Lo que me enseñó mi madre: Montserrat Oliver

Como parte de nuestro especial de Quién® Festeja a Mamá retomamos el artículo que hace un año escribió la modelo y conductora dedicado a su mamá quién recién había fallecido
Como parte de nuestro especial de Quién® Festeja a Mamá retomamos el artículo que hace un año escribió la modelo y conductora dedicado a su mamá quién recién había fallecido
 Como parte de nuestro especial de Quién® Festeja a Mamá retomamos el artículo que hace un año escribió la modelo y conductora dedicado a su mamá quién recién había fallecido  (Foto: Cortesía)

Este artículo fue publicado en la edición 317 -Luis Miguel en portada- y puedes adquirir este número en su versión digital en los siguientes links.

Desde nuestro canal de la revista digital, da clic aquí.

Para sistema iOS da clic aquí.

Para sistema Android da clic aquí.

Lo que me enseñó mi madre por Montserrat Oliver

En la carta que le escribí a mi madre y que compartí en la misa de cenizas, decía: "Fuiste una mujer fuerte, tenaz, aventada, activa". Vale la pena recordar su larga vida para comprender la exactitud de esos adjetivos.

Rosa María Grimaud Sendra nació el 8 de noviembre de 1927, en la ciudad de México. Sus padres, Catalina Sendra y Jaime Grimaud eran catalanes que, al casarse, emigraron a México. Ella era la mayor de cuatro hermanos (Mari, Ketty y Jaime), quienes perdieron a su padre cuando niños. Mi yaya, mi abuela, los supo sacar adelante.

Mi madre estudió en Dallas, Texas, en el Ursuline School. Vivió una temporada en Palma de Mallorca con su tía Tere Sendra; allí conoció a mi papá, Domingo Oliver. Se casaron en México y al año se fueron a vivir a Monterrey, donde nacimos mi hermana Rosamary y yo.

Mujer como las de antes

Era una mamá como de cuento, y no lo digo porque uno suele idolatrar a la gente que muere. En realidad lo fue. Estaba muy chapada a la antigua.

¡Nos enseñó todo lo que sabemos! Caminar, rezar, cantar, andar en bici, pescar pecesitos con una coladera en el riachuelo, coser, tejer, bordar (esto último no me gustaba mucho, pero hoy entiendo que era un pretexto para sentarnos en las tardes a platicar). Incluso nos enseñó a cambiar las llantas del coche o reparar cables eléctricos. Nos enseñó, en suma, el valor de las cosas.

En el mes de mayo, el de la virgen, nos llevaba a ofrecer flores a Fátima (ya que siempre fue muy mariana. Incluso conoció a Lucía en Fátima, la más pequeña de los tres pastores). Todas las noches rezábamos el rosario.

Siempre fue una gran ama de casa, esposa y madre, pero también tenía una vida activa fuera del hogar. Daba clases de gimnasia correctiva. Siempre fue muy deportista y aventada: nos presumía que había nadado grandes distancias en el mar de Acapulco.

Recuerdo un detalle: al irnos a dormir siempre nos preguntaba: "¿A qué hora te vas a despertar?" ¡Ja! Siempre me intrigó por qué lo hacía. Quizás porque lo que más orgullo le daba era que fuéramos trabajadoras. ¡A relajarnos nunca nos enseñó!

Sí, era una mujer muy fuerte pero con un gran corazón. Era de las pocas personas que se alegraba sinceramente de los logros de los demás. Tanto como si fueran propios.

Nos enseñó que el miedo es el peor enemigo. Y que te hace más feliz dar que recibir.

Era tan organizada, que gastó sus últimas palabras en decirnos que nos había escrito una carta para el día en que muriera. En ella nos dijo cuánto nos amó. Agradezco de todo corazón a quienes la quisieron, cuidaron y alegraron la vida.

La carta que dejó Rosa María Grimaud

Para los que amé y me amaron:

Cuando me vaya, déjenme ir... No se aten a mis lágrimas.

Por los hermosos años que vivimos juntos démosle gracias a Dios. Si tienen que llorar dejen que la fe en Dios conforme su pena; la vida sigue adelante.

Yo estaré cerca, sentirán el calor de mi amor en sus corazones y, cuando ustedes tengan que viajar por este camino, junto con Dios los recibiré y con una sonrisa les diré: ‘¡sean bienvenidos, nunca más nos separaremos!'

Los adoro y bendigo.

Mamá

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Christian Bale luce irreconocible para grabar su nueva película
No te pierdas
×