Los Walker no descansarán hasta que Porsche “pague” por muerte de Paul

Primero fue la hija, ahora es el padre del actor de “Rápido y Furioso” quien demanda a la automotriz. La familia está segura que fueron defectos en el coche lo que provocó la muerte del actor.
Primero fue la hija, ahora es el padre del actor de “Rápido y Furioso” quien demanda a la automotriz. La familia está segura que fueron defectos en el coche lo que provocó la muerte del actor.
 Primero fue la hija, ahora es el padre del actor de “Rápido y Furioso” quien demanda a la automotriz. La familia está segura que fueron defectos en el coche lo que provocó la muerte del actor.

El padre del actor Paul Walker, también llamado Paul, ha presentado una demanda este miércoles contra el fabricante alemán Porsche responsabilizando a la compañía del accidente de coche en el que murió su hijo hace dos años puesto que el modelo Porsche Carrera GT en el que viajaba con su amigo Roger Rodas -quien conducía y también murió en el suceso- no tenía las medidas de seguridad adecuadas, además de ser inestable, según se lee en la demanda, obtenida por Entertainment Weekly. Paul Walker padre busca una compensación económica no especificada por el accidente ocurrido en Santa Clarita (California). La viuda de Roger Rodas también interpuso una demanda ese mismo día por muerte por negligencia. Estas demandas siguen una línea similar a la interpuesta en septiembre por la hija de 16 años del actor, Meadow, en la que asumía que el coche no hubiera perdido el control si hubiera tenido un sistema de control de estabilidad adecuado y medidas para proteger a sus ocupantes; una medida a la que contestó Porsche este mes. El fabricante de coches aseguraba que el actor era un "experto conductor del Carrera GT de 2005" y que el vehículo en el que el actor era copiloto había sido "alterado y usado de forma incorrecta, y que no tenía el mantenimiento adecuado", según informaba el portal TMZ. Además, la demanda de Meadow cuestionaba la afirmación de que el accidente fue causado por un exceso de velocidad, con Roger Rodas conduciendo a entre 130 y 150 km por hora, ya que según la adolescente su velocidad real era de entre 100 y 115 km por hora. La joven denunció también que Paul seguía vivo cuando el coche se incendió y que un "defectuoso" cinturón de seguridad le impidió escapar después de que la función de seguridad "atrapara el torso de Walker con enorme fuerza, rompiendo así sus costillas y su pelvis" dejándolo atrapado.


La hija del actor demandó a la compañía automotriz por la muerte de su papá, ocurrida en 2013.
 La hija del actor demandó a la compañía automotriz por la muerte de su papá, ocurrida en 2013.  (Foto: People.com)

Noticias relacionadas:

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas