Quién recomienda... Pepe Soho, de la oscuridad a la luz

Luego de una dura lección de vida, el empresario dio un giro ahora como fotógrafo y luego de recorrer el mundo durante dos años para captar imágenes abrió Lightroom Photo Gallery.
Luego de una dura lección de vida, el empresario dio un giro ahora como fotógrafo y luego de recorrer el mundo durante dos años para captar imágenes abrió Lightroom Photo Gallery.
 Luego de una dura lección de vida, el empresario dio un giro ahora como fotógrafo y luego de recorrer el mundo durante dos años para captar imágenes abrió Lightroom Photo Gallery.  (Foto: Jean Paul Bergerault)

De rockstar a empresario, dueño de las tiendas de ropa Soho y del antro Love. Su vida dio un giro de 180 grados cuando, después de tocar fondo, encontró su misión en la vida como fotógrafo de paisajes. Hoy tiene Lightroom Photo Gallery en el corazón de Polanco.

Este artículo fue publicado en la edición 335 de la revista Quién -Portada Muejeres que Amamos- si quieres concoer más de sus contenidos puedes adquirir dicho número en su versión digital en cualquiera de estos links.

Desde nuestro canal de la revista digital, da clic aquí.

Para sistema iOS da clic aquí.

Para sistema Android da clic aquí.

Pepe Soho, uno de los empresarios nocturnos más prometedores de México, entró un día en una etapa en la que necesitaba cambiar su estilo de vida y dice que reflexionó así: "Tengo que curar mi alma porque estoy vacío, me estoy abandonando. No puedo seguir maltratándome así".

¿Cómo llegó a tal punto? Fue luego de que su vida en el antro Love (que fundó con su amigo Jack Chernitsky), se convirtió en una constante fiesta. "Al principio era increíble porque llegaban desde los Caifanes hasta Carlos Slim (Domit). Pero con el tiempo ya no era lo mismo, tenía que brindar con todos. Y mi cuerpo lo resintió".

Lo que parecía un capítulo de oscuridad se convirtió en el camino para salir de su zona de confort y encontrar, a los 40 años, su misión en la vida, como fotógrafo.

DE ROCKSTAR A EMPRESARIO

Desde los 12 años Pepe tocaba la bate- ría, y al terminar la prepa se fue a Los Ángeles a estudiar percusiones. Volvió a México con la idea de ser un rockstar y dice que su primera oportunidad se la dio Rafael Villafaña, dueño del Bulldog Café, el lugar de moda en esa época "Cuando me quedé, no lo podía creer, porque además Rafa pagaba muy bien. Dije ‘wow!, voy a poder vivir de la música'".


Pepe Soho en plena acción. Cada una de las fotos tiene una historia.
 Pepe Soho en plena acción. Cada una de las fotos tiene una historia.  (Foto: Pepe Soho/Cortesía)

Dos años después pensó formar una banda de rock, pero en el inter tomó sus ahorros y en 1996 abrió una tienda de intercambio de discos en la Condesa, cuando la colonia comenzaba a ser un hot spot. "Yo seguía siendo rockero, con el pelo larguísimo, botas vaqueras. Cada mes quitaba un mueble de discos y ponía uno de ropa. Empecé a fascinarme por la moda y monté un taller de diseño", dice sobre cómo fundó la tienda Soho.

Pero un día, caminando por Polanco, encontró un sótano que más tarde se convirtió en el Love. "Vi el espacio y dije: ‘¡Está padrísimo!' Le hablé a Jack y después de dos horas dijimos: ‘Vamos a hacer un lugar ochentero para los amigos'".

EN BUSCA DE LA LUZ

Sin embargo, cansado de su última empresa en el Love, le informó a sus socios que se iba a salir del negocio y, con un boleto one way, se marchó a India para ingresar a un ashram, un monasterio.

"Un día, montando caballo en los Himalayas, este comenzó a brincar, salí volando y me rompí la rodilla. En ese momento no me di cuenta, y así seguí rolando por India hasta que se me rompió la otra rodilla, porque todo el peso caía en ella. Regresé a México sin poder caminar", asegura.


Lightroom se encuentra el el corazón de Polanco.
 Lightroom se encuentra el el corazón de Polanco.  (Foto: Jean Paul Bergerault)

Después de que lo operaron y de una rehabilitación dolorosa, Pepe se dio cuenta de que su salud comenzó a mermar, porque una bacteria se le fue a la sangre. "Mi cuerpo se empezó a romper, y junto con él mi alma. Estuve dos años así, ya no quería vivir. Entré en un espacio oscuro, en el que ya no que- ría más fisioterapia ni hospitales", dice.

Su sistema inmunológico disminuyó, y fue a una clínica en Tijuana, donde le aplicaron inyecciones para subir sus defensas. Al regresar al DF se dio cuenta de que un mínimo porcentaje de él sí quería vivir, por eso volvió al camino de la espiritualidad. "Un consejo que recibí fue: ‘Estás completamente desenamorado de la vida, cuando tienes una depresión de ese tamaño lo que necesitas es enamorarte de ella, aunque tengas que fingir porque al principio no te la vas a creer'", platica.

Entonces compró una camarita y empezó a caminar a diario en el Bosque de Chapultepec con su perro. Tomar fotos lo apasionó tanto, que decidió estudiar la carrera. Su siguiente paso fue viajar a la Antártida y en dos años recorrió más de 50 países en cuatro continentes para fotografiar paisajes. Así volvió a México y montó su galería. "La cúspide de mi carrera es la fotografía", concluye Pepe con una sonrisa.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
Así de hermoso es nuestro país ¡Viva México!
No te pierdas
×