Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El príncipe William y Carlos no quisieron conocer a Trump en su visita de estado

La reina Isabel II realizó sola el acto oficial y se dice que tampoco estaba muy convencida de hacerlo.
Melania y Donald Trump junto con la reina Isabel II
Melania y Donald Trump junto con la reina Isabel II Melania y Donald Trump junto con la reina Isabel II. (Foto: WPA Pool/Getty Images)

Hace unos días el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo una visita oficial a Inglaterra en la que se reunió con la reina Isabel II. De acuerdo con The Sunday Times , la reina fue la única de la integrante que recibió al mandatario porque el príncipe William y el príncipe Carlos se negaron a conocerlo.

La ausencia fue evidente porque en la visita que hicieron los Obama hace algunos años, estuvieron desde Felipe, duque de Edimburgo, hasta Kate Middleton, Harry, William y el pequeño príncipe George.

This is the cutest ever! #princegeorge

A post shared by Prince George (@princegeorge_cambridge) on

Publicidad

Es raro ver a la reina sola, usualmente su majestad siempre está acompañada por alguien. Por ello llamó la atención la ausencia del príncipe Carlos, quien ha sustituido a su padre, el duque de Edimburgo, tras anunciarse su retiro de los eventos oficiales. "Va a lo que quiere ir y, si hubiera querido estar allí, podría haberlo hecho", aseguró una fuente al respecto.

Sobre este desinterés, la fuente continuó: "Incluso Isabel no estaba muy interesada en pasar mucho tiempo con Trump. La visita fue mantenida al mínimo. La reina cumplió con su deber, pero en la familia más amplia no fueron tan entusiastas como lo fueron cuando llegó Obama".
nullSe dice que el príncipe William prefirió jugar un partido de polo benéfico, mientras que el príncipe Carlos, primero en la línea de sucesión al trono, asistió a un evento en honor a la policía.

Aunque la familia real británica no se había reunido con Trump, en 2015 se vieron involucrados cuando se desveló un encuentro que puso en evidencia la atracción que Trump tenía por Lady Di, mamá de los príncipes William y Harry.

Publicidad
The Art of the comeback, libro trumo
"The Art of the Comeback"

En ese año, la periodista Selina Scott publicó en The Sunday Times que Trump, que entonces no era político, intentó seducir a Diana en 1996, poco después del divorcio entre ella y el príncipe Carlos. El empresario le mandaba flores constantemente y Scott aseguró que a la princesa le parecía un hombre indeseable, que se sentía incómoda y sin saber qué hacer.

Fue el último intento de Trump pues ella falleció al año siguiente, sin embargo la historia se remonta a 1995, cuando se conocieron. Sucedió durante una cena organizada en honor a la princesa por United Cerebral Palsy Humanitarian of the Year Award y fue entonces cuando él hizo su primer intento con Diana. Según medios británicos, Trump le ofreció una membresía gratis en su club de golf en Florida, pero Lady Di rechazó enseguida

Por si fuera poco, tiempo después de la repentina muerte de Diana, Trump habló en un programa de radio sobre ella y declaró que tenía una “belleza de modelo”. En el año 2000, la incluyó en la lista de mujeres con las que le hubiera gustado dormir y en su libro The Art of the Comeback confesó lo siguiente: "Sólo tengo un arrepentimiento en el departamento de mujeres: que nunca tuve la oportunidad de conquistar a lady Diana Spencer".

Publicidad

Para hacer aún más extraña su obsesión por Diana de Gales, en 2016 Trump fue cuestionado por una televisora británica sobre su crush con la princesa a lo que contestó: "Totalmente falso. Todo fue falso".

NEWSLETTER
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad