Kim Kardashian podría necesitar una cesárea

El bebé de la estrella televisiva aún no se ha colocado en la posición adecuada para que pueda nacer mediante un parto natural
El bebé de la estrella televisiva aún no se ha colocado en la posición adecuada para que pueda nacer mediante un parto natural
 El bebé de la estrella televisiva aún no se ha colocado en la posición adecuada para que pueda nacer mediante un parto natural  (Foto: Instagram)

La estrella televisiva Kim Kardashian podría acabar necesitando una cesárea en el parto de su segundo hijo con el rapero Kanye West -cuyo nacimiento está previsto para el próximo mes de diciembre- porque el bebé todavía no se ha dado la vuelta.

"Lo que más me preocupa últimamente es que mi bebé aún no se ha dado la vuelta, lo cual significa que está en la posición errónea para un parto natural. Todavía está cabeza arriba cuando debería estar cabeza abajo. Debería haberse dado la vuelta a las 32 semanas de embarazo. Así que ahora necesitaré una cesárea. O al menos eso es lo que yo pensaba", explica Kim en un artículo publicado en su página web.

Kim ha recurrido a los métodos alternativos para intentar que su bebé se coloque en la posición adecuada para que nazca a través de un parto natural.

"Como mi bebé es bastante grande -pesa unos tres kilos- puede que ya sea demasiado tarde, pero he empezado a trabajar con un quiropráctico, el doctor Elliot Berlin. Es el quiropráctico de las embarazadas. He aprendido un montón después de unas cuantas sesiones con él. He estado haciendo todo lo posible para que el bebé se dé la vuelta. Tengo que permanecer colgada bocabajo quince minutos tres veces al día. Escucho música en la posición adecuada y me pongo hielo en puntos concretos de mi barriga para que se gire. También he empezado a hacer acupuntura, que consiste en que me quemen moxa [un preparado a base de artemisa seca] en el dedo meñique del pie cada día. ¡Incluso he probado con la hipnosis!", añade.

Notas relacionadas:

"Obviamente, si se trata de una emergencia y es por la seguridad de mi hijo, me harán una cesárea, pero si no la necesito, preferiría no recurrir a ella. Por favor, deseame suerte y reza para que el bebé se gire. La perspectiva del parto me provoca ansiedad, no voy a mentir. Espero que el bebé se dé la vuelta y todo vaya bien, pero estoy preparada para todo".

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas