La grosería que Justin Bieber hizo a una fan que lo esperó por 12 horas

Los guardaespaldas del cantante tuvieron que llamar a la policía el pasado viernes para alertar de la presencia de una fan que buscaba tomar una foto con su ídolo.
Los guardaespaldas del cantante tuvieron que llamar a la policía el pasado viernes para alertar de la presencia de una fan que buscaba tomar una foto con su ídolo.
 Los guardaespaldas del cantante tuvieron que llamar a la policía el pasado viernes para alertar de la presencia de una fan que buscaba tomar una foto con su ídolo.  (Foto: Getty Images)

El equipo de seguridad de Justin Bieber se puso en contacto con el Departamento de Policía de Burbank -perteneciente al condado de Los Ángeles- la noche del pasado viernes para alertar de la presencia de un vehículo desconocido con una persona dentro en la entrada de la casa del cantante.

Según la información a la que ha tenido acceso el portal TMZ, la conductora en cuestión era una joven admiradora de Justin que acababa de cumplir 18 años y que tenía la esperanza de poder tomarse una foto con su ídolo. Aunque los agentes se acercaron a realizarle algunas preguntas, no pudieron tomar ninguna medida para alejarla de la mansión del intérprete porque se encontraba en una vía pública, sin invadir en ningún momento propiedad privada.

Cuando finalmente Justin regresó a su casa esa misma noche y le contaron la situación, decidió acompañar a los policías para hablar con la joven -que llevaba ya doce horas frente a su casa- y explicarle su decisión de no tomarse fotos con sus admiradores.

Aunque la fan no pudo llevarse un recuerdo de Justin, abandonó la entrada de la casa sin oponer resistencia y contenta de haber podido conocer a su ídolo en persona. Por su parte, el cantante decidió no tomar medidas legales contra la fan al no haberse producido ningún altercado.

La estrella de la música anunció el pasado mes de mayo en su cuenta de Instagram su decisión de no volver a prestarse a posar para fotografías con sus fans cuando estos le abordaran por la calle, alegando que esa era la única manera de proteger su cordura.

"Si me encuentran por la calle, sepan que no voy a sacarme fotos con ustedes, eso se ha acabado. Ha llegado un punto en el que la gente ni me saluda ni me trata como a una persona, me siento como un animal del zoológico. Y quiero seguir manteniendo mi cordura. Sé que la gente va a sentirse decepcionada con la noticia, pero no le debo a nadie una foto. Y la gente que dice 'Pero he comprado tu disco sepan que tienen por lo que han pagado, ¡un disco! No está escrito en letra pequeña que cada vez que me vean tengan asegurada una fotografía".

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas