¿Cómo estar al pie del cañón cuando alguien tiene cáncer?

A propósito de Octubre Rosa, Lucía tenía una misión: decirnos a través de su particular punto de vista qué hacer cuando una amiga tiene cáncer, cómo apoyar, cómo entender y esto fue lo que nos contó.
A propósito de Octubre Rosa, Lucía tenía una misión: decirnos a través de su particular punto de vista qué hacer cuando una amiga tiene cáncer, cómo apoyar, cómo entender y esto fue lo que nos contó.
 A propósito de Octubre Rosa, Lucía tenía una misión: decirnos a través de su particular punto de vista qué hacer cuando una amiga tiene cáncer, cómo apoyar, cómo entender y esto fue lo que nos contó.  (Foto: Getty Images)
Es importante que el apoyo sea incondicional.
 Es importante que el apoyo sea incondicional.  (Foto: Especial)

Una misión posible.

¡Toma esto Tom Cruise!

Hace poco conocí a un lector hermoso que tenía la llave de la casa de mis letras, y de cuando en cuando se instaló. ¿Cómo no lo vi antes? Con esas inmensas ganas de vivir. Nos conocimos porque me leía en el cuarto de un hospital y yo mientras escribía sobre mis banales frustraciones, él luchaba contra el cáncer entre otras cosas que hacen los adolescentes de su edad...

Cuando supe de su existencia inmediatamente nació la amistad. La comunicación día y noche fue inevitable, nos hicimos "besties", nos volvimos un solo equipo y con eso de que todo nos contamos le dije que tenía que escribir un texto sobre Octubre Rosa, el cáncer de mama y todo ese asunto que tiene que tratarse con la vulnerabilidad que requiere así que le pedí que me ayudara...

- ¡Pareja! Tenemos una misión...

- ¿Qué pasa soldado?

- Me han encargado un texto sobre Octubre Rosa... necesito tu ayuda.

- Estoy desayunando ¿Me esperas?

- Entendido soldado.

Media hora más tarde...

- ¿Qué pasó Lucía?

- Es sobre el cáncer de mama, el año pasado hice uno sobre autoexplorarte pero ahora me pidieron que me enfocara en cómo hacerle cuando tienes un pariente con cáncer o cómo darle esperanzas a alguien que tiene esa enfermedad pero ¿Cómo voy a saber qué aconsejar si no sé lo que es tener cáncer?

- Pero Lucía, no soy mujer y no tengo cáncer en el pecho.

- Pero sabes lo que te hace sentir bien, lo que necesitas de los demás o lo que te gustaría escuchar que te dijeran... ¡Ándale!

- Misión aceptada pareja.

- Mándame un mail con todo lo que piensas. Y confía en mí.

Así lo hicimos. Más tarde mi "hermano menor" me mandó el mail. Lo que leí, a final de cuentas era un testimonio de cómo un paciente lucha contra el cáncer, aunque no fuera específicamente cáncer de mama y aunque sé que todos los casos son diferentes y cada uno tiene sus situaciones sumamente específicas, les comparto sus palabras... tal y cual las leí, esas que me hicieron entender de manera más simple, qué hacer cuando alguien cercano a ti tiene cáncer, cómo acercarte, qué decir, qué no decir... nunca estamos listos para este tipo de situaciones, pero siempre hay personas valientes que se atreven a decirnos cómo hacerle cuando no sabemos.


Angelo Merendino retrató a su esposa Jennifer durante su tratamiento de cáncer de mama, siempre estuvo a su lado tratando de llevar una vida lo más normal posible.
 Angelo Merendino retrató a su esposa Jennifer durante su tratamiento de cáncer de mama, siempre estuvo a su lado tratando de llevar una vida lo más normal posible.  (Foto: Angelo Merendino)

Abrí mi mail y comencé a leer:

Hablar del cáncer es una tarea compleja, no sólo porque no es un tema común o que pueda tratarse a la ligera, al menos no para aquellos que han padecido o padecen aún esta enfermedad, ya que al escuchar esta palabra muchos la identifican y/o relacionan con un alto grado de mortandad...

Si tienes algún familiar o amigo que padece esta enfermedad te preguntarás "¿Y ahora?" No te preocupes, es común que no sepas cómo actuar, sobre todo si nunca antes estuviste en esta situación.

Yo tengo cáncer y siendo sinceros, con el cáncer nunca se sabe, a veces reaccionas muy bien a la terapia, a veces no tanto y otras cuantas tienen que intentar otras formas porque de plano no está funcionando, pero también he tratado con muchas personas que lo han padecido, con los cuales he convivido en el hospital o en algunos otros espacios que solemos visitar, y he hecho grandes amigos, algunos se han curado y otros han fallecido, así que todo lo que diré será porque así lo he descubierto en su momento con ellos.

Es importante que sepas que no hay una fórmula mágica para tratarnos, cada cáncer es diferente, no sólo por el tipo que sea, ni por la etapa en la cual se encuentre sino porque cada persona reacciona diferente tanto biológica como psicológica y emocionalmente... aún así, estos son los consejos más importantes que te puedo dar si es que has decidido apoyar o acompañar a una persona que padece cáncer.

1. Infórmate

Puedes comenzar por preguntar de manera sutil qué tipo de cáncer padece la persona en cuestión y de ser posible en qué etapa está, ¿Para qué? Es simple, aún cuando las personas con cáncer deben cuidar su salud más que otras personas, los cuidados que reciben son distintos y sólo si estas informado podrás ayudar de manera más eficiente, no es algo prioritario, pero conocer un poco más te ayudara a entender, y siempre es lo que las personas como nosotros necesitamos más de alguien externo... que nos entiendan.

2. Reflexiona:

¿Cómo se siente dicha persona con el hecho de recibir ayuda?

Existen momentos muy difíciles para nosotros, algunos de ellos son al enterarnos del padecimiento o cuando no obtenemos buenos resultados con la terapia, en los cuales podemos reaccionar de maneras muy variadas, y muchas personas no nos sentimos preparados para compartir la noticia o simplemente convivir con otras personas, algunos por miedo al rechazo, por depresión o por inconformidad, ya que sin duda tu vida cambia radicalmente cuando padeces cáncer.

¿La ayuda que ofrezco es apropiada?

Algunas veces cuando las personas se enteran de que estamos enfermos sienten cierta obligación o extraña sensación que los induce a hacer cosas buenas por nosotros, pero cuando las personas no solían hacer eso antes se siente raro, muy raro, en serio, existen diferentes maneras de ayudar, así que considera cuales estás haciendo porque siempre lo has hecho y cuales no y resúmete a hacer aquello que nazca y no lo que crees que "deberías hacer".

¿Cómo reaccionará la familia de la persona con cáncer?

Piensa un poco en nuestros seres queridos, aún cuando seamos los mejores amigos y queramos estar todo el tiempo juntos (mayormente cuando se es adolescente o niño) nuestra familia también necesita estar con nosotros y debemos permitir que otras personas nos ayuden también (en este caso nuestra familia), además se cuidadoso con las atribuciones que tomas, porque la sensibilidad de todos está en su máxima expresión y podría resultar contraproducente que te involucres en cuestiones que la familia considere privadas.

Para todo lo anterior existe una palabra clave: "comunicación", con nosotros y con nuestros familiares.


3- Se prudente.
 3- Se prudente.  (Foto: Especial)

3. Se prudente

Nuestros hábitos y necesidades cambian mucho a partir de que nos enteramos de la noticia, así que necesitaremos que tu ayuda sea flexible en tiempos y formas.

4. Escúchanos

Lo que más difícil se les hace a las personas que se acercan a nosotros es actuar, no saben qué decir ni qué hacer cuando están con nosotros así que prueba escuchando, así podrás saber cómo nos sentimos y lo que nos gustaría hacer, estamos pasando por muchas cosas nuevas que podríamos contarte y quizá hasta querramos saber de qué nos hemos perdido estando en el hospital o en casa porque no nos será posible llevar la misma intensidad de rutina que antes.

5. Observa nuestras reacciones

Aunque parezca que no hacemos nada; nuestros nuevos hábitos, tratamientos y condiciones de salud nos dejan exhaustos y aunque querramos mucho seguir con la amena conversación o disfrutar más tiempo de tu visita a veces nos resultará imposible, no lo tomes como grosería o desinterés, mejor haznos saber que podremos contar contigo en otro momento.

6. Apóyanos

La personas que padecemos cáncer necesitamos saber que las personas que nos aman están con nosotros, como antes y como nunca, una de las cosas que a mis amigos y a mí más nos gustan es sentirnos apoyados, no nos dejes sólos, es muy común que cuando estamos enfermos dejamos de hacer las cosas que hacíamos antes, yo dejé de hacer ejercicio, después ya no podía salir con mis amigos o iba pocas veces, así que al ausentarme, algunas de las personas que frecuentaba comenzaron a desaparecer de mi radar y poco a poco me fui quedando con unos cuantos amigos y mi pequeña familia y eso, quizá es lo más duro a lo que me tuve que acostumbrar...a estar solo. Para mí eso es lo que más acaba de una enfermedad o de estar en un hospital.

7. Quédate con nosotros

Existen muchas formas, por ejemplo, llámanos de la escuela o del trabajo: Las horas laborales son los momentos en que más tiempo libre tenemos y que con menos compañía contamos.

Léenos un libro, cuéntanos chistes, cantemos canciones, veamos videos, comentemos las noticias, juguemos, muéstranos fotos, si es posible caminemos, sostén nuestra mano o simplemente veamos una película juntos.


Jennifer Merendino.
 Jennifer Merendino.  (Foto: Angelo Merendino)

8. Se realista

No nos digas que todo va a estar bien ni hagas predicciones de un futuro maravilloso, es bueno que seas positivo pero antes que eso necesitas ser realista, no es lo mismo "te vas a curar y vamos a jugar futbol como siempre" que "vamos a echarle muchas ganas y voy a estar contigo para salir adelante y disfrutar nuestra amistad..."

Un amigo me dijo un día: tengo miedo de morirme y no porque la muerte sea peor que esto, solo que no sé cómo les van a decir a mis papás que me morí, es como la gravedad, tenemos puestas tantas expectativas sobre nuestros hombros que pesan, que nos dan miedo, nos preocupan, nos duelen. No todo lo que piensas que es mejor para nosotros es considerado igual por nosotros.

No le tengas miedo al silencio... es mejor que muchísimas palabras vacías que escuche tantas veces.

9. No prometas

Todo en este mundo cambia y entendemos que muchas veces te resulte imposible visitarnos, traer un poco de postre, conseguir la película en DVD o se te olvidaron en tu casa, pero ahora más que nunca estamos llenos de expectativas y si no sucede sólo ocurrirá una cosa nos quedaremos con el vacío.

10. Trátanos como antes

Quizá no podemos hacer las mismas actividades, pero seguro nos sigue gustando la misma persona, o yéndole al mismo equipo, escuchando la misma música y también queremos contártelo y que nos cuentes...

11. Se creativo

Quizá la respuesta más común a la pregunta "¿Cómo has ayudado a alguien que tiene cáncer?" Es: "Lo visitaba en su casa o el hospital". ¡Hey! ¿Dónde quedó la creatividad?

Muchos de nosotros podemos ir al cine, al parque, a comprar un libro, nos puedes llevar al tratamientos al hospital, acompañar a misa, ver el juego de los Steelers (aunque pierdan), visitar alguna exposición de arte, ir a comprar, todo se trata de una cosa: COMPARTIR.

¿Qué sí hacer?

VIVIR EL AHORA.

Si quieres pensar en el futuro...comienza por mañana. No hagas planes de tomar el té cuando sean viejitos o jubilarse juntos, puedes hacer planes, pero deben ser en un futuro cercano, como tomarnos una nieve en cuanto haga un poco de calor y sorprendernos con un helado de cono, eso de verdad lo apreciamos...

¿Qué no hacer?

  • Alejarte, eso nos duele muchísimo.
  • Tampoco nos digas que"seguro podremos soportarlo"a veces se siente como si dijeras,"es justo que te pase"o"no te quejes que no es para tanto".
  • Procura no hablar mucho de nuestra apariencia, puedes verte muy cruel o por el contrario un halagador mentiroso.
  • No nos cuentes historias tristes.
  • No te la pases hablando sólo de tu vida.
  • No digas "sé cómo te sientes", porque en realidad no lo sabes.
  • No digas"no sé cómo le haces para..."a veces puedes maximizar las cosas.

Si tienes la intención de regalarnos algo estas son algunas cosas que podría sugerir:

  • Certificados de regalos: los tratamientos son costosos y algunas veces podría ayudar a comprar lo necesario o algo que nos guste.
  • CDs de nuestros artistas favoritos o un mp3 con canciones que sepas que nos gustan.
  • Películas y libros (preferentemente evita las historias tristes).
  • Revistas interesantes.
  • Postres.
  • Gorros o bufandas.
  • Pijamas nuevas.
  • Un diario.
  • Juegos de mesa.
  • Manualidades.
  • Almohaditas.

Pero sobre todo, lo que más necesitamos es saber que nos quieres a pesar de todo.

Espero les haya gustado este artículo de Octubre Rosa... y ¡Hey! Soldado, misión cumplida.

Puedes seguir a Lucía en redes sociales.

Instagram: @lucialadeflor Facebook: www.facebook.com/LuciaLaDeFlor Webpage: www.lucialadeflor.com Quién.com: blogs.quien.com/lucia-la-tapatia

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Melania Trump y su elegante outfit ochentero
No te pierdas
×