¿Ya sabes cuál es tu misión en la vida?

El maestro espiritual, empresario y autor del best seller `Ser, hacer y tener´ Michel Domit, nos comparte su filosofía.
 El maestro espiritual, empresario y autor del best seller `Ser, hacer y tener´ Michel Domit, nos comparte su filosofía.  (Foto: Ilustración: Sierra)

Tú eres sin duda alguna el ser más afortunado de toda la creación y de todo el Universo. Del Universo entero, el planeta Tierra es el único -hasta donde sabemos- poblado con seres vivos, y tenemos la fortuna de encontrarnos aquí y ahora.

El ser humano puede que tan sólo represente el 0.001 por ciento de los seres vivos, sin embargo es a quien se le concedieron las facultades y los talentos para tener el total control sobre el resto de las especies. Por si esto fuera poco, es el único capaz de reflexionar acerca de su propia vida y de su vida eterna. El único capaz de modificar su destino para cumplir con su misión en la tierra. Y tú tienes la fortuna de haber nacido en este momento y de vivir con todos los adelantos tecnológicos que permiten hacer lo que nadie jamás soñó hacer en siglos pasados. Pero ¿de qué te sirve todo esto si no conoces tu misión? ¿Cuál es y qué propósito tiene estar en esta tierra y en este planeta? Lee, reflexiona y anota... (LRA a partir de ahora).

Tienes un potencial enorme para realizarte porque estás hecho a imagen y semejanza de Dios, y esta realización sólo se podrá llevar a cabo si realmente haces lo que tienes que hacer, y quizá te preguntes: ¿qué es lo que tengo que hacer en esta vida? LRA... Todos tenemos una misión de servicio que cumplir para mejorar nuestro planeta, a la pacha mama, a la madre tierra y al ser humano que lo habita. Cada uno de nosotros nacimos con ciertos talentos y preferencias a la hora de hacer las cosas que más nos satisfacen y que más nos gustan. Es como si el Ser Supremo nos hubiera programado de la manera adecuada para cumplir dicha misión y tener una vocación en la vida, una vocación que va unida a todas las cualidades, virtudes y talentos que él nos dio. Estamos perfectamente capacitados para cumplir con ello, el chiste es encontrar cómo. En tu caso, ¿ya encontraste tu misión de vida? Si es así, ¿cuál es? Y si no, ¿cuál crees que sea? LRA... ¿Realmente lo que haces todos los días sientes que te lleva a ser la mejor persona que puedes ser? ¿Lo que haces a diario te apasiona, te divierte, te gusta y te realiza? LRA...

Si no es así, no deberías seguir haciéndolo. La vida es demasiado corta y fugaz, se nos escapa como agua entre las manos. Por ellos es fundamental e indispensable que dejes de perder el tiempo con cosas que no te satisfacen, necesitas encontrar tu verdadera misión y vocación en la vida. No importa cuánto tiempo hayas invertido en tu trabajo actual, lo importante es que actúes para hacer todos los cambios necesarios y hacer realmente lo que tienes que hacer, ser quien quieres ser.


Michel Domit Gemayel (DF, 1953) es maestro espiritual, empresario y autor del best seller Ser, hacer y tener, en el que se basa su filosofía. Realizará su seminario en Maranatha, Casa de los Carmelitas Descalzos, Valle deBravo,el29,30y31 de mayo. Informes: Adriana Millán adi_mg@hotmail.com Tel.: 55 3268 6414. Magda Torres preside@micheldomit.com Tel.: 55 5508 0509
 Michel Domit Gemayel (DF, 1953) es maestro espiritual, empresario y autor del best seller Ser, hacer y tener, en el que se basa su filosofía. Realizará su seminario en Maranatha, Casa de los Carmelitas Descalzos, Valle deBravo,el29,30y31 de mayo. Informes: Adriana Millán adi_mg@hotmail.com Tel.: 55 3268 6414. Magda Torres preside@micheldomit.com Tel.: 55 5508 0509  (Foto: Archivo Quién ®)

Si analizas la historia te darás cuenta de que algunos de los más grandes fueron aquellos que realmente encontraron su misión y la cumplieron (o al menos lo intentaron). Jesucristo, Buda, la madre Teresa de Calcuta, Nelson Mandela, Martin Luther King y otros tantos son un claro ejemplo de ello. Cuando tú por fin la encuentras, el Universo completo conspira para ayudarte a cumplirla y ya no te encontrarás nunca más solo, toda su energía te acompañará.

Pero ¿qué es esa misión de vida? ¿En que consiste? Para encontrarla yo te recomiendo el siguiente ejercicio: repasa cada una de las edades de cuando eras niño. Por ejemplo, imagina que regresas a tu infancia y te ves con tres años, ¿quién querías ser cuando tenías tres años? ¿Cuáles eran tus héroes? ¿Eran una figura tipo Superman o Wonder Woman? LRA... Después imagínate con cinco años y recuerda... ¿Cómo eras? ¿Cómo vestías? ¿Cómo vivías?... E intenta recordar... ¿quiénes eran tus héroes en aquel momento? ¿A quién admirabas? ¿Quién te imaginabas ser cuando fueras grande? LRA... Proyéctate ahora mentalmente a los ocho años y pregúntate de nuevo, ¿cómo eras? ¿Quiénes eran tus héroes? ¿Por qué los admirabas? ¿Qué virtudes tenían? ¿Por qué ideales luchaban? ¿Quién querías ser de grande? LRA... Continúa con el ejercicio e imagínate con tus 11, 14, 17 y 21 años de edad.

En realidad estas sencillas regresiones mentales a tu niñez, el detectar quiénes eran tus héroes y que querías ser cuando fueras grande te van a hablar mucho de cuál es tu vocación y esa misión de la que te hablo. A todos nos gusta servir a los demás y ese es el camino a la realización, al éxito y a la felicidad.

Tu misión puede ser tu modus vivendi

A veces la gente cree que la misión de servicio a los demás tiene que ser gratuita, pero esta idea es falsa. Tu modus vivendi puede ser totalmente coherente y congruente con tu misión. Un buen ejemplo son los autores de libros de superación personal. Estos ayudan a mucha gente a realizarse y, al mismo tiempo, obtienen dinero cumpliendo con su labor. La misión de vida es el puente entre lo que tu eres el día de hoy y quien quisieras llegar a ser logrando realizar tus virtudes. Es el camino más corto y verdadero hacia tu realización intelectual, mental, espiritual y física.

Tómate el tiempo necesario para profundizar y llegar a la conclusión sobre lo que quieres hacer y después ponte manos a la obra. Es importante no confundir tu misión con las obligaciones y responsabilidades del día a día (ser buena mamá, buen papá, buen hermano o buen hijo), se trata de algo que verdaderamente puede hacer mejorar la vida de los demás e idealmente cuanto mayor sea la cantidad de gente que beneficies, mejor.

Seguramente encontrarás tus gustos particulares: servir a ciertos sectores de gente, quizá personas de la tercera edad, adultos, niños o tal vez bebés. Recuerdo con mucha claridad cuando mi hermana Soumaya decidió con 15 años ir a trabajar como voluntaria a la cuna del Hospital Español. Le encantaban los bebés y sentía que para ella era muy importante trabajar con ellos. Comenzó a cumplir con una de sus misiones a muy temprana edad. Mi hermana Lilo creó la organización llamada Calevi (calidad de vida), la cual preparaba a las enfermeras para darle una mayor calidad de vida a los enfermos, haciéndoles ver que su rol era importantísimo para su recuperación.

Tú eres un líder y para ejercer tu liderazgo debes encontrar tu misión. Proponte hacerlo y no cedas hasta conseguirlo, sin duda tu vida será mucho más plena y feliz.

Te invito a descubrir tu misión a través del Seminario Renacer que impartiremos los días 29, 30 y 31 de mayo en Carmel Maranatha, en Valle de Bravo. Para aclarar cualquier duda o darme tus comentarios escríbeme a micheld@elsantuario.com.

Dios contigo.

Video: 10 cosas que debes saber de Michel Domit

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Beyoncé y Adele, las dos únicas mujeres entre los músicos mejor pagados
No te pierdas
×