encontradas, prueba de que ni Versace, diseñador de las prendas, puede garantizar un éxito definitivo. Pero en todos sus looks hubo una constante: Heidi parece sentirse más sexy que nunca, y no teme demostrarlo.


El primer diseño de la marca italiana fue un vestido largo, en color azul y con detalles en dorado. La prenda dejaba al descubierto un brazo, el pecho, parte del estómago y una pierna de la conductora –muy a lo Angelina Jolie. El atuendo fue, sin duda, extravagante, pero fue uno de los más favorecedores para Heidi. Los zapatos quizá no fueron la mejor elección, pues unas sandalias o unos pumps hubieran funcionado mucho mejor con el largo de la prenda, que no necesitaba que se cubrieran tanto los tobillos.

 

Heidi Klum
Los zapatos quizá no fueron la mejor elección, pues unas sandalias o unos pumps hubieran funcionado mucho mejor con el largo de la prenda. (Foto: Getty Images)

 



Un vestido blanco con bodice tejido y aplicaciones en pedrería rosa siguió, y aunque la falda nos encanta y la parte superior definitivamente acentúa la cintura de la delgada modelo, el sombrero y los guantes nos recordaron un poco a Madonna, Britney y Christina en una memorable presentación durante la versión estadounidense de los premios en 2003. El peinado de lado por completo pudo haber sido sustituido por un recogido o unas ondas más relajadas.

 

Heidi Klum
El sombrero y los guantes nos recordaron un poco a Madonna, Britney y Christina en una memorable presentación durante la versión estadounidense de los premios en 2003. (Foto: Getty Images)

 

 

Heidi cayó del cielo con una túnica en negro y beige, que complementó con unas medias de red en color nude –difíciles de notar aún para los que tienen la mejor vista– y unas sandalias con tacón tipo gladiador. Este vestido fue nuestro favorito, pero es innegable que la modelo necesitaba una o dos tallas menos. Las sandalias, muy Versace en las últimas temporadas, nos convencían un poco más cuando las vimos en la pasarela. El cinturón fue un buen toque, y el peinado queda perfecto con este outfit.

 

Heidi Klum
Este vestido fue nuestro favorito, pero es innegable que la modelo necesitaba una o dos tallas menos. (Foto: Getty Images)

 

 

El revelador vestido amarillo con cortes fue, aunque muy ad hoc al estilo de un evento que cada año disfrutamos ver por su extravagante moda, una elección poco favorecedora para el cuerpo de la ex de Seal. El color combina con su bronceado y los detalles en piel y pedrería nos dejaron fascinados, pero en este caso un escote un poco más discreto nos hubiera dejado con un mejor sabor de boca.

 

Heidi Klum
Un escote un poco más discreto nos hubiera dejado con un mejor sabor de boca. (Foto: Getty Images)

 

 

El vestido naranja con el que siguió el tema circense, se pudo haber aprovechado mejor sin las ya mencionadas medias de red. ¿Qué tal piernas descubiertas y unos botines? La combinación de negro y naranja nos llevaron un poco de regreso a Halloween, pero, ¿no es ese el punto de los EMA?

 

Heidi Klum
El look se pudo haber aprovechado mejor sin las medias de red. (Foto: Getty Images)

 



Heidi definitivamente aprovechó el cuerpo que la hizo famosa, y el exótico ambiente que suele predominar en los premios MTV para Europa. No cabe duda que su nueva relación con Martin Kirsten la hace sentir irresistible.