Las `travesuras´ del Príncipe Andrés

El día de hoy el príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel, cumple 54 años. Por ello hacemos un recuento de las controversias en las que se ha visto envuelto.
El día de hoy el príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel, cumple 54 años. Por ello hacemos un recuento de las controversias en las que se ha visto envuelto.
 El día de hoy el príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel, cumple 54 años. Por ello hacemos un recuento de las controversias en las que se ha visto envuelto.  (Foto: Getty Images)

Toda generación de royals tiene uno que es conocido como el “rebelde”. Dentro de la generación actual se dice que es el príncipe Enrique pero antes de él, el dolor de cabeza de la Casa Windsor fue el príncipe Andrés, el Duque de York.

La vida de Andrés ha sido como una tormenta donde han habido varios escándalos, entre ellos, la relación con algún culpable de pederastia, el tráfico de influencias y sobre todo las malas compañías. En general se puede decir que el Duque de York no sabe elegir a sus amigos y mucho menos alejar a las personas que le sientan mal en su vida personal y pública.

Andrés, a quien se describe como el "sin amigos" está cada vez más aislado, se vuelve cada día más insostenible en sus roles públicos. Éstas son sus amistades "peligrosas":


Las amistades del Príncipe no son las más adecuadas.
 Las amistades del Príncipe no son las más adecuadas.  (Foto: Getty Images)

Lady Goga Ashkenaz: la reina del petróleo de Kazajstán. Posee una enorme fortuna gracias a los pozos de petróleo de ese país. En 2007, el príncipe la invitó a Ascot, una manera de entrar por la puerta grande en la elite de la sociedad británica. Tanto fue así, que se habló de un posible amorío. Esto funcionó, Andrés consolidó sus negocios en Kazajstán y ella elevó su estatus en la sociedad británica.

Saif Al-Islam Gadafi:
 Segundo hijo del dictador libio Muamar Gadafi. Los lazos comerciales que ha mantenido con el Príncipe han sido productivos para ambos y ha crecido una relación personal.



Tarek Kaituni:
 Traficante de armas libio condenado en 2005. Acompañó al duque de York durante unas lujosas vacaciones en Túnez, con guardaespaldas y muchas mujeres, Kaituni pagó todo. Luego ambos se trasladaron a Libia para visitar a Gadafi por negocios.

Jeffrey Epstein:
 Multimillonario norteamericano condenado en 2008 por prostitución infantil. Jeffrey amigo de Andrés además de haber estado en la cárcel un poco más de un año, llegó a una acuerdo con alrededor de 17 niñas que lo acusaban de prostitución. Es muy amigo del príncipe, en 2000, Andrés fue fotografiado muy cariñoso con Virginia Roberts, que era una de las denunciantes. En ese entonces tenía 17 años y supuestamente era masajista.

Timur Kulibayev:
 Magnate nacido en Kazajstán y yerno del presidente de ese país. Su amistad empezó cuando las autoridades vieron en Andrés una vía perfecta para conseguir inversiones británicas. Wikileakspibicó los viajes "extravagantes" del príncipe a Kazajstán. Kulibayev, compró la casa del duque de York en Berkshire, la casa llevaba tres años en venta por 12 millones de libras y él la adquirió por 15 millones. Después, Andrés lo llevó a Ascot. La casa de Berkshire sigue vacía. ¿Para qué fueron esos 15 millones?


Sarah Ferguson estuvo involucrada en un asunto que dio la vuelta al mundo.
 Sarah Ferguson estuvo involucrada en un asunto que dio la vuelta al mundo.  (Foto: Getty Images)

Sarah Ferguson: ex esposa. En cuanto a su relación con su ex mujer, Sarah Ferguson, la pareja parecía tener un matrimonio feliz, tenían dos hijas. Ella se veía como la persona que podría modernizar a la familia real. Sin embargo, el duque tenía varios viajes debido a su carrera militar, esto ocasionó fracturas en el matrimonio.

Esto poco a poco hizo que se fueran distanciando y que Sarah fuera relacionada con otros hombres entre ellos el multimillonario Steve Wyatt. Se dice que ésta fue una de las razones principales por las cuales decidieron anunciar su separación el 19 de marzo de 1992. En ese mismo año se publicaron fotos comprometedores de la todavía Duquesa succionando los dedos de los pies de su asesor financiero, John Bryan. Cuatro años después de separarse, el 30 de mayo de 1996 se divorciaron.

En 2003, Richard Kay, en su columna para el diario Daily Mail, aseguró que el duque estaba a punto de casarse con la empresaria Amanda Staveley pero ella misma lo negó. Fue en mayo de 2010, cuando 1.3 millones de dólares en deudas llevaron a Sarah a ofrecer a su ex esposo como parte de un negocio, así fue sorprendida por la lente del periódico "News of the World" que capturó a la duquesa en video pidiéndole a un reportero que fingió ser el empresario hindú Mazher Mahmood, un total de 700 mil dólares con un adelanto de 40 mil en efectivo, a cambio de conocer a su ex esposo el príncipe Andrés. En 2011, Sarah declaró que sus varias de sus deudas desaparecieron gracias a su ex marido.

El duque ha sido relacionado con una serie de mujeres en los últimos años, pero ninguna de las relaciones ha perdurado. Las relaciones de "Fergie" también han fallado y por lo tanto todo vuelve a la relación entre ellos dos.

Todos estos escándalos y relaciones pusieron en riesgo su cargo de embajador comercial de Reino Unido que tenía desde 2001. El puesto del príncipe Andrés no es un cargo remunerado ni una responsabilidad oficial. El Duque no recibe un salario por su labor como enviado comercial, pero muchos le acusan de utilizar el puesto en su propio beneficio. Sus viajes en los últimos años costaron unos cinco millones de euros. Una cifra a la que habría que añadir los 300.000 euros anuales que Andrés recibe de la Reina y los sueldos del personal de servicio.

Algunos empresarios defienden el cargo del Príncipe ya que ha ayudado a crear empleo en otros países. En los últimos tres años, el duque ha completado unas 50 misiones comerciales. La mayoría con Bahrein, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos o a lugares más lejanos como Tailandia, Vietnam o Mongolia. Aunque la mayoría de los medios y algunos ministros quieren que deje el cargo, en Reino Unido no se le puede pedir a un miembro de la Casa Real que deje su puesto, el cargo de Andrés es honorífico.

Los tabloides británicos se han dedicado a perseguir a Andrés y a publicar cuanta cosas puedan. Gracias a todo eso la prensa ha comenzado a preguntarse hasta qué punto el Príncipe confunde su papel oficial de promotor de empresas británicas en el mundo con su propio beneficio personal. Por esto ha logrado ser un dolor de cabeza para su madre, tanto que la Reina le ha tenido que llamar la atención.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Emily Ratajkowski se enfada tras ser víctima del photoshop.
No te pierdas
×