Discurso a las 31 Mujeres que Amamos por Laura Manzo, editora de Quién

Esta mañana la revista Quién® rindió homenaje a las mujeres que por su esfuerzo, poder e inteligencia contribuyen al empoderamiento del género femenino.
Esta mañana la revista Quién® rindió homenaje a las mujeres que por su esfuerzo, poder e inteligencia contribuyen al empoderamiento del género femenino.
 Esta mañana la revista Quién® rindió homenaje a las mujeres que por su esfuerzo, poder e inteligencia contribuyen al empoderamiento del género femenino.  (Foto: Archivo Quién ®)

Laura Manzo, Editora en Jefe QUIÉN®

31 mujeres que amamos

2015 es un año de celebración para Quién®.

Al cumplir precisamente 15 años del nacimiento de esta marca, cuando volteamos hacia atrás nos damos cuenta de cómo hemos evolucionado en esto que es nuestra tarea de contar mejor que nadie las historias de los personajes más influyentes. Del 2000 a la fecha, el mundo es otro y México es otro. Sin embargo, nuestras ganas de conectar y el sentido social del ser humano, ese no cambia en esencia. Quién® en sus diferentes plataformas sigue siendo el reflejo de la sociedad.

Las historias que hoy presentamos en la edición de 31 Mujeres que Amamos, son pura inspiración.

Esta edición especial nació hace 5 años, y cuando cada año nos planteamos la pregunta de qué decir alrededor de ella y cómo no redundar en un mensaje que pudiera parecer gastado, insistimos en que solo el día que verdaderamente sea irrebatible la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, en el que no haya razón para justificar la opresión ni la mínima violencia hacia las mujeres, ese día -el 8 de marzo- no tendrá mayor sentido.

Mientras, en Quién® buscamos a las mujeres que han ido más allá de su potencial, que han logrado aventajar, que han entendido el poder en un sentido positivo y de transformación.

A través de la manera en que construimos esta edición -llamando a otras mujeres para que escriban sobre nuestras 31- descubrimos que sí, que las mujeres podemos apoyar a otras mujeres; pero también descubrimos con sus anécdotas un lado más íntimo, y al mismo tiempo muy revelador de las razones y las circunstancias por las cuales han llegado a donde están hoy.

Hay un hecho que quisiera resaltar.

Creo que es momento de dejar de pensar si somos competentes, eso está más que probado. Creo que es momento de atrevernos, de arriesgarnos y de fracasar; es momento de dejar de titubear, de andarnos con rodeos, de andarnos disculpando o llamándonos farsantes por estar en un puesto que creemos no merecer, de andarnos sermoneando. Creo que es momento de asumir desde dentro mucha mayor seguridad. Mucho más amor propio.

The Economist llamó recientemente al empoderamiento de la mujer el cambio social más profundo de nuestros tiempos.

Pero a las mujeres nos hace falta confianza en nosotras mismas. La autovaloración que tenemos es en general menor que la que tienen los hombres. Y en términos de profesionalismo esto es más relevante que la competitividad. Ya no digamos en términos personales, en términos de felicidad, de nuestra propia felicidad.

Lo que digo no es una percepción personal. Está documentado por varios especialistas. Entre ellos, dos mujeres periodistas de ABC News y BBC World News (Claire Shipman y Katty Kay), en su libro The Confidence Code: The Science and Art of Self-Assurance. Ellas durante dos décadas han entrevistado a las mujeres más poderosas en Estados Unidos, en los ámbitos de la política, los medios y los negocios. Juntaron esos testimonios con innovadoras investigaciones en genética, de género, de conducta y de conocimiento para llegar a esta conclusión y para finalmente dar sus consejos.

Les recomiendo el libro.

Antier, justo me topé con una frase de Simone de Beauvoir que habla de cómo amamos las mujeres. Y si uno trata al otro como se trata a si mismo... Cabe ahora lo que Simone dijo: "El día que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal".

Y al final aunque es un tema tan personal, creo que nuestro paso en las ganas de buscar igualdad, en las ganas de alcanzar ese cambio social, sería más preciso y más contundente si cultivamos la autoconfianza y el coraje.

Lo que digo es que no hay que confundir la emotividad con la fragilidad,

la pasión con el trastorno,

la confrontación con la agresividad,

el consentimiento con la sumisión,

el liderazgo con el dominio,

la ambición con la presunción,

ni nada con la culpa.

Lo que digo es que sin sentirnos amenazadas podemos bien ayudar a otras mujeres.

A ustedes, 31 Mujeres y a sus 31 escritoras, les propongo seguir conscientes del poder que ahora tienen y, al mismo tiempo, admitir la vulnerabilidad para poder crecer y no chistar cuando se trate del amor propio.

Lo que digo es que si con este asunto de la desconfianza comprobado, ustedes además han cruzado las barreras sociales, es un hecho que son grandes, más grandes de lo que ya las reconoce la sociedad, más grandes de lo que este homenaje pueda reflejar.

Sin más, es un placer presentarles a las 31 mujeres que amamos 2015.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Famos@s hollywodenses que adoran México
No te pierdas
×