Aprendiendo a ser mamá

Joanna Faría, Ana Pazos y Teresa Luengo nos compartieron los consejos que han seguido para educar a sus hijos y lo que hacen para verlos felices.
Joanna Faría, Ana Pazos y Teresa Luengo nos compartieron los consejos que han seguido para educar a sus hijos y lo que hacen para verlos felices.
 Joanna Faría, Ana Pazos y Teresa Luengo nos compartieron los consejos que han seguido para educar a sus hijos y lo que hacen para verlos felices.  (Foto: César Toledo)

Cuando una mujer sabe que dará vida a un nuevo ser experimenta sentimientos encontrados porque siente una felicidad inmensa, pero también una gran preocupación porque no existen un manual sobre cómo ser madre.

Eso se va aprendiendo y sabiendo con el paso del tiempo, con cada cuidado, beso y caricia que se vive. Cada experiencia es distinta, así que platicamos con tres mamás de distintas edades para que nos revelaran sus secretos.

Joanna Faría, Ana Pazos y Teresa Luengo llegaron con sus pequeños a la tienda Baby Deli de Polanco, sitio idóneo para ser testigos de cómo pasan el tiempo juntos mamás e hijos.


Joanna no se despega de sus bebés: Héctor (3 años) y Pía (año y medio).
 Joanna no se despega de sus bebés: Héctor (3 años) y Pía (año y medio).  (Foto: César Toledo)

Joanna Faría con Héctor y Pía

¿Cómo cambió tu vida convertirte en madre?: Al 100 por ciento, antes de tener a mis hijos le preguntaba a otras personas lo que significaba y me decían que era algo indescriptible, una sensación impresionante y realmente lo conoces hasta que tú das vida.

¿Cómo eres como mamá?: Soy un poco aprehensiva, me da pendiente todo con mis niños porque además están muy chiquitos.

¿Cuál ha sido la experiencia más especial que has vivido con tus hijos?: La primera vez que Héctor me dijo que me quería con palabras fue algo invaluable, después de eso sentí que todo había valido la pena.

¿Qué has aprendido de tus pequeños?: La lección más grande que te dan es ser paciente, que las cosas son cuando ellos quieren y no cuando tú deseas.

¿Qué consejo te dieron tus padres para ser una buena madre?: Siempre me han dicho que sea yo misma, que nunca trate de forzar lo que soy y que les dé amor incondicional sin importar lo que pase.

¿Cómo te gustaría que tus hijos te recuerden cuando sean grandes?: Como alguien que siempre estuvo allí para ellos.

Tu consejo para ser una buena mamá: No puedes aprender, solamente nace, pero definitivamente el amor incondicional es algo que hará que tus hijos sean niños felices. Y los errores que cometas no deben agobiarte porque nadie es perfecto.


Ana y Fefe (5 años) juegan futbol, arman rompecabezas o ven películas por las tardes.
 Ana y Fefe (5 años) juegan futbol, arman rompecabezas o ven películas por las tardes.  (Foto: César Toledo)

Ana Pazos y Luis Fernando

¿Cómo cambió tu vida convertirte en madre?: Totalmente, ser mamá es una alegría inexplicable e inigualable. Despierta en ti un amor incondicional, desde entonces soy una persona más responsable y madura.

¿Cómo eres como mamá?: Súper light, a mí me toca jugar el papel del policía bueno y mi esposo es el malo. Ya me agarraron la onda y hacen de mí lo que quieren, pero a mí me encanta.

¿Cuál ha sido la experiencia más especial que has vivido con tu pequeño?: Cuando nadó por primera vez con delfines, agarró la aleta del delfín y se dejó llevar, solito lo logró. Me sentí toda bomba, estaba derretida.

Otra buena anécdota es cuando visitamos un museo de antropología en Los Ángeles y Fefe (como se le dice de cariño en Brasil a Fernando) estaba muy molesto porque solamente encontró los huesos de los dinosaurios y él quería que existieran.

¿Qué has aprendido de tu hijo?: La espontaneidad, la pureza y la alegría de vivir.

¿Qué consejo te dieron tus padres para ser una buena madre?: Mis padres son como el agua y el vino, entonces de uno aprendí más la disciplina y del otro la parte sensitiva, así que siempre trato de mantener un equilibrio entre ambas cosas.

¿Cómo te gustaría que tu hijo te recuerde cuando sea grande?: Como una mamá cariñosa, como su mejor amiga y compañera que sigue estando allí para todo lo que quiera.

Tu consejo para ser una buena mamá: Lo importante es disfrutar el momento, el ahora, no estar agobiándose en el futuro porque la niñez pasa muy rápido y sólo hay que disfrutar a tus hijos.


A las Teresitas les gusta aprender cosas nuevas juntas.
 A las Teresitas les gusta aprender cosas nuevas juntas.  (Foto: César Toledo)

Teresa Luengo y Teresita Salinas

¿Cómo cambió tu vida convertirte en madre?: Fui una mamá mayor a los 38 años, mi vida cambió radicalmente, no me imaginé que podía ser tan feliz.

¿Cómo eres como mamá?: Demasiado protectora, me gusta estar muy al pendiente, estar encima, tal vez precisamente porque ya tuve tiempo de disfrutar el tiempo sola y ahora me dedico totalmente a este rol.

¿Cuál ha sido la experiencia más especial que has vivido con tu hija?: Todos los días son especiales con los hijos pequeños, no hay nada mejor que ver cómo van creciendo día a día y las cosas que van descubriendo.

¿Qué has aprendido de tu pequeña?: Dar importancia a lo que verdaderamente lo tiene y dejarte de tonterías para vivir y ser feliz.

¿Cómo te gustaría que tu hija te recuerde cuando sea grande?: Que piense que el momento más feliz de su vida lo vivió en su casa, con sus padres. Que me recuerde como una madre generosa, que le dio todo.

Tu consejo para ser una buena mamá: La mejor mamá es la que está muy al pendiente de sus hijos y más en estos tiempos, estar al pendiente de los amigos, de lo que vean en televisión o en la computadora. Debes mantener una buena comunicación, casi de amigos.

Baby Deli es un lugar para consentir a los niños. Además de alimentos orgánicos y juguetes educativos ofrece talleres de teatro, playgroups que acercan a los pequeños a su entorno social, ballet, espectáculos y cuentacuentos; así como yoga para niños y embarazadas, judo y pilates para mamás.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Captan a Leonardo DiCaprio con una de sus exnovias
No te pierdas
×