Rebecca de Alba confiesa que fue una niña intrépida

La presentadora se interesó por el mundo del espectáculo desde pequeña, junto con sus hermanos improvisaba obras teatrales e imitaba a sus profesores.
 La presentadora se interesó por el mundo del espectáculo desde pequeña, junto con sus hermanos improvisaba obras teatrales e imitaba a sus profesores.  (Foto: Clasos.com)

¿Cómo fue tu niñez?

Divertida pero con mucha exigencia, tenía que llevar excelentes calificaciones a la casa, mi mamá me inculcó ser autosuficiente, independiente y responsable. Todos los días, incluyendo fines de semana, los deberes tipo hacer mi tarea, tender mi cama y ordenar mi cuarto eran antes que salir con mis amigas.

También fue divertida porque mi abuela tenía un ropero lleno de sombreros, guantes y zapatos para disfrazarnos cuando quisiéramos (mis tres hermanas y mi hermano Miguel). Se armaban obras de teatro improvisadas y nos matábamos de risa.

¿Cuáles eran tus juegos preferidos?

Policías y ladrones, yo era policía pues me hubiera gustado ser detective. Con mis hermanos crecí jugando al salón de belleza o las muñecas, teníamos juegos para adivinar cosas, aprender de Historia y Geografía. Me le pegaba a un hermano de mi mamá a escuchar música clásica, dibujar personajes imaginarios e inventarles una historia. Me fascinaba hacer un poco de todo: imitar, bailar, karate, correr, basket...

¿Tenías algún juguete especial?

Un libro con fotos de muchísimos animales, en el que venía la descripción de su hábitat. Mi mamá lo tiene guardado, fue mi regalo más entretenido e interesante, creo que sé más de esto que de moda.

¿Cuál es la travesura que más recuerdas?

Travieso mi hermano pero yo era su cómplice. Creo que más bien era muy bromista y hacía mis imitaciones de dibujos animados, de mis maestros y mis tíos... en eso sí era tremenda.

¿Cuál fue el mejor día de tu infancia?

Es difícil recordar un sólo día, pero echar la bohemia con "los adultos" (tías y abuelos) era lo máximo, el permiso que siempre esperé, así que era una niña ahí sentada entre todos estos adultos cantando boleros. Me gustaba mucho estar con gente mayor que yo.

¿Qué programas de televisión eran tu hit?

Los Picapiedra, los Supersónicos, la hormiga atómica, Super Can, el perro que volaba, y la pantera rosa.

¿Cuáles consideras que son las cosas más valiosas que tienen los niños?

La espontaneidad, autenticidad, inocencia, su capacidad de sorpresa inagotable y el amor que no es consciente que te regalan sin condiciones... Son unas criaturas milagrosas. Su energía cura todo.

Si por un día tuvieras la oportunidad de volver a ser niño, ¿qué te gustaría hacer?

Estar en el rancho que tenía mi abuelo Manuel y pelar tunas, hacer un pastel de lodo, perderme un rato en el campo, ordeñar una vaca a las seis de la mañana y tomarme la leche en ese momento. Haber vivido esa faceta de la vida ha sido uno de los más grandes y valiosos regalos de mi infancia.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
"Lucas Trotacielos" ¿Así le dicen a Skywalker en España?
No te pierdas
×