Horacio de la Vega, hombre de retos

Después de haber sido uno de los encargados de dar vida a los Juegos Panamericanos XVI, el director comercial y de mercadotecnia del COPAG nos platica sus experiencias, aprendizajes y va por más.
 Después de haber sido uno de los encargados de dar vida a los Juegos Panamericanos XVI, el director comercial y de mercadotecnia del COPAG nos platica sus experiencias, aprendizajes y va por más.  (Foto: María Fernanda Rached)
Es el director comercial y de mercadotecnia del COPAG
 Es el director comercial y de mercadotecnia del COPAG  (Foto: María Fernanda Rached)

Al preguntarle al Licenciado en Comercio Internacional qué le parece lo más valioso que queda en él como persona en relación con su más reciente proyecto, confesó que su ganancia más significativa surgió al poner en práctica el ser líder y dejó ver la importancia que le da al trabajo en equipo.

"Para mí los Juegos Panamericanos fueron el proyecto profesional más importante que he tenido y un reto que requirió de mucha dedicación, compromiso y una gran labor para poder unir equipos de trabajo, lo cual resultó vital para el éxito de los juegos".

¿Cuánta gente participó?

Trabajamos con alrededor de dos mil personas contratadas, más de ocho mil voluntarios a quienes debíamos controlar y manejar, cerca de 40 mil personas que estuvieron trabajando con proveedores de servicios y, en conclusión, un número de gente que requería de mucho liderazgo y tacto.

¿En qué consistió el programa de voluntarios?

No recibieron una remuneración, lo que hicieron fue trabajar para un proyecto en el cuál los convencimos y se convencieron de participar; se tuvo que tratar con mucho cuidado y sin ellos definitivamente hubiera sido muy complejo operar.


Ganó el Premio Nacional del Deporte en 1998.
 Ganó el Premio Nacional del Deporte en 1998.  (Foto: María Fernanda Rached)

Con una Maestría Ejecutiva en Gestión Deportiva por la Universidad Claude Bernard Lyon en Francia y el grado de MBA, podría parecer que el dos veces campeón mundial de pentatlón moderno (1995 junior, 1998 senior) entregaba a los Juegos Panamericanos más de lo que obtenía al convertirse en uno de sus directivos.

"La experiencia me ayudó a adquirir una comprensión más holística de la vida en general y me enriqueció muchísimo", comentó Horacio.

Formó parte de la selección olímpica de Atlanta 1996 y Sydney 2000, ganó el Premio Nacional del Deporte en 1998 y participó en la Secretaría de Defensa Nacional Mexicana durante diez años.

Considera que su papel en los Juegos Olímpicos fue una experiencia realmente importante que disfrutó al máximo y a través de sus funciones dentro del COPAG (Comité Organizador de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011) dejó claro que todo el aprendizaje que le dejaron las olimpiadas sí le ha ayudado a desarrollarse en su vida profesional.

Aparte de la satisfacción de ver exitosamente materializado el sueño por el que trabajó durante cinco años, de la Vega habló de las pequeñas gratificaciones dentro del proceso de organización detrás de lo que se vio del 14 al 30 de octubre del año pasado.

"Tuve el gran privilegio de interactuar con muchas industrias muy distintas, aprendí hasta de señales de televisión (platica entre risas). Creo que lo más importante fue la oportunidad de conocer a una gran cantidad de gente con mucho talento y valores, pues definitivamente ganas muchos amigos en ese proceso".

¿Cuáles son tus valores principales?

Pienso que nada es tan importante como la familia y los amigos.

¿Tu deporte favorito?

Dos de las disciplinas que más me gustaron durante el tiempo que hice pentatlón moderno -que incluye natación, tiro con pistola, esgrima, equitación y carrera- y por las que llegué a ser de los mejores del mundo por lo mucho que me apasionaron, fueron tiro y esgrima.


Actualmente juega golf, pádel tenis con amigos o va andar en bici de montaña.
 Actualmente juega golf, pádel tenis con amigos o va andar en bici de montaña.  (Foto: María Fernanda Rached)

¿Por qué el golf?

Francamente antes pensaba que no servía de nada pero recientemente descubrí que es un deporte sumamente complejo, emocional, que exige concentración, disciplina y se asimila en preparación mental al tiro, lo cuál me parece estimulante.

Durante los 14 años que fue atleta de alto rendimiento cuidó mucho su alimentación para dar resultados, ahora se cuida pero ya se da el lujo de comer lo que le gusta. Le encantan los pescados y mariscos y alegre aceptó que de pronto sí se come una hamburguesa con todo el gusto del mundo.

Le encantan los viajes y considera que uno de los grandes privilegios de haber sido atleta fue justamente el de viajar. Colecciona monedas y billetes de todos los lugares que visita y, sus sitios favoritos para vacacionar son aquéllos donde puede esquiar en nieve y las playas.

Describió a su mujer ideal como una que tenga mucho cariño por las personas, mucho corazón, que sea de sangre liviana para llevarse con la gente y que sepa resolver las situaciones y los problemas.

"Si me tuviera que definir en dos palabras diría que soy paciente pero decidido. El año pasado estuvo lleno de retos y ahora vienen cambios, creo que lo más importante es tener claro que el éxito depende en gran medida de uno mismo, de cómo se buscan las oportunidades y cómo se enfrentan, no únicamente de lo que se presenta", finalizó.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: ¿Van Gogh se inspiró en Júpiter para sus pinturas?
No te pierdas
×